Plantean Propuesta Para Disminuir la Letalidad del Cáncer de Ovario en México

Por Jaime Arizmendi

*Realizan foro “Sumando esfuerzos para mejorar el abordaje del Cáncer de Ovario en México” estableciendo recomendaciones para la mejora del panorama de dicho padecimiento.

Argonmexico / Ciudad de México, a 11 de octubre de 2022.- Se llevó a cabo en la Cámara de Diputados el foro “Sumando esfuerzos para mejorar el abordaje del Cáncer de Ovario en México” en colaboración con Salvati A.C., para visibilizar la enfermedad que tiene una alta letalidad en mujeres mexicanas de 15 a 59 años.

El evento contó con la participación de los diputados Éctor Jaime Ramírez Barba, Emmanuel Reyes Carmona, Cecilia Márquez Alkadef Cortés y Leticia Zepeda Martínez, así como la presencia de destacadas instituciones especializadas en cáncer: el Instituto Nacional de Cancerología, la Coordinación Oncológica Médica del IMSS con la preponderante intervención de Samuel Rivera Rivera, la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología A.C., el ISSSTE, la Fundación IMSS, el Centro Médico ABC y Centro de Investigación Económica y Presupuestaria.

Durante el encuentro, Salvati presentó su documento “El reto del cáncer de ovario en México” para discutir sobre el panorama de la enfermedad y señalar los principales desafíos que hay en materia de prevención, diagnóstico, así como atención oportuna en el país. Sobre todo porque, como indicó Isabelle Aloi-Timeus, fundadora de la asociación, la mortalidad está relacionada con que las pacientes no llegan a tiempo para recibir los tratamientos que existen y que pueden salvar sus vidas:

“El 75% de las pacientes con cáncer de ovario son diagnosticadas en etapas avanzadas de la enfermedad, lo que reduce sus posibilidades de supervivencia: sólo el 38% tienen probabilidades de vivir más allá de los cinco años tras ser diagnosticadas. Necesitamos actuar urgentemente. Debemos posicionar a este cáncer como prioridad de salud pública a través del trabajo entre pacientes, gobierno, legisladores, sociedad civil y grupos médicos”, comentó.

Además, en el encuentro destacaron que este padecimiento no solo tiene un alto costo en la vida de quienes la enfrentan, también ocasiona un impacto social: en lo económico, los tratamientos que llegan tarde con las pacientes representan una pérdida de inversión. Mientras que, en el ámbito psicosocial, hay muerte prematura de estas mujeres, discapacidad mientras el padecimiento está activo, interrupción de la productividad laboral, entre otros.

Por este motivo, es crucial contar con una guía que contribuya a entender el problema: “El documento es una herramienta para que la colaboración multisectorial sea posible. Pues no solo nos ayuda a entender la problemática, sino que plantea un objetivo en común y delimita las acciones sobre las que hay que trabajar para disminuir su letalidad”, mencionó Adela Ayensa, directora ejecutiva de la fundación.
De esta forma, se destacaron seis principales áreas de colaboración para hacer frente a los retos que plantea el cáncer de ovario en el país: posicionar esta enfermedad como prioridad de salud pública, realizar campañas de comunicación tanto a nivel nacional como interinstitucional en materia de prevención y diagnóstico temprano, promover la cultura de la previsión a través de las revisiones médicas rutinarias, fortalecer la educación médica continua del personal de salud del primer nivel e impulsar que las instituciones educativas actualicen los planes de estudio conforme a los avances científicos en materia oncológica.

El diputado Éctor Jaime Ramírez, quien también es médico cirujano, puntualizó que esta última área será de gran ayuda ante la falta de especificidad de los síntomas de este cáncer, que representa una de las principales dificultades para lograr un diagnóstico temprano:

“Lamentablemente el cáncer de ovario puede confundirse con otros padecimientos que son comunes en la población mexicana, como es el caso de la colitis. Por este motivo, debemos seguir fortaleciendo la especialización del personal de salud, con especial interés en el médico de primer contacto quien deberá detectar la sintomatología y referenciar con el especialista para el tratamiento oportuno; así como de las instituciones educativas a través de los planes de estudio”.

Finalmente, Éctor Jaime junto con los especialistas reconocieron que la información, educación y el presupuesto son las claves para disminuir la letalidad de la enfermedad en el país. Pues si se logran impulsar, se podrá garantizar que las mujeres acudan, cada vez con más frecuencia, a revisiones médicas para identificar datos de alarma y cambiar las bajas tasas de detección.

“Cualquier cáncer nos toma por sorpresa y cambia nuestra vida. Pero esto no tiene que llevarnos necesariamente a un final trágico si actuamos a tiempo. Necesitamos redoblar esfuerzos en los programas de prevención y diagnóstico temprano; mejorar la insuficiencia de servicios e infraestructura en nuestros hospitales, impactar en un sistema de salud que actualmente está fragmentado con desigualdades en el acceso a la atención alrededor de la república y la falta de capacitación médica”, mencionó el diputado.

Al término del foro se hizo un llamado a fortalecer en todo el territorio nacional la colaboración multisectorial y el presupuesto destinado a este tema para aplicar las seis recomendaciones que mejorarán la atención de las pacientes e incrementarán su sobrevivencia.