Política Al Margen

Por Jaime Arizmendi

*Vehículos Eléctricos, Posibles en México

*Litio, Sólo Asunto Nacional

Argonmexico / A darle, que es mole de olla… Nuestro país debe crear y desarrollar una cadena nacional para producir vehículos eléctricos, aprovechando el litio que tiene, con otros minerales como cobalto, níquel y grafito. “Sería un gran proyecto”. Un ‘cluster’ industrial estratégico puede ser el gran proyecto del Estado mexicano y de las instituciones de ciencia y tecnología.

Expertos nacionales en litio urgen ante diputados de Morena, PVEM y PT recopilar y sistematizar toda la información técnica y económica relacionada con dicho mineral en un documento que sirva de base para elaborar un plan estratégico nacional integral, de extracción, explotación y utilización de ese recurso natural limitado.

En el marco de la transición energética mundial, ese mineral no debe verse sólo como materia prima, como sucedió en el pasado con otros recursos naturales no renovables, sino como insumo para que México desarrolle productos con valor agregado: baterías de litio, para ponerse a la altura de los países productores de tecnología almacenadora de energía.

El conversatorio organizado por la Coordinación Temática de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación del Grupo Parlamentario de Morena, que encabeza la diputada María Eugenia Hernández Pérez, y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), por la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica, del Ejecutivo Federal, considera al litio como mineral estratégico de explotación exclusiva del Estado.

El morenista Manuel Rodríguez González, presidente de la Comisión de Energía, expone que la propuesta del Presidente de la República resulta trascendental en el marco de la transición energética, toda vez que en las próximas décadas los vehículos de combustión serán sustituidos por autos eléctricos que utilizan baterías de litio.

Aleida Alavez Ruiz, vicecoordinadora de la bancada de Morena, sostuvo que la iniciativa presidencial destaca la rectoría del Estado sobre los recursos energéticos y, en ese sentido, se pronunció a favor de que el control sobre ellos sirva para evitar saqueos.

Javier Joaquín López Casarín, diputado ecologista y presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, celebra la realización del conversatorio, porque abre las puertas a un debate extenso y profundo, al resaltar que México debe desarrollar tecnologías para extracción y procesamiento del litio, y crear nuevas tecnologías a base de litio.

La directora general del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla Roces, sostiene que el Estado tiene la obligación patriótica de proteger los bienes y recursos nacionales, por lo que respalda la iniciativa del Ejecutivo; “el litio mexicano debe resguardarse y reservarse como elemento estratégico para el beneficio de la nación entera”.

Ofrece la disposición del Conacyt para elaborar una legislación secundaria en materia de litio con los más altos estándares de cuidado socioambiental y de rigor científico y técnico.

Margarita García García, del PT, secretaria de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, se pronunció por prohibir sigan otorgando concesiones para exploración y extracción del mineral.

Y enfatiza que de aprobarse la iniciativa del Ejecutivo Federal se nacionalizará el litio, y será una empresa estatal la encargada de su explotación y comercialización.

La secretaria de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, María Eugenia Hernández Pérez de Morena, previno que la iniciativa busca romper con las políticas neoliberales que provocaron un deterioro en las empresas públicas del sector energético, como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Pemex.

Ese mineral no debe caer en manos de transnacionales, por ello, es importante nacionalizarlo. “El Estado mexicano no debe venderlo sólo como materia prima, sino producir tecnología y, así, dar un paso hacia la etapa de soberanía tecnológica, de la mano de la iniciativa privada y los centros de investigación”.

Judith Celina Tanori Córdova, también diputada de Morena, integrante de las comisiones de Energía, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, repuso que la iniciativa del Ejecutivo respetaría las concesiones otorgadas a las empresas privadas para la exploración, pero se debe asegurar que el mineral sea explotado por empresas estatales.

Julieta Torres González, del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica, previno que el principal uso del litio a nivel mundial es: para la creación de baterías, 71 por ciento; y para la elaboración de cerámicas y vidrios, 14 por ciento.

México sigue en etapa de exploración, no de producción ni de explotación; sin embargo, para tratar y procesar el litio se requiere mucha agua y energía; lo cual, sin duda, tiene un impacto ambiental que puede derivar en estrés hídrico y, ello, a su vez, tendría un impacto social.

En nuestro país existen 1.7 millones de toneladas de litio probadas, y 3.1 millones de toneladas probables, en los estados de Baja California, Sonora, San Luis Potosí y Zacatecas. En 2016, México exportó tres kilogramos de litio, por 658 dólares.

La investigadora Leticia Miriam Torres Guerra, egresada de la Universidad Autónoma de Nuevo León y de la Universidad de Aberdden, en Escocia, dijo a su vez que la producción de litio se hace en cuatro países: Australia, 60 por ciento; Chile, 19 puntos porcentuales; China, 9 por ciento; Argentina, 7 puntos. El restante 5 por ciento se hace en otros países, incluyendo México.

La extracción, purificación y comercialización del litio debe ser encabezada por una dirección y coordinación que puede integrar a la industria y a la academia.

Ambas científicas propusieron realizar una recopilación y sistematización de toda la información técnica y económica relacionada con el litio, en un documento que sirva de base para la elaboración de un plan nacional integral para la extracción, explotación y utilización de ese recurso natural, en el cual se considere el uso de electricidad limpia.

El investigador Ulises Cano Castillos, egresado de la UNAM y de la Universidad de Oxford, coincidió que México debe apostar al litio. “Hace falta coordinarnos e identificar dónde está el verdadero valor del litio, recurso natural, pero apenas es materia prima. Inicia una cadena de valor que puede ser muy importante para que México resuelva muchos de sus problemas económicos, ambientales, energéticos, etcétera”.

Alex Covarrubias Baldenebro, académico en el Colegio de Sonora, alerta que el mundo vive una triple transición: energética, de movilidad y conectividad, y de inteligencia artificial. En ese contexto, México debe apostar por proyectos de Estado que le permitan entrar al concierto de las naciones líderes en esa triple transición.

Con todo, crear y desarrollar una cadena nacional para la producción de vehículos eléctricos, aprovechando el litio que hay en el país, con otros minerales sería gran proyecto. “un ‘cluster’ industrial estratégico sería del Estado mexicano y de las instituciones de ciencia y tecnología. Cuando el amor es parejo, nomás un pujido se oye…