Mensaje de Apertura en el Foro Internacional de Innovación: Pandemia e Instituciones públicas.

Por Jaime Arizmendi

Argonmexico / Honorables miembros del Parlamento Alemán ¡buenos días, México! ¡Guten Tag, Deutschland! (¡buenas tardes, Alemania!)

Pocas veces en la historia, la humanidad ha estado expuesta a escala planetaria y en la misma época, a una crisis que atenta contra la vida humana de forma tan visible y directa. Sin embargo, por más devastadoras que sean, las crisis también son una gran oportunidad de renovación transformadora. De ahí que coincido plenamente con la vicepresidenta del parlamento alemán, la Señora Roth, en que la crisis por el Covid19, también ha dado lugar a una gran creatividad.

Durante más de un año, los parlamentos y gobiernos de todo el mundo, hemos tenido el reto de adaptarnos al contexto de pandemia, para seguir cumpliendo nuestro mandato de proteger los derechos y la integridad de las personas a quienes representamos. La adaptación se convirtió en un terreno fértil de inventiva y selección de opciones posibles, tomando ventaja del intercambio de conocimiento y desarrollo tecnológico existentes en el mundo. Nos confinamos, pero no nos aislamos. Una muestra de ello es que aquí estamos juntos.

Al ejecutar nuevas formas de funcionamiento, nos hemos cuestionado la sostenibilidad de las dinámicas de vida pública y privada del tiempo pre-pandemia Advertimos también que la agudeza de la situación, se ha debido a la persistencia de viejos problemas de desigualdad e inequidad social, y un insuficiente entendimiento de la relación que existe entre la preservación de la salud humana y la preservación de un medio ambiente estable. Todo esto nos lleva a tomar con seriedad la búsqueda de alternativas sostenibles para la época post-covid. Este foro es un esfuerzo claro en esa dirección.

Lo que es una realidad es que nuestros nuevos y viejos problemas no se pueden solucionar usando la misma forma de pensar que los creó.  Los legisladores y servidores públicos estamos ante un punto de inflexión y oportunidad de abordar los asuntos públicos urgentes, nacionales y globales, -como este de la pandemia- desde un enfoque de sostenibilidad, incluyente e innovador. Para salir exitosamente de nuestro actual desafío será necesario traer al centro de nuestro quehacer y gestiones la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

El foro al que hoy damos inicio refleja esa intención, y ha sido cuidadosamente diseñado para encauzar la innovación que se ha detonado en parlamentos e instituciones públicas a partir de la pandemia, en un enfoque de sostenibilidad.

Durante estos días de encuentro, tendremos una oportunidad única, y quizá la primera en el mundo, de colaborar con actores que han liderado la creación de ideas, soluciones y su ejecución, para mantener los parlamentos y las instituciones en pie.

Sabemos que las estrategias han sido variadas, tecnológicas y no tecnológicas, y que ellas abren posibilidades de nuevas formas de atención ciudadana y provisión de servicios públicos. De igual manera, es importante reconocer que la reorganización de la fuerza de trabajo que orilló la pandemia, es innovación, pero aún es necesario reflexionar y evaluar cómo estos modelos de trabajo han favorecido o no la calidad de vida de las personas, la productividad de las instituciones, e incluso al medio ambiente debido a una menor movilidad del transporte.

También, como consecuencia del confinamiento, la administración de la infraestructura física de nuestras instituciones ha tenido que adaptarse, y en ese proceso se han aprendido formas alternativas, y probablemente más sustentables del manejo de las edificaciones.  En todos estos temas tienen mucho que decir los servidores públicos, administrativos, legisladores, académicos y representantes de organizaciones, que han decido ser parte de los recorridos de aprendizaje de este foro.

Algo que nos ha enseñado la época actual es que no habrá un retorno al pasado, y que nuestra nueva normalidad será innovar en medio de escenarios impredecibles e inciertos. Estamos seguros que, de este foro, surgirán nuevas e interesantes estrategias que inspirarán las decisiones de legisladores y legisladores y servidores públicos, para responder a situaciones urgentes e inciertas. ¡Con mucho gusto estaremos atentos a los resultados!

¡Ahora, déjenme desearles a todos la mejor de la suerte en este viaje de colaboración, y conocimiento! ¡Bienvenidos y suerte!

Auf Wiedersehen (¡Hasta luego!).