¿Podrán Ahogar Millones de Pesos en Acueductos?

Por Jaime Arizmendi

*Senado Aportará Propuestas en 3 Meses; Monreal

Argonmexico / Cuando el río de la corrupción suena… Ante la expectativa de que la sequía que afecta al país disminuya con la temporada de ciclones, la indolencia oficial agudiza la crisis por falta del vital líquido al adoptar medidas erróneas que afectan más a los hogares. El caso de Baja California es aberrante cuando se suministra menos agua a la población, para “ahorrar energía eléctrica”.

Resulta que un diputado local panista, Diego Echevarría, fustigó con severidad la política adoptada por el gobierno anterior de cobrar legalmente a empresas el consumo y servicio del agua; luego salió con la falacia de que al Acueducto Río Colorado-Tijuana le urge mantenimiento, por lo que se le destinarán mil millones de pesos; cuando en realidad todavía tiene una vida útil de 100 años.

De mayor resonancia que el caso bajacaliforniano es el de la Zona Metropolitana de Monterrey, donde, a partir de mayo último, colonias enteras han carecido del vital líquido por semanas, mientras el gobernador de Nuevo León, Samuel García, acusa el desdén de los estados vecinos para auxiliar a los neoleoneses.

Tan grave es el asunto que en la “mañanera” de este lunes 18 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó un exhorto a los industriales del área conurbada regiomontana para que utilicen menos agua en sus procesos productivos, y así permitan que les llegue más a los pobladores de la Sultana del Norte.

Durante los primeros días de julio, vecinos de colonias del municipio mexiquense de Tlalnepantla emprendieron protestas por la falta del vital líquido; incluso terminaron por liarse a golpes; pero la autoridad municipal que encabeza Antonio Rodríguez Hurtado eludió presentarse ante la gente para explicar por qué se ha reducido la distribución de agua.

Y es que, ante la agudización de la escasez de agua potable, en urbes como Monterrey, NL; Tlalnepantla, Edomex; o Tijuana, BC, ciudadanos neoleoneses acusan que, mucha gente “sigue gastando demasiada agua en regar sus jardines y en cambiar constantemente la de sus albercas”.

Lo más grave radica en que frente a la situación de emergencia, las compras masivas de garrafones en las ciudades afectadas han desencadenado el abatimiento en tiendas, almacenes y en el marcado en general. En las tiendas de conveniencia no se venden garrafones de 20 litros para rellenar, sólo se intercambian vacíos por llenos cuyo precio iba de 45 a 48 pesos, y ahora cuestan 80 pesos o más.

Hay zonas donde los camiones sólo hacen el cambaceo; en negocios se venden botellas de un litro y los hay que racionan su venta a 2 litros por persona al día. En supermercados ya no se consiguen botellones de 5, 6 ó 10 litros, los estantes se ven vacíos, a veces hay empaques de 24 botellas de 500 mililitros. Aunque tienen límite por persona, se terminan en menos de una hora.

En diversas “mañaneras”, López Obrador ha expuesto que se apoya a los neoleoneses ya que, desde el gobierno anterior de esa entidad existe una inversión destinada a la presa ‘Libertad’, para abastecer de agua a la zona urbana regia, y se han transferido fuertes recursos al gobierno que encabeza Samuel García.

El Primer Mandatario propuso, “de manera respetuosa”, un acuerdo en Nuevo León, porque ante una situación de emergencia se debe priorizar y atender primero a la gente, no el agua para las empresas.

Para plantear el definir prioridades y buscar acuerdos, porque los empresarios ayudan si se les hace un planteamiento; por ejemplo, que se les deje de cobrar el agua a quienes tienen concesiones para uso excesivo de esta necesidad. O sea, si hay plantas de cualquier tipo que consumen mucha agua, que reduzcan su producción y destinen el agua a la gente.

“Si hay una planta cervecera que tiene otra planta en Veracruz o en Oaxaca, y allá hay agua, pues que ésta deje de producir a toda su capacidad, que le bajen, y que el agua la destinen al consumo de la gente, y que en las otras plantas aumenten la producción, por si tienen compromisos de entregar cerveza, ya sea a nivel nacional o en el extranjero.

“Y si nos solicitan a nosotros apoyo, estamos dispuestos a apoyar, porque van a bajar su consumo de agua, van a bajar su producción, les ayudamos en lo fiscal. Pero son decisiones que deben tomarse allá, nosotros no podemos intervenir, porque se trata de un estado libre, soberano, pero sí hay opciones, sí hay salida.

“Ellos saben quiénes son los que consumen más, saben perfectamente si son 10, 20, 30, 40, 50. Invitarlos a desayunar una machaca y decirles: ‘Te toca tanto y va a ser así, y siempre hemos contado con tu apoyo’, y ya nos dicen a nosotros en qué ayudamos y cooperamos.

“Pero hay que ver también lo que se está haciendo, buscar que en estos casos no haya politiquería, que son difíciles, y que todos ayuden. Nada de que ‘yo te apoyé para la campaña y a mí no me vas a tocar’, nada de que ‘no me estás dando dinero suficiente o no has cumplido con los convenios y ya vas a ver lo que va a suceder y cómo te va a ir’.

Para enfrentar esta problemática, el coordinador parlamentario de Morena en el Senado, Ricardo Monreal anunció que en tres meses desarrollará una estrategia en materia hídrica. El también presidente de la Junta de Coordinación Política reconoció que los sistemas de agua potable de estados y municipios, presentan deficiencias profundas que provocan fugas significativas.

La semana pasada visitó Tamaulipas y Coahuila, estados que, junto a Nuevo León, Zacatecas, Guanajuato y Querétaro, atraviesan una sequía catalogada como severa. “Los gobiernos de los municipios y los estados necesitan trabajar con la Federación para modernizar sus sistemas de agua y aprovechar al máximo este vital líquido”.

Sí, se debe estar de acuerdo con el senador Monreal, pero que ahora se intente destinar mil millones de pesos para darle mantenimiento al Acueducto Río Colorado-Tijuana que, cuando expertos rechazan que tal servicio sea necesario, “porque todavía tiene 100 años de vida útil”. Los acueductos que vos matáis, gozan de cabal salud…