Intervención de la Senadora Geovanna Bañuelos en la Reunión de la Junta de Coordinación Política. 

Por Jaime Arizmendi

Argonmexico / Sen. Geovanna Bañuelos de la Torre (GBT): Del Río Virgen es inocente.

Lo dijimos el pasado mes de diciembre y nos enorgullece el poder repetirlo hoy ante este órgano colegiado y ante la opinión pública, que a través de los medios de comunicación que están registrando este momento habrán de repetir este mensaje.

Del Río Virgen es inocente. Cumplió 6 meses encarcelado como preso político por caprichos personales, por la mezquindad de torcer la ley, por utilizar a las instituciones públicas, por judicializar la política.

¡Del Río Virgen es inocente!

Y en el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo nos da mucho gusto darle la bienvenida, nos da mucho gusto que podamos nuevamente gozar de ese profesionalismo que lo ha distinguido siempre, de esa calidez humana, y lamentamos profundamente que haya tenido que vivir esta experiencia, en la que no hay reparación del daño posible.

¿Quién le va a devolver esa Navidad a Del Río y a su familia? ¿Quién le va a devolver ese fin de año a Del Río y a su familia? Quién le va a devolver esos 6 meses a una familia inocente que estuvo peregrinando de oficina en oficina, de despacho en despacho, buscando quién le hiciera caso, quien atendiera el expediente, quien lo analizara y sostuviera lo que el senador Mancera ha dicho de manera reiterada, no hay un solo elemento de prueba para que José Manuel del Río Virgen esté privado de su libertad durante 6 meses.

Entonces, no hay manera de que podamos, o que el sistema mexicano pueda reparar ese dolor, esa pérdida, esa incertidumbre, pero debes y debemos nosotros demandar una disculpa pública.

Es lo menos que le deben a la honorabilidad de Del Río, a su familia; es lo menos que le deben a esta lamentable situación que vivimos también de manera institucional, Del Río, porque a fin de cuentas el debate se tornó en cuestiones de carácter político y en ocasiones hasta personal.

Y no la gravedad del asunto, y no el que este órgano colegiado hubiera decidido de manera libre el constituir una comisión que coadyuvara en la investigación de tu caso y en el de muchos otros ciudadanos, para que pudiera escucharse las voces de todas las mexicanas y mexicanos inocentes que hoy están purgando penas, que como bien comenta el senador Álvarez Icaza, lamentablemente es más del 40 por ciento de la población que está privada de su libertad.

Entonces, parece en principio que es un día de mucha alegría, que me enorgullece saberme parte de este órgano colegiado, que no cerró los ojos, que no cerró los oídos y que no cerró la boca ante la terrible injusticia que estabas viviendo.

Y que ojalá que esto que ha exhibido a nuestro pobre sistema de justicia en el país, sea el inicio de la corrección de lo que desde el ámbito legislativo nos corresponde, para que todas las personas que están en similares circunstancias a la tuya puedan obtener a la libertad su libertad.

Bienvenido José Manuel Del Río Virgen, bienvenido a tu espacio de trabajo, qué bien que lo haces como te mereces hacerlo, en el acompañamiento y en el cobijo de todos los grupos parlamentarios a los que asesoras, con el respeto de ellos, con la frente en alto y con la dignidad que tienes y que se te intentó arrebatar por más de medio año.

Y de verdad que estoy conmovida con tu reincorporación. Bienvenido.