“La Atención de la Depresión y la Ansiedad para la Prevención del Suicidio”

Por Jaime Arizmendi

-Fue en el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio

-Necesario, atender enfermedades mentales en niñas, niños y adolescentes: diputada Ana María Esquivel

Argonmexico / En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, las diputadas Ana María Esquivel Arrona y Saraí Núñez Cerón y el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba, del PAN, organizaron el foro virtual “La atención de la depresión y la ansiedad para la prevención del suicidio”. La diputada Ana María Esquivel Arrona dijo que la ansiedad es de las principales causas de discapacidad mental; las estadísticas señalan que más de 260 millones de personas sufren este trastorno. Niñas, niños, adolescentes son los principales afectados, y el suicidio es la tercera causa de muerte en este sector.

Es importante identificar, desde el núcleo familiar y social, los síntomas que ayuden a visualizar conductas que induzcan al suicidio, y tratar a la población que, a raíz del confinamiento por la pandemia, se ha visto más afectada. Pidió atender a niñas, niños y adolescentes para que puedan crecer física, mental y socialmente sanos y libres. El diputado Éctor Jaime Ramírez Barba comentó que la salud mental es muy importante, aunque, dijo, es un tema poco reconocido. Consideró que “como legisladores tenemos el compromiso de escuchar a los expertos y pensar qué cambios en la política pública y presupuestal se necesitan para atender esta problemática”.

Agregó que las enfermedades mentales pasaron del noveno al sexto lugar en mortalidad en las mujeres; la carga de esta situación se incrementa en niñas, niños y adolescentes de cinco a 14 años; en los hombres es la primera causa de suicidio y la población económicamente activa es la que más la padece. La diputada Saraí Núñez Cerón explicó que las enfermedades mentales tomaron fuerza en esta pandemia y se han convertido en una condición importante entre la población que sufre depresión y ansiedad. “Este foro fortalece el trabajo legislativo en la materia”, sostuvo.

Refirió que se presentará una iniciativa que atenderá este problema. El COVID-19 modificó el riesgo de salud mental, especialmente entre la juventud. El reto mayor es adaptar el sistema de salud a fin de enfrentar alteraciones psicosociales. “Hagamos equipo para atender el tema de salud mental”.

Entre 2020 y 2021, medio millón de suicidios

El director general de Estadísticas Sociodemográficas del INEGI, Edgar Vielma, informó que entre enero 2020 y marzo 2021 se reportaron medio millón de personas fallecidas por suicidio, principalmente jóvenes de 25 a 34 años; respecto de los adultos mayores, el índice de suicidios aumenta al acercarse a los 80 años. Mencionó que la población de 10 a 14 años utiliza el ahorcamiento para quitarse la vida, mientras que el envenenamiento lo utilizan más las mujeres de este rango de edad. Las entidades que más reportan casos de suicidio son Estado de México, Jalisco, Chihuahua, Aguascalientes, Quintana Roo y Yucatán.

Depresión, alcohol y drogas incrementan el riesgo de suicidio

El presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, Bernardo NG Solís, dijo que la depresión, el alcohol y las drogas son factores que ponen a los jóvenes en situación de riesgo para cometer suicidio. Agregó que la violencia en el hogar, que el padre o madre estén presos, el maltrato infantil y vivir en un entorno violento e inseguro, aumentan la probabilidad de atentar contra la vida.

Hablar del suicidio, paso importante para reducirlo

Arsenio Rosado Franco, director del Instituto de Salud Mental de Yucatán, consideró que hablar del suicidio en público y darle la importancia necesaria es el primer paso para reducir la mortalidad por esta circunstancia. Concluyó que el suicidio es prevenible y para cada situación en particular existen medidas que se pueden aplicar.

Capacitar al personal médico en la materia

El doctor Daniel Díaz, encargado del Centro Integral de Salud Mental de la Ciudad de México, mencionó que en los sistemas de atención hay un gran estigma para reportar el suicidio como causa de muerte. Ante esto, señaló, se debe trabajar con los modelos de intervención y revisar los recursos para poderlos aplicar. Se requiere capacitar al personal médico y al sector social a fin de no estigmatizar estas circunstancias y saber atenderlas.

Presentación de iniciativa

Los diputados hicieron comentarios sobre la iniciativa que presentaron ante al Pleno, que adiciona la fracción VIII Bis al artículo 73, la fracción IV al artículo 74 y la fracción IX al artículo 74 Bis de la Ley General de Salud, para establecer que la Secretaría de Salud y los gobiernos de las entidades federativas promocionarán programas de prevención del suicidio, mediante la atención, orientación e información hacia las personas que enfrenten factores de riesgo. La diputada Ana María Esquivel Arrona informó que la iniciativa tiene el objetivo de plasmar en la normatividad la necesidad de atender la depresión y ansiedad. Asimismo, busca subsanar una omisión de la ley y detonar programas y acciones específicos.

El diputado Éctor Jaime Ramírez Barba afirmó que la propuesta se enfoca en dar un instrumento legal necesario tanto al Gobierno Federal, instituciones de seguridad social o dependencias del Insabi para que se puedan atender las enfermedades mentales. La diputada Saraí Núñez Cerón refirió que la iniciativa establece las pautas para cubrir una crisis más de salud pública, en especial, en niñas, niños y adolescentes. Subrayó que en el país, 15 de cada 100 habitantes sufre depresión. “Es importante que colaboren las dependencias y entidades del sector para que se desarrollen programas de salud mental”.