Firma Ricardo Monreal Cuatro Compromisos Legislativos con la Comunidad LGBTIQ+

Por Jaime Arizmendi

*El senador adelanta que, antes de que termine el año, se aprobará la prohibición de las terapias de reconversión; se eliminará la expresión “preferencia sexual” para que sea “identidad de género”

Argonmexico / Para poder ampliar y profundizar el proceso de cambio en nuestro país, es necesario dar pasos decididos hacia una agenda progresista, que destierre la discriminación, la violencia y toda acción en contra de la comunidad LGBTIQ+, afirmó el senador Ricardo Monreal Ávila, quien se comprometió a impulsar cuatro compromisos en beneficio de ese sector.

Recordó que el marco normativo mexicano ya contiene algunas pautas como punto de partida, pero es necesario ampliarlas, profundizarlas y lograr que lo que se dice en la Ley, “se viva y sienta de manera tangible en el día a día de quienes aquí vivimos y transitamos”.

Durante un encuentro con liderazgos de la comunidad LGBTIQ+, quienes respaldaron al senador en sus intenciones de contender por la Presidencia de la República de 2024, Ricardo Monreal se comprometió a impulsar los pendientes de la agenda legislativa de la comunidad.

Adelantó que conversará con los coordinadores de los Grupos Parlamentarios para votar, antes de que concluya el año legislativo, el dictamen que busca prohibir las terapias de conversión.

Monreal Ávila dio a conocer que se impulsará una reforma constitucional que amplíe las categorías contenidas en el artículo 1° de la Carta Magna, de tal manera que deje de decir preferencia sexual e incluya los conceptos de orientación sexual, identidad de género y expresión de género.

Además, se presentará una iniciativa para reformar las leyes del IMSS, ISSSTE e INSABI, a fin de garantizar el acceso a la salud y la seguridad social a todas las parejas y todas las familias.

Lo que incluye a las parejas del mismo sexo, aunque se encuentren bajo la figura del concubinato, a las familias homoparentales y lesbomaternales, que merecen y requieren reconocimiento legal, protección del Estado y ser incluidas en la sociedad.

También se comprometió a establecer un enlace permanente entre la Junta de Coordinación Política del Senado y las organizaciones civiles de la comunidad LGBTIQ+, para construir una agenda conjunta de trabajo.

El legislador enfatizó que estás propuestas forman parte del Proyecto de Nación, inclusivo, constructivo e integral que impulsa rumbo al 2024.

El líder de la mayoría legislativa en el Senado subrayó la necesidad incorporar las experiencias y luchas de las personas lesbianas, gays, trans, intersex, no binarias y de género no normativo.

Dichas personas, agregó el senador, forman parte de uno de los movimientos fundamentales en la construcción del México moderno y que han sostenido la aspiración de una nación más digna, con justicia social y sin distinciones.

“Así, el México que construiremos, desde ahora y después del 2024, requiere que las personas LGBTIQ+ estén presentes y sean parte de la toma de decisiones que definan nuestro rumbo como nación”.

Reconoció que en la lucha de las personas que trabajan en favor de la diversidad sexual y de género, “se encuentra la vocación poderosísima de hacer un México mejor, en el que quepamos todas, todos y todes”.

“Y estoy convencido de que esta vocación, la de reconciliar a México cerrando las brechas de desigualdad y garantizando una vida digna para todas las personas, es la única que nos llevará a construir el país que merecemos”.

“Por eso asumo el compromiso total con ustedes, como representantes de construir una plataforma incluyente, para que logremos sacar adelante este programa, este proyecto, libre de prejuicios, libre de discriminación, libre de persecución, y para que la intolerancia sea sólo una cosa del pasado”.

A nombre de Reconciliación por México, movimiento que organizó el evento, Temístocles Villanueva, destacó que, a menos de dos años del proceso electoral de 2024, la pregunta que debemos hacernos no es quién sigue, sino qué sigue, por lo que es necesario crear un Proyecto de Nación que no sólo dé continuidad a la transformación, sino que la materialice en la vida de las personas, con cambios puntuales y mejoras tangibles.

Para mí y para muchas otras personas aquí reunidas resulta evidente que este proceso no puede ocurrir si no es por la vía del progresismo y la consolidación de los derechos que poco a poco hemos ganado.

No obstante, aclaró, en un proceso de esa magnitud se requieren todas las voces y experiencias, que se nutra del pluralismo y de reconocer que fortalecer a la democracia es también garantizar el derecho a disentir.

Porque el encuentro de opiniones, acotó, es la única vía para impulsar consensos duraderos, superar los viejos pactos de exclusión, violencia y discriminación, y generar un nuevo pacto incluyente y solidario, que ponga el progreso de México al frente y los derechos de las personas al centro.