Es la bolsa y la vida

La feligresía no piensa. Cree, siente, pero no piensa. Florestán

Argonmexico/En la actual crisis sanitaria y económica no existe opción, aunque algunos insistan en lo contrario: la vida es antes que la bolsa diciendo que de la crisis sanitaria se saldrá, pero de la económica no y que por eso hay que optar por la economía por encima de la vida.

Yo siempre he tenido claro que la vida es el valor supremo, el más preciado, pero ahora resulta que ante esta crisis quieren desplazarla por la economía como un bien superior.

Y en esta conclusión, siempre y cuando los muertos sean los de otros, veo una mayor aceptación en dos sectores: en los gobiernos y en algunos consorcios del gran capital que urgen abrir las líneas de producción sobre el riesgo de la muerte.

Yo he escuchado, porque lo escucho todos los días, al presidente Andrés Manuel López Obrador en su mensaje mañanero, hablar de la pandemia, y percibo que hay expresiones en las que da la impresión de haber amarrado eficacia de gobierno al aplanamiento de la curva de contagios, como si esto dependiera de decisiones oficiales y no de una realidad inexorable. Y se mueve del vamos muy bien y somos un ejemplo mundial, hasta, digo yo, que la realidad nos alcance.

Entiendo el dilema de algunos de optar entre vida y crisis económica, pero esa es una falsa disyuntiva. De nada servirá la opción económica ante un desastre humanitario y tampoco éste ante la recuperación financiera. Aquí no hay espacio para el mal menor, los dos son males mayores, anteponiendo, insisto, la vida a la bolsa.

Y es que de la crisis económica se sale, este un país profesional en superar crisis económicas, pero de la muerte no hay regreso, aunque en las marcas de muertes violentas, el nuestro sea también un país único en registros mundiales.

RETALES

1. MANGA. Dice la oposición que el as bajo la manga que tiene es impedir la mayoría calificada en la Permanente para convocar el martes al período extraordinario para aprobar la intervención del Ejecutivo en el redireccionamiento del Presupuesto de Egresos, iniciativa que deben dictaminar hoy para poder convocar a ese extraordinario;

2. NÚMEROS. Estamos hablando de que la Permanente la conforman 37 legisladores, que la mayoría calificada es de 25 y Morena y aliados suman 24, les falta uno. Son 13 de oposición. Pero en la reciente Ley de Amnistía en el Senado Ricardo Monreal logró los votos de dos opositores de MC, Patricia Mercado y José Ramón Enríquez, así que no veo problema para que sume a un opositor para citar al extraordinario. Él sabe cómo hacerlo;

y 3. DATOS. Ahora resulta que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dice que sí informó al presidente López Obrador de que el acuerdo BID-CMN, no iba a cargo del erario ni necesitaba aval del gobierno. Entonces, ¿qué provocó el malestar presidencial que reclamó el modito, y rechazó el aval y se dijo no enterado?

Nos vemos mañana, pero en privado