Beber Agua Ayuda a Prevención de Enfermedades Crónico Degenerativas

Por Elizabeth V. R.

En este fin de año evita bebidas ricas en azúcares y sodio

Argonmexico / Con seis a ocho vasos de agua al día se previene diabetes e hipertensión: especialista.

El agua natural forma parte vital de nuestro organismo, por lo que en esta temporada navideña, que debido a la emergencia sanitaria por COVID-19 se recomienda celebrar en el seno del hogar con las personas que habitan la misma casa, es importante evitar el consumo de bebidas azucaradas, energizantes y alcohólicas porque pueden ocasionar daños a la salud.

Beber agua natural tiene importantes propiedades y beneficios que favorecen a nuestro organismo; al respecto, la nutrióloga Guadalupe Ortiz Mar, adscrita al Hospital General de Zona No. 57 y el médico internista Eduardo Medina García, del Hospital General Regional No. 72, de la Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Estado de México Oriente, expresaron su opinión como especialistas.

El consumo de agua ayuda a la prevención de enfermedades crónico degenerativas y al bienestar general, pero debemos conocer en qué tipo de líquidos se debe basar la hidratación, para que las células y órganos funcionen de forma adecuada, manifestó la nutrióloga Ortiz Mar, quien agregó que desafortunadamente la mayoría de la población tiene ingesta excesiva de bebidas industrializadas ricas en azúcares y sodio.

Comentó que la Jarra del Buen Beber aporta la cantidad de agua que se debe consumir y señala las bebidas dañinas para el organismo:

Son seis los niveles que muestra la guía, en el primero, se considera que deben consumirse de 6 a 8 vasos de agua natural por día.

El nivel dos es de hasta dos vasos de leche semidescremada o bebidas de soya sin azúcar.

En el nivel tres aparece el café y el té, los que deben ser consumidos sin azúcar y con un límite de hasta cuatro vasos.

En el cuarto apartado aparecen las bebidas no calóricas con algún substituto de azúcar, el límite son dos vasos por día.

En el quinto nivel aparecen los jugos de frutas, leche entera, bebidas alcohólicas y deportivas, de los que sólo se recomienda medio vaso por día.

Y, en la cima, se encuentran los refrescos y las aguas de sabor artificial, de las que no se debería tomar ni un solo vaso.

A su vez, el médico internista Eduardo Medina García comentó que al beber las cantidades recomendables de agua, el hígado, los riñones y el sistema digestivo e inmunológico cumplen sus funciones, se lubrican las articulaciones y mejora la resistencia de los ligamentos.

“El agua actúa como protector, controla la temperatura, ayuda a mantener los niveles de acidez en el cuerpo y retarda el proceso de envejecimiento; por lo que no beber la cantidad suficiente de agua causa una serie de malestares, principalmente a nivel de riñón, y se manifiestan como dolor de cabeza, estreñimiento, fatiga, cambios de humor y molestias musculares”, concluyó.