Vivienda para Migrantes Dejará en el Olvido a los Mexicanos

Por Daniel Gómez trejo

Argonmexico / Pese a la buena fe que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,  ha expresado para apoyar a los migrantes al brindarles la oportunidad de empleo en maquiladoras al norte del país y una vivienda abandonada una vez que se hayan insertado en la sociedad mexicana, deja desprotegidos a sus compatriotas en esa materia.

De acuerdo a la diputada federal Mónica Almeida, el Presidente ha procurado satisfacer las demandas del su homónimo estadounidense sin atender las necesidades básicas reales de los mexicanos, situación que se exhibe en el Plan Nacional de Desarrollo en materia de vivienda, dónde sólo se contempla la reconstrucción en unas pocas regiones y no atiende el problema de raíz.

“Durante la discusión que hubo en el Pleno de la Cámara de Diputados para aprobar y mejorar el Plan Nacional de Desarrollo, hice la observación de que en este documento no establece una estrategia frontal para satisfacer la necesidad de los mexicanos en materia de vivienda, pues no cuenta con un diagnóstico, metas y objetivos que atiendan el rezago habitacional y promueva la adquisición de hogares para los mexicanos. Por el contrario, tan sólo menciona la reconstrucción y mejoramiento urbano de algunos lugares”, compartió.

De acuerdo a cifras oficiales del INEGI, 35.7 millones de mexicanos viven en situación de rezago habitacional y más de 2 millones en hacinamiento, por lo que el 31% de la población tiene rezago habitacional, un problema que afecta de gran forma al tejido social, que por décadas se ha desatendido y hoy no tiene rumbo ni planificación.

Social (CONEVAL) establece que en México existen más de cinco millones de viviendas abandonadas, ocasionado por falta de servicios públicos, mala ubicación de la casa con relación a los centros de trabajo, mala calidad y tamaño reducido de la vivienda, inseguridad, accesos complicados entre otros factores, los cuales  agravan aún más la situación orillando a que viviendas cercanas tomen ese patrón ocasionado por la vandalización y la inseguridad.

Por lo tanto, al observar el número de viviendas abandonadas que existen en el país, con la ejecución de un proyecto como el que plantea el ejecutivo federal, para el aprovechamiento y restauración de las viviendas abandonadas se podría atender al 14% de la población que tiene rezago habitacional en todo el país.

En ese sentido la también presidente de la Comisión de Marina señala que “Las prioridades deben ser para los Mexicanos, actualmente no existe claridad en el Plan Nacional de Desarrollo y en los programas presupuestales para hacer frente al rezago habitacional en México. Por lo tanto, antes de enfocar los esfuerzos en la población migrante, se debe atender a la población vulnerable en materia de vivienda y ejecutar acciones concretas, certeras y eficaces. Sin embargo, con esto no quiero animar a la xenofobía,  simplemente resaltar que para ayudar a otros primero debemos ayudarnos nosotros”, indicó.

En México, comprar una vivienda no es accesible para 73.6 millones de ciudadanos, pues se encuentran excluidos del mercado formal de vivienda, y son los que tienen ingresos menores a cinco salarios mínimos diarios, es decir 441.8 pesos, ya que, además, los créditos hipotecarios públicos y privados se otorgan a quienes reciben más de nueve mil pesos mensuales. Por lo tanto, generar soluciones de desarrollo económico es el primer paso para solucionar esta problemática, lo cual debe ser acompañado por programas y proyectos sensatos, puntualizó la legisladora.