Fisicoculturismo no es Culpable de Muerte de Influencer

Por Fernando López

*Negligencia Médica, o prácticas de inexpertos

CxuNews / La joven influencer Odalis Santos, de 20 años de edad, quien falleció mientras realizaban un procedimiento dermatológico denominado “Mira Dry” para eliminar la sudoración excesiva en el área de las axilas, en una clínica en Guadalajara, Jalisco, carecía de una explicación profunda profesional de los riesgos que implicaba además de la presunta negligencia e inexperiencia médica o prácticas de seudo galenos.

En entrevista, Oscar Osmar Torres Hernández, fisicoculturista, asesor jurídico de la NABBA- Asociación Nacional de Fisicoculturistas Amateur, y perito en criminalística en la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, expone su opinión del lamentable suceso que costó la vida de la joven quien acudió a la clínica Skin Piel Wellness Center que la contrató para promocionar la marca.

Destaca lo peligroso que es  someterse a cualquier procedimiento o intervención quirúrgica sin tener la seguridad de que quien la realizará es un médico con el conocimiento pleno, con la ética y calidad moral profesional plena, porque de haber sido así habría considerado y hecho ver el riesgo de llevarla  a cabo, “por no creerlo adecuado en ese momento y debería hacerlo saber al paciente”.

El médico es la persona que tiene el conocimiento de las consecuencias que conlleva, pero en el caso de no haberse tratado de un galeno profesional el que evaluará la situación, “se estaría hablando de otra responsabilidad”.

“Si, bien dentro del fisicoculturismo existe una gran cantidad de personas mal informadas que no cuentan con la preparación para asesorar a un paciente, o existen entrenadores todólogos, cuando bien se debería tener un equipo multidisciplinario como el entrenador deportivo, nutriólogo especializado, Endocrinólogo, Cardiólogos, entre otras áreas”, agrega.

Asimismo, señala que también es verdad que las clínicas que ofrecen procedimientos para mejorar cuestiones estéticas han ido en crecimiento y no cuentan con el personal preparado, capacitado o bien, que cuentan con un título profesional en algún área de Ciencias de la salud. Al igual que el equipo que ayude a solucionar consecuencias de los procedimientos y esté bien capacitado para subsanar problemas, antes durante y después de los mismos.

De igual forma, el personal no tiene conocimiento de efectos secundarios sobre los medicamentos y cómo responder si así ocurriera, acotó el perito Torres Hernández.

Dentro del ámbito Legal, añade, se deberá considerar las condiciones generales y particulares en los que está realizando su trabajo el establecimiento, acreditar también la preparación con la que cuenta el personal, si es la adecuada para realizar el procedimiento y de qué manera utilizó su conocimiento, es decir si empleo el conocimiento necesario.

De acuerdo a los estudios técnicos-científicos que realice por su parte la Fiscalía con su equipo de Peritos en diversas áreas como: Fotografía, Criminalística, Medicina Forense, Química, Toxicología entre otras, se obtendrán los resultados de manera interdisciplinaria, “se debe realizar un estudio minucioso del lugar, así como también el estudio del cuerpo, tomando muestras que ayuden a esclarecer el hecho”.

Si bien en los diferentes  medios se ha manejado que se suministraba suplementos alimenticios así como anabólicos esteroides, dependerá de la toxicodinamia y toxicocinetica de los mismos para poder involucrarlos en la causa de la muerte, es decir,  saber de qué manera  actúan  dentro del cuerpo, cuáles son sus efectos.

Al igual primeramente  si existe dicha sustancia en el organismo en ese momento  o si es lo suficientemente influyente para que fueran quien ocasionaron la muerte o más que bien fue consecuencia de medicamentos tales como la anestesia u algún otro medicamento que el establecimiento ocupó para realizar el procedimiento.

Sin ir tan a fondo en el Fisicoculturismo, el experto resaltó que existe un periodo conocido  como depletación, misma etapa por la cual había pasado la atleta en la cual está involucrada la pérdida de grasa y agua del cuerpo.

“Es decir, nuestro cuerpo es más vulnerable por lo que por obvias razones es peligroso  someterse a algún procedimiento y que un médico tendría el conocimiento  sobre esto y por ética y moral profesional le impediría a realizar  esa labor por no creerlo adecuado en ese momento y debería hacerlo saber al paciente ya que es la persona que tiene el conocimiento de las consecuencias que conlleva en el caso de no ser un médico el que evaluará la situación, se estaría hablando de otra responsabilidad”.

Evaluar si la persona quien lo realiza no es experta en un área  de la salud al igual que el establecimiento tienes su responsabilidad, ya que es quien contrata de acuerdo a los requerimientos que se necesitan en sus labores. Hay que tener esto en cuenta para que no vuelva a suceder una desgracia como esta, concluyó.