Desafío Impulsar Siembra de Cacao en Tabasco, Albergará la Refinería Dos Bocas

* Este 2 de septiembre se festejó por vez primera el “Día Nacional del Cacao y el Chocolate” en el país, luego de su aprobación en el Senado de la República en abril del año pasado

Por José Luna

Argonmexico / En la Cámara Alta, durante tres días de la semana que culmina, se impartieron conferencias, muestras gastronómicas así como catas de cacao, de cerámica, y diversas artesanías, y no obstante a que hace pocas semanas dieron inicio las obras de la refinería de Dos Bocas en la tierra natal del presidente Andrés Manuel López Obrador. A nivel nacional Pemex opera seis refinerías que son capaces de procesar 1,6 millones de barriles diarios, pero operan apenas al 30 por ciento por falta de inversión.

Dos temas aparentemente distintos, pero en realidad comunes puesto que campesinos tabasqueños abandonaron por cierto tiempo la siembra, cosecha y producción de cacao para buscar mejores ingresos mediante empleos vinculados a la industria petroquímica, debido a la baja rentabilidad. Pero ahora han asumido nuevamente el reto de volver a la siembra, cosecha y comercialización de la semilla y a procesarla para elaboración de riquísimos chocolates y sus derivados.

Tabasco es el primer exportador a Europa y se encarga del 68 por ciento del volumen nacional de este producto, comenta el senador Ovidio Salvador Peralta Suárez. De acuerdo con el gobierno estatal, en esta entidad existen alrededor de 30 mil productores, 40 empresas agroindustriales y una producción de 17 mil 430 toneladas anualmente. De acuerdo a los registros de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), son 53 mil productores a nivel nacional, considerando específicamente a los de Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

María del Carmen Barranco indica que los pequeños productores participantes en esta muestra cacaotera provienen de la región de La Chontalpa,

La Chontalpa es una de las cinco subregiones (La Chontalpa, el Centro, la Sierra, los Ríos y los Pantanos) productivas en las que se divide aquella entidad; su nombre deriva del grupo étnico chontal de Tabasco, debido a que este se asienta en el área.

Esta subregión se encuentra dentro de la región hidrográfica del río Grijalva, a la que también pertenecen el Centro y la Sierra. Su superficie es de 7 606.09km², lo que representa el 31.08 por ciento del total del estado; y su población, según cifras del INEGI era de 714 mil 613 habitantes en el año 2000, es decir, el 37.82 por ciento de la población total de la entidad.

Está conformada por cinco municipios, los más occidentales del estado: Cárdenas, Comalcalco, Cunduacán, Huimanguillo y Paraíso, aunque en algunos textos, en los que se sigue considerando la anterior división del estado en cuatro subregiones (no existía la subregión de los Pantanos) se incluyen los municipios de Nacajuca y Jalpa de Méndez, que se consideran pertenecientes a la subregión del Centro.

Excelentes promotoras del producto derivado del cacao resultaron Lucía Magaña Baltazar, con su marca Vejjel Chocolate; Ma. del Rosario Prudencio Bautista, maestra en la Escuela de Cerámica de la “Madre Muriel” y representante de la Asociación Sociocultural de las Zonas Rurales de Tabasco, AC; Martha Elena Luna Aguilera, con su marca de deliciosos chocolates “ZERY”; al igual que las prendas de tela elaboradas por doña Ana María Bartola Fías de la O “Artesanías Bartolita”, la firma de la microempresaria.

Comalcalco tiene gran parte de esa superficie de producción de cacao, comenta María del Carmen Barranco. “Hacemos un trabajo de diferencias de cacao obtenido de varias comunidades, para promoverlo con los chocolateros porque los perfiles de sabor y aroma,…cada chocolatero puede utilizarlos a gusto de toda la gente”.

Destaca igualmente que la entidad tabasqueña aporta unas 17 mil toneladas anuales, “son buenas cosechas,… es poco a diferencia de lo que consume la industria, que son como 120 mil toneladas al año. La mayor parte de productos derivados del cacao que consumimos los mexicanos proviene de la importación”, pero hace énfasis al señalar lo que los expertos saben: que el producto nacional es superior en calidad y sabor.

Es sólo cuestión de tiempo saber si los cacaoteros pasará el reto o serán superados por el auge petrolífero con la refinería Dos Bocas de la cual el Primer Mandatario argumenta que es necesaria para romper con la dependencia que supone importar casi 70 por ciento de la gasolina que consume el país y que será una palanca de crecimiento para el sur del territorio nacional, la región más pobre del país.

“Ya es el tiempo del sureste en beneficio de todos, acá están los recursos naturales, acá está el petróleo”, puntualizó el mandatario que calificó la construcción de la refinería como un “acto de justicia” con la región del sur-sureste mexicana.

El cacao es un regalo de México al mundo; el cacao es un elemento esencial de la gastronomía mexicana y tiene una conexión inalienable con la cultura de nuestro país. La producción de este grano se concentra precisamente en mi estado, en Tabasco, que junto con Chiapas aportan el 98 por ciento de la producción total, sostuvo la senadora Soraya Pérez Munguía (PRI) para referirse a los productores en el Día Internacional del Cacao y Chocolate, durante la sesión ordinaria del jueves 5 de septiembre.