Exige GPPRD a Amlo Mucho más que Actitudes Tibias y de Subordinación ante Trump

Por Daniel Gómez Trejo

*En voz de Mónica Bautista Rodríguez advirtió que nuestro país se encamina a una crisis humanitaria ante una migración imparable

*Al votar reformas a la Ley de Migración, demandó retomar valores históricos como trato digno, respetuoso, solidario y humanista

Argonmexico / Al pronunciarse a favor del respeto absoluto a los Derechos Humanos de la migrantes que buscan ingresar a Estados Unidos por territorio mexicano, la diputada Mónica Bautista Rodríguez cuestionó las actitudes tibias y de supuesta prudencia diplomática del actual gobierno federal porque, más que un valor, son signo de dependencia y subordinación ante la administración de Donald Trump.

La legisladora perredista dijo lo anterior durante la discusión y votación del proyecto de decreto por el que se reforman diversos artículos de la Ley de Migración en la sesión de hoy de la Cámara de Diputados, en la cual advirtió que México camina a pasos agigantados hacia una crisis humanitaria de migrantes.

Consideró que la aprobación de esta reforma, llegada a esta Cámara como minuta de la Cámara de Senadores, es un acto de justicia a favor de los migrantes extranjeros sujetos a procedimientos administrativos para su legal estancia en el país, pero sólo es un pequeño paso.

Alertó sobre el hecho de que nuestro país no podrá detener la migración proveniente de naciones como las centroamericanas ni las originadas en las propias entidades de la República Mexicana simple y sencillamente porque el salario en Estados Unidos es 11 veces mayor que el mínimo nacional y porque es altamente atractivo para quienes huyen de la miseria, la violencia, la desigualdad, conflictos terribles y muchos otros males sociales en sus regiones.

Lamentó que a su paso por territorio nacional, estas personas hayan quedado vergonzosamente en las sombras debido a los abusos, maltratos, trata, robos, violencia y secuestros, por lo que a nombre del GPPRD exigió al Estado Mexicano retomar valores históricos en materia de migración.

Mencionó entre ellos la dignidad, el respeto, la solidaridad y el aprecio al ser humano, y no actitudes inhumanas que dejan a los migrantes a la deriva y en franca vulnerabilidad y zozobra.

“Los parlamentarios y parlamentarias del PRD están en favor del respeto cabal de los derechos humanos de los migrantes. No podemos ser incongruentes y pedir un trato justo a los mexicanos que migran al extranjero y, aquí en nuestra tierra, violar los derechos humanos de los migrantes extranjeros”, señaló.

Demandó a las autoridades mexicanas respetar el derecho de los migrantes a transitar por territorio nacional y a quedarse en nuestro país si ésa fuera su voluntad, siempre en apego a las leyes, en particular la de Migración.

Se pronunció por la recuperación del prestigio de México como país solidario y respetuoso de los Derechos Humanos de los migrantes y protector de las y los perseguidos políticos, tal como lo hizo con las y los españoles perseguidor por el dictador Francisco Franco y los chilenos víctimas de las atrocidades del gobierno de Augusto Pinochet.

Además, destacó la importante contribución económica que los 13 millones de trabajadores connacionales residentes en el extranjero –principalmente Estados Unidos- hacen a México, como en 2018, cuando aportaron 33 mil millones de dólares, y como en 2019, cuando se espera una remesa total de 35 mil millones de dólares, cantidades ambas superiores a los 26 mil millones de dólares ingresados por venta de petróleo, según datos de la ONU y del Banco Mundial.

“En síntesis, la reforma a la Ley de Migración que hoy podría aprobarse, y por las cuales el Grupo Parlamentario votará a favor, son una pequeña parte del tratamiento que debe darse al grave problema humanitario de la migración que pasa por el corredor México-Estados Unidos. Este problema no se podrá resolver con las actitudes tibias y de supuesta prudencia diplomática que ha adoptado el Gobierno de México actual”, reiteró.