En las entrañas del Cártel de Sinaloa: la DEA reveló quién es quién en la organización criminal que lideró “El Chapo”

Por Jaime Arizmendi

Argonméxico /Ciudad de México.Sin embargo, fuentes anónimas al interior de la organización delictiva, aseguran que la banda no tiene un líder único, sino que está formada por familias y grupos.

Desde los años ochenta y hasta inicios de esta década, el Cártel de Sinaloa (CDS) dominó el negocio de la venta y el trasiego de drogas hacia los Estados Unidos, por lo que la captura de sus líderes se volvió una prioridad para Washington.

Es por eso que, en 10 años, la Unión Americana ha emitido 21 organigramas sobre la organización de Sinaloa, en los que ha señalado a líderes, asociados y jefes de plaza.

El periódico Reforma reveló que fuentes al interior de la organización que lideró Joaquín“El Chapo” Guzmán, aseguran que el concepto de cártel fue creado por la Administración para el Control de Drogas (​DEA, por sus siglas en inglés) y que en realidad, la banda no tiene un líder único, sino que está formada por familias y grupos.

Por su parte, el Departamento del Tesoro de la Unión Americana también ha vinculado a decenas de personas, familias y empresas con el Cártel de Sinaloa.

Los líderes

En diciembre de 2009, las autoridades estadounidenses identificaron a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo”, Ismael Zambada “El Mayo” e Ignacio Coronel Villarreal, como líderes del Cártel de Sinaloa.

Dos años antes, la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos identificó una red financiera liderada por Ismael “El Mayo” Zambada, que incluía a varios miembros de su familia y empresas ubicadas en Culiacán, Sinaloa.

Además, ligaron con la agrupación a dos empresas mexicanas ubicadas en Jalisco y otras dos de Bogotá, Colombia.

Fuentes consultadas por Reforma y quienes solicitaron anonimato, explicaron que el Cártel no es una sola familia y tampoco una organización como los gobiernos de México y Estados Unidos los han señalado.

Explicaron que la organización se conforma por distintos grupos: el de Ismael Zambada García, el de Rafael Caro Quintero, el de los hijos de “El Chapo”, la familia Cázares Salazar, entre otros.

En mayo de 2012, el gobierno estadounidense incluyó a Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo”, como lugartenientes clave del Cártel de Sinaloa.

Jefes de plaza

Reforma señala que de acuerdo con el reporte del gobierno de la Unión Americana, en 2013 el Cártel de Sinaloa tenía operaciones en Baja California, lideradas por jefes de plaza en las ciudades fronterizas de Mexicali y San Luis Río Colorado.

Mientras que en el Estado de Sonora, identificó a los líderes de Sonoyta, Nogales y Agua Prieta, también en la frontera, además de Caborca, Altar y Cananea, pero no trascendieron los nombres.

Luego de la tercera captura de “El Chapo” Guzmán en enero de 2016, el gobierno de los Estados Unidos situó a Ismael “El Mayo” Zambada como el líder del cártel.

El Cártel de “El Chapo”

El fallido operativo para detener a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en la ciudad de Culiacán el pasado 17 de octubre, puso en evidencia la falta de una estrategia efectiva del gobierno federal para combatir al crimen organizado, pero también, que el Cártel de Sinaloa no estaba muerto, como algunos consideraban.

El cártel que fuera comandado por Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo” e Ismael “El Mayo” Zambada, ha sobrevivido a los embates de sus enemigos y a la persecución de sus líderes e incluso al encarcelamiento de “El Chapo”; hechos que no ha minado el poderío de esta agrupación que desde los años 80 y hasta inicios de esta década, era considerada la más importante de México e incluso, del mundo.

El crecimiento del Cártel de Sinaloa (CDS) o Cártel del Pacífico, comenzó a partir de la década de los 80, pero fue a raíz de la captura de Héctor “El Güero” Palma que Joaquín “El Chapo” Guzmán impulsó el desarrollo de la organización que llegó a considerarse el cártel de drogas más poderoso del mundo.

En 25 años, Guzmán Loera introdujo a Estados Unidos alrededor de 200 toneladas de cocaína, lo que le habría generado más de 14.000 millones de dólares (USD) de ganancia.

Desde Culiacán extendió sus operaciones a 54 países de los cinco continentes. De acuerdo con las autoridades estadounidenses, tiene la capacidad de mover hasta 2 toneladas de cocaína y 10.000 de marihuana al mes, además de que también produce y distribuye metanfetaminas y heroína.

Pese a la captura de Joaquín “El Chapo Guzmán” y a su sentencia a cadena perpetua en los Estados Unidos, el poderío del Cártel de Sinaloa no ha sido disminuido, ya que aunque surgieron cruentas disputas por el liderazgo de la organización, quedó en manos del capo Ismael “El Mayo” Zambada y de al menos tres de los hijos de Joaquín Guzmán Loera: Iván Archivaldo Guzmán, Alfredo Guzmán y Ovidio Guzmán López, conocidos como “Los Chapitos”.

Lejos de perder poder, el de Sinaloa fue uno de los cárteles que se fortalecieron en el sexenio de Enrique Peña Nieto y ahora, la agrupación domina la producción de metanfetaminas y fentanilo, droga que está considerada como 50 veces más potente que la heroína.