Alarma Crisis en Industria Automotriz tras Pandemia

Por Leslie González

*Escases de autos nuevos prolonga por meses las entregas *Pega carencial sector de refacciones

Argonmexico / Luego de la pandemia causada por el SARS-Cov-2 en el mundo, la industria automotriz en México se ve duramente golpeada, y sus efectos dejan sin vehículo a los nuevos compradores durante meses.

Peor aún, aparte de que miles de personas no logran estrenar camionetas o autos como es su deseo, muchos otros padecen al tener detenidos sus automotores por la falta de refacciones y otras piezas vehiculares que se han agotado en las bodegas de las agencias automotrices.

Un caso inquietante le sucedió a un ciudadano de Hermosillo, Sonora, cuya camioneta tipo Captiva modelo 2022, de la General Motors adquirida en la agencia Grupos Super Autos, a quien le chocaron su auto y al intentar reparar los daños le indicaron que no contaban con la puerta de repuesto de la unidad y no había fecha de entrega; que al menos tardarían de seis hasta un año para resolver su asunto.

De la propia agencia lo mandaron a un taller de carrocería que les proporciona los servicios directamente a la distribuidora automotriz, pero le indicaron que como es vehículo de modelo reciente no hay piezas como la puerta y otros accesorios que requieren ser remplazados.

Le indicaron que sus refacciones tardarán en surtirse hasta 6 meses y otra serie de argumentos que definitivamente demuestran un pésimo servicio en general y de orientación, lo cual refleja que igualmente les provocará graves daños económicos a los propietarios víctimas de un percance vial semejantes al utilizado por el quejoso para atender asuntos en rutas de trabajo y transporte de personal de una empresa local.

“Es una irresponsabilidad muy grande por parte de esta empresa al vender vehículos y no contar con piezas de repuesto en casos de accidentes como el sucedido en este caso”, apuntó el infortunado cliente.

Sin ocultar gran frustración, hizo un llamado a la Profeco y a las autoridades correspondientes a revisar esta situación en las distribuidoras automotrices, asimismo invitó al público en general a investigar y cerciorarse bien en el tema antes de adquirir un automóvil de modelo reciente para evitar este tipo de fraudes y posibles daños que pudieran sufrir a consecuencia de lo que considera es una irresponsabilidad de las agencias automotrices por no advertir de la situación global.

Casos como el referido, confirma que la industria automotriz hace frente a cuatro grandes retos a nivel mundial: la persistencia y profundidad de la crisis en materia de producción de semiconductores, que está afectando el sector; la carencia de inventario; el contrabando de autos usados y una baja demanda en el mercado interno.

El 2022 está siendo otro año complicado en materia de ventas, producción y exportación. Y es que, si bien el impacto de la pandemia de la COVID-19 será mucho menor que en 2020 y 2021, las armadoras y los distribuidores enfrentan esos grandes retos que frenan la recuperación del sector.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) redujo nuevamente su pronóstico de crecimiento para el 2021 y 2022 en materia de ventas. Ahora, el organismo empresarial estima un avance de 8.4% (un millón 91 mil 266 unidades comercializadas) y 5.9% (un millón 91 mil 266 unidades), respectivamente, muy lejos de los 1.3 millones de unidades vendidas en 2019, cifra que no se espera alcanzar sino hasta 2024.

“La venta de vehículos ligeros, en octubre pasado, sufrió un retroceso de 9.1% respecto al mismo mes de 2020; todos los segmentos, excepto camiones pesados y usos múltiples, cayeron. Estamos enfrentando la cuarta tasa negativa en el año, lo que ha afectado los resultados del periodo enero-octubre”, resaltó.