Rinden Litigantes Homenaje Póstumo al Dr Jorge Miguel Aldana Ibarra

Por José Luna

*Ejemplar carrera del ex director de Interpol Mexico, fallecido el pasado 17 de octubre; encabezó la “Operación Leyenda”, la del mayor decomiso de drogas en la historia, causante de controversia con gobierno de Estados Unidos

CxuNews / El presidente de la Asociación de Abogados Litigantes de la República Mexicana,

Manuel Alfonso Lobato, y el gremio que la integra así como familiares e incondicionales amistades del Dr Jorge Miguel Aldana Ibarra, celebraron sentido homenaje póstumo en su honor y quien a la edad de 76 años dejó este plano a consecuencia de un paro cardiaco, en el Centro Médico Nacional, donde era atendido.

A la ceremonia convocada por el licenciado Alfonso Lobato se dieron cita la también litigante Sandra Corona, Viuda de Aldana, acompañada de Erika y Miguel Aldana, hijos del homenajeado así como distinguidos asistentes como el magistrado Julio César Meza Martínez; licenciado Mario Uribe, secretario general del sindicato del SAT y de la SHCP, “fue mi padrino de velación”;  el actuario Jorge Arévalo,  del Juzgado 42 de lo Familiar; coronel Fernando Aguilar Angeles.

En representación de Fernando Miguel Mira, secretario general de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, acudió Refugio Torres Aguirre, secretaria del Exterior; igual los abogados Marco Antonio Basurto, Jorge Avendaño, entre muchos más congregados.

Discursos de elogio varios hacia el aprendiz, hermano grado 33, maestro masón, cuyo tesoro más grande según señalaron fueron siempre sus compañeros comandantes y colegas en amplio trayecto por distintas dependencias gubernamentales.

Tocó el turno al maestro Javier Ibarra Ríos de dar una semblanza del Dr Jorge Miguiel Aldana Ibarra, la cual reproducimos integramente:

“Primero que nada muchas gracias Lic. Manuel Alfonso Lobato por invitarme y darme la oportunidad de expresar algunas palabras sobre la vida y pensamiento del homenajeado. Pero para hacerlo considero importante presentarme brevemente con Ustedes diciéndoles que me encuentro hoy aquí con la representación de la familia Ibarra.

El de la voz es hijo de uno de los ocho hermanos Ibarra Herrera, primos hermanos del homenajeado, de quienes particularmente me gustaría nombrar al Lic. Manuel Ibarra Herrera, “El Chato” , como muchos lo conocieron quien entre otros cargos fue Oficial Mayor de Gobernación y Director General de la Policía Judicial Federal en el tiempo en que el Dr. Aldana Ibarra laboró también en la PGR, y sobrino de una igualmente familiar política del Dr. Jorge Miguel Aldana Ibarra, la Lic. Victoria Adato Green Viuda de Ibarra (ex Procuradora de Justicia del Distrito Federal y ex Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación).

“Con esto lo que quiero resaltar es que soy sobrino del homenajeado y cercano colaborador en la Confederación Nacional en Seguridad y Justicia de México AC, organización que el Dr. Comandante Jorge Miguel Aldana Ibarra presidió hasta su último suspiro, ocupando en un principio el cargo de Subsecretario General de Delegaciones y Proyectos y posteriormente la Vicepresidencia del Consejo Ejecutivo Nacional.

El comandante y Dr. Jorge Miguel Aldana Ibarra, a quien hoy recordamos aquí con gran cariño y respeto, fue conocido en el medio de seguridad y justicia como “La Leyenda Viviente”. De manera sintética no limitativa haré un breve recuento de su destacada trayectoria tanto en el sector gubernamental como en el privado.

Como funcionario público se desempeñó entre otros cargos como Jefe de Oficina de Vigilancia e Investigaciones Médicas (IMSS), Agente del Área de Servicios Especiales de la Dir Gral de Policía y Tránsito (DDF); agente de la Dir Gral de Prevención y Readaptación Social (Segob), Inspector de la Dir Gral de Servicios Migratorios (Segob); Coordinador de Investigaciones de la Subdirección Administrativa del ISSSTE; asesor de la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales (Segob).

Coordinador General Administrativo y Operativo de la Dirección Federal de Seguridad (DFS); 2º Comandante de la Policía Judicial Federal (PGR) y finalmente en durante el sexenio del presidente Miguel de la Madrid Hurtado, de 1982 a 1985, se desempeñó como 1er. Comandante de la Policía Judicial Federal; Director de la Oficina Mexicana de Interpol y Comisionado para el Combate al Narcotráfico, implementando la “Operación Pacífico”.

Los objetivos que guiaron el actuar del Dr. Jorge Miguel Aldana Ibarra como cabeza de la “Operación Pacífico” fueron la protección de la Salud Pública, la defensa de la Seguridad Nacional, demostrar, con hechos, que el combate al narcotráfico era posible y brindar resultados que contribuyeran a lograr los planes del Gobierno Mexicano en materia del combate al narcotráfico y delincuencia organizada y enviar así las señales correctas al mundo de las reales intenciones de nuestro país por reducir, si no es que erradicar, la influencia que los poderosos señores de la droga tenían al debilitar y afectar sus estructuras financieras, organizacionales y vínculos internacionales.

La “Operación Pacífico” fue el antecedente en el cual se basó la creación en 1993 del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas (INCD), dependiente de la PGR.

Fue en el marco de esa operación que el Dr Aldana Ibarra dio el 9 de noviembre de 1984 el golpe más grande en el mundo al narcotráfico al asegurar en el estado de Chihuahua más de 30 mil toneladas de droga (remanente de un total de 50 mil toneladas totales) en un rancho llamado “El Búfalo”.

Esta cantidad increíble de droga que se dio como resultado de la unificación de al menos 114 bandas de México, Centro y Sudamérica, que pretendían realizar un envío masivo de droga a los Estados Unidos. Este inaudito y espectacular golpe récord al narcotráfico fue en su momento acallado y ocultado por el Gobierno mexicano por mucho tiempo, propagando falsas versiones entre los medios de comunicación de que había habido una lamentable confusión por parte de las fuerzas federales con la pizca de la manzana y lo que parecían equivocadamente actividades de narcotráfico, acotó con voz entrecortada para enseguida continuar:

“El masivo decomiso de droga en el rancho El Búfalo y posteriores declaraciones del Comandante y Dr. Aldana a los medios de comunicación sobre lo realmente sucedido en dicho operativo y sobre la falsa noticia de la muerte del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar (febrero de 1985), expusieron por primera vez al mundo la torcida red de intereses y conexiones entre la CIA, la DEA, la Casa Blanca y los grupos de narcotráfico de Bolivia, Colombia y México para la obtención de fondos que la Casa Blanca requería para financiar en secreto a los Contras de Nicaragua y otras muchas operaciones subterráneas del gobierno estadunidense en diversas partes del Mundo”.

Cabe hacer mención, acotó, que el dicho sostenido por el Comandante y Dr. Aldana Ibarra sobre los oscuros vínculos con el narcotráfico de la CIA y DEA norteamericanas fue en parte confirmado por las declaraciones que hizo a la revista Proceso en 2013 el ex agente de la DEA, Héctor Berrellez (retirado en 1996 del servicio), quien tuvo el encargo especial de la “Operación Leyenda” la cual fue puesta en marcha para investigar el crimen del “Kiki” Camarena y su piloto Alfredo Zavala y quien secuestró por órdenes de la DEA al Dr Humberto Álvarez Machain  (“La CIA, Camarena y Caro Quintero: La historia secreta” -1 agosto 2021-; Serie de Amazon: The Last Narc).

A la acción heroica y de gran impacto para la Seguridad Nacional de la Operación Pacífico y su resultado concreto del “Rancho el Búfalo” y probablemente en relación con sus declaraciones públicas sobre la verdad de la torcida injerencia de los norteamericanos en las acciones de combate al narcotráfico en México, en vez del apoyo del Gobierno Mexicano, el héroe Dr. Aldana recibió primero una licencia por un año sin goce de sueldo a partir del 02 de enero de 1985 y después fue objeto de una cascada de actos ilegales, dolosos, injustificados y arteros por parte del aparato

represor del Estado, bajo presión de autoridades de los Estados Unidos”.

Como acto final, apuntó, el Comandante y Dr. Aldana fue detenido por la supuesta posesión de cocaína y armas de fuego reservadas para el uso del Ejército y las Fuerzas Armadas, entre otros

supuestos delitos, el 28 de febrero de 1990.

Previo a ser encarcelado el valiente y patriota héroe Comandante y Dr. Aldana fue torturado por más de 10 días durante los cuales buscaban que él firmara una declaración con la cual involucrar a funcionarios de primer nivel en la “muerte” del agente de la CIA Camarena. Cabe aclarar que nuestro personaje prefirió soportar el castigo arriesgando su propia vida antes que mentir y dañar a funcionarios de su estima y quienes no tenían nada que ver en el hecho del cual se les pretendía culpar.

Finalmente, moribundo, fue encarcelado en el Reclusorio Preventivo Oriente, la Cárcel de Almoloya de Juárez, el Penal de Santa Martha y de regreso a la Cárcel de Almoloya de Juárez, por

4 años y 8 meses hasta finalmente ser absuelto por falta de méritos en septiembre de 1995. Las barras y colegios de abogados y otras organizaciones sociales manifestaron en aquél entonces su indignación y rechazo a las injusticias llevadas a cabo en contra del Dr. Aldana, distinguido y patriótico funcionario público y honorable abogado y mexicano ejemplar.

A su salida de la cárcel el Dr. Aldana tomó la decisión de formar la Confederación Nacional en Seguridad y Justicia de México AC (CONASEJU), la cual encabezó como Presidente del Consejo Ejecutivo Nacional hasta su lamentable muerte, para así transmitir su experiencia y la de muchos otros valiosos mexicanos quienes tiene una larga trayectoria en materia de seguridad y justicia, para beneficio de México, añadió el maestro Ibarra.

El slogan que acuñó el Dr. Aldana al frente de la CONASEJU fue: “En Seguridad y Justicia No debe haber distinciones en virtud de partido político, raza, credo, nivel económico o de educación ni por ideología.” Me permitiré expresar brevemente algunas ideas sobre la CONASEJU, la cual fue el

proyecto más importante de la vida del Dr. Aldana y mención sin la cual no podría terminar esta breve semblanza:

El Proyecto General de la organización es diseñar e implementar programas que involucren a la sociedad en la generación de un nuevo proyecto de Seguridad y Justicia, en el que ésta coadyuve, de manera organizada, con autoridades con renovados deseos de cambio, para así, juntos sociedad y gobierno, reconstruir y proyectar al futuro a un México más Seguro y Justo, generándose así el ambiente de confianza y paz necesario para el desarrollo de nuestro gran país.

Para la consecución del objetivo antes mencionado, la CONASEJU ha desarrollado, entre otros, cinco programas torales que garantizarán, por un lado, un nuevo piso de seguridad económica y social para el personal directamente involucrado con las tareas de seguridad y justicia, y por el otro, incentivarán la participación y apoyo de la sociedad civil en las labores de seguridad y justicia, y como subproducto generarán empleos:

  1. Casa, Vestido y Sustento; 2. Vigilante Sobre Ruedas; 3. Vecino Vigilante; 4. Policía de Barrio; 5. Participación Ciudadana y Prevención de la Violencia y Delincuencia. De esta lista fue el de “Casa, Vestido y Sustento” al que el Dr. Aldana le puso mayor atención ya que éste tenía como destinatarias a las familias de los policías y demás servidores públicos parte del denominado “Cinturón de la Seguridad y Justicia”, familias quienes a decir del Dr. Aldana se convertirían en los mejores vigilantes y supervisores del actuar del servidor público.

El trabajo íntimo del binomio sociedad civil y autoridades reduciría sustancial y definitivamente los índices delictivos lo que traería como consecuencia natural una mejora constante de la calidad y el nivel de vida de la población.

Filosofía: Para la CONASEJU la Seguridad y Justicia son dos de los pilares más importantes

de la estructura de cualquier sociedad y sin los cuales no se genera el ambiente propicio de confianza y certeza para que la sociedad, con el apoyo del Gobierno, pueda crear y realizar sus sueños de crecimiento y prosperidad generando así, día a día, una Economía incluyente y de oportunidades para todos los mexicanos.

La Seguridad y Justicia no son sólo conceptos con significados encasillados en el ámbito jurídico, sino ideales de vida de una sociedad que resumen en mucho las más altas aspiraciones del hombre.

Por Seguridad entendemos la certidumbre y confianza que debe existir en los mecanismos vigentes para brindar protección generalizada contra los riesgos propios de la convivencia en sociedad, y contra los riesgos naturales a los que también estamos expuestos; mecanismos que deben provenir tanto de la sociedad misma, como, en mayor escala, de un tercero llamado Gobierno.

La Justicia debe ser la garantía del resultado del actuar de un ente socialmente reconocido y respetado de acuerdo a un proceso justo, transparente, efectivo y eficiente que tiene por objetivo otorgar de manera equitativa a cada cual lo que le pertenece, sin violentar los derechos de otro y dentro del marco de las reglas y convenciones sociales y legales del país, y que tiene por objetivo garantizar la continuidad de la vida en sociedad y retroalimentar la confianza de los individuos de

que es seguro vivir, trabajar e invertir en el país.

Por los resultados a más de 20 años del inicio de labores de la CONASEJU, en  el 2017, al entonces

presidente Enrique Peña Nieto se solicitó reconocieran los méritos “a este gran personaje como un mexicano modelo que a lo largo de sus altísimos encargos públicos combatió la delincuencia organizada y el narcotráfico nacional e internacional y quien después desde la trinchera de la ciudadanía luchó por la Seguridad y Justicia de México en pro de una mejor vida en nuestro país.

Posteriormente las Colegios y Barras de Abogados y otras organizaciones de la Sociedad Civil, con apoyo del que habla, presentamos la candidatura del Dr. Jorge Miguel Aldana Ibarra para la obtención de la Medalla Belisario Domínguez 2018, que otorga el Senado de la República como la máxima condecoración a los ciudadanos más eminentes, por creer que el ahora finado poseía los méritos suficientes para ser galardonado.

Cabe destacar por último el gran valor y trascendencia de uno de los últimos trabajos que resume en mucho la obra del Comandante y Dr. Aldana, trabajo del cual soy coautor, el cual lleva por nombre “Proyecto para fortalecer la Seguridad y Justicia en México, contener el Narcotráfico y la Delincuencia Organizada y detonar el desarrollo del Campo” en el cual se acuñan conceptos, se presentan diagnósticos, se hacen análisis, se puntualizan políticas, se aclaran enfoques, se hacen propuestas innovadoras de nuevos instituciones, se establecen prioridades, se proponen  acciones urgentes, se desarrolla el programa “Casa-Vestido-Sustento-EducaciónSalud-Seguridad-Trabajo-Recreación- & Campo Productivo” para elevar de 10 a 15 veces el ingreso de los actores del “Cinturón de Seguridad y Justicia” y así aumentar la motivación y el compromiso del servidor público para con su trabajo y con la Sociedad en su conjunto. Para el Dr. Aldana el factor humano es y ha sido siempre la clave del éxito en el combate al narcotráfico y la delincuencia organizada y

gracias a quiénes podría gestarse el fortalecimiento de los dos pilares sin los cuales no puede haber el ambiente propicio para el crecimiento económico, inversión extranjera, enriquecedora vida política, sano desarrollo social, etc…: Seguridad y Justicia.

“Tristemente por falta de apoyo, visión y voluntad política de los gobiernos en turno los proyectos del ahora finado no pudieron ser llevados a cabo, más quienes lo conocimos y creemos en que es posible tener un México mejor sabemos que en su legado de vida y obra hay sustancia muy valiosa que debe ser conservada, enriquecida y difundida en beneficio de los mexicanos.

Asimismo, el estudio y análisis de la vida y obra del Comandante y Dr. Jorge Miguel Aldana Ibarra podría darnos material para una obra que tenga como hilo conductor “todo aquello que no debe hacer un gobierno para verse en una realidad tan compleja en materia de Seguridad y Justicia como México”, enseñanzas que sería materia de estudio de abogados, politólogos, economistas, sociólogos, policías y público en general de México y países de otras latitudes ya que estamos frente a un problema de carácter universal.

Buen hijo, buen hermano, amoroso padre de familia, extraordinario amigo, gran familiar, policía como no ha habido otro en el mundo, honorable funcionario público, incansable luchador social en favor de la Seguridad y la Justicia en México y en el Mundo, profundo amante de los animales y la naturaleza descanse en paz el Comandante y Dr Jorge Miguel Aldana Ibarra, quien dejó este plano físico el pasado 17 de octubre del 2021 y para quien pido un fuerte aplauso”, y no sólo eso, fue un minuto de aplausos para recordar el amor a la vida y a la alegría que siempre mostro ese singular ser humano.