Propone GPPRD plan Nacional de Recuperación Economíca, Empleo e Inversión

Por Andrea Estévez

– Advierte que cada día son más las y los mexicanos en pobreza y miseria a quienes no les alcanza ni para comer

– Reitera que la política económica del actual gobierno es insuficiente para revertir esta situación, pues se basa en dádivas clientelares

Argonmexico / Con motivo del próximo relevo en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el GPPRD demandó al Gobierno Federal un cambio de rumbo e instrumentar a la brevedad un plan nacional de recuperación económica y el empleo productivo, pues cada día hay menos inversión, menos trabajo y más mexicanos sin lo indispensable para comer siquiera. Le pidió al conjunto del Poder Legislativo Federal apoyar su demanda y le presentó para ello una propuesta de exhorto al Ejecutivo para que sustituya su actual política económica -fincada en la entrega de subsidios a través de programas asistencialistas y clientelares que no resuelven el problema- por otro.

Las y los legisladores perredistas consideraron que la estrategia presidencial condena al país a mantener e incluso a aumentar sus niveles de pobreza, pues sus dádivas a los pobres, aunque mitigan en algo su sufrimiento, no generan riqueza y sólo se convierten en una compra de votos. Citaron cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) para advertir que el panorama es desolador y de desesperanza en cuanto a la pobreza, pues el número de personas en tal condición pasó de 52 millones 400 mil en 2018 a 67 millones en marzo de 2021.

Lo mismo sucede en cuanto a pobreza extrema, pues en 2018 había 9 millones 300 mil personas en esa situación y para marzo de 2021 ya se habían duplicado. “En otras palabras, de 7% de mexicanas y mexicanas que en 2018 vivían en miseria, se dispararon a 15% en el primer trimestre de 2021”, afirmaron con base en un estudio de la Universidad Iberoamericana. La bancada del Partido del Sol Azteca reconoció que este escandaloso aumento de la pobreza inició incluso antes del actual Gobierno Federal -con continuas caídas de la inversión fija bruta desde 2017- y que se acentuó con la pandemia del Covid-19, pero reiteró que la política económica vigente no ayuda a revertirla.

Así, aunque la inversión fija bruta -considerada motor del crecimiento- crezca el 6% previsto para este 2021, no compensa ni de lejos la caída de 18.2% del año pasado, el 2020. “En términos de bienestar, el diagnóstico es desconsolador, pues imposibilitará que alcancemos el nivel de vida que teníamos en 2018, al terminar el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando crecíamos un promedio tendencial de 2.4%, desde, por lo menos tres décadas atrás”, afirmaron. Agregaron que, aunque el gobierno del Presidente López Obrador opine que «vamos muy bien» porque ayuda con entrega directas de subsidios a millones de familias, la realidad es que esas dádivas no generan riqueza.

En este sentido, consideraron que el problema es que esta estrategia condena al país a mantener sus actuales niveles de pobreza. Por ello proponen en su punto de acuerdo a la Permanente que, con la llegada del nuevo Secretario de Hacienda y en coordinación con otras secretarias, que el gobierno implemente un plan nacional del recuperación de la economía, el empleo productivo y la inversión que desarrolle el mercado interno y potencie las exportaciones aprovechando el tratado de libre comercio norteamericano, en lugar de sólo atenerse a la recuperación económica estadounidense. “Ello posibilitaría proveerle a las grandes mayorías de connacionales que se han hundido cada vez en la pobreza, una vida mejor con mejores ingresos y mayor educación, salud y, en general, con menores carencias”, concluyeron.