Cuidado, Un Dolor de Cabeza Puede Ser Aviso de un Mal Renal: IMSS México Oriente

Por Elizabeth V.R.

Los riñones regulan el equilibrio del sodio, fósforo y potasio, elementos vitales para una buena salud.

Argonmexico / Las enfermedades renales son, en su mayoría, consecuencia de un mal control de la diabetes y la hipertensión

La función principal de los riñones es eliminar todo lo dañino que entra al cuerpo por medio de alimentos o líquidos, sin ellos la vida de una persona se complica y tiene que recurrir a un procedimiento llamado diálisis para sobrevivir; una de las señales que envía el cuerpo cuando comienzan a funcionar mal es a través de dolores de cabeza.

“Hablamos de órganos vitales, su labor es de limpieza y de regular el equilibrio en la sangre de sustancias químicas como sodio, fósforo y potasio esenciales para vivir, pero que en concentraciones exageradas pueden ser de alto riesgo”, comentó la doctora Tatiana Van der Heyden Pardo, auxiliar de la Jefatura de Prestaciones Médicas de la Oficina de Representación México Oriente del IMSS. Otra de las funciones que realizan los riñones en beneficio de las personas, es la liberación de tres hormonas importantes: Eritropoyetina, Renina y la forma

activa de la Vitamina D; “la primera estimula la producción de glóbulos rojos, la segunda regula la tensión arterial y la tercera ayuda a mantener los niveles de calcio y para el equilibrio químico normal del cuerpo”.

Algunos de los síntomas que anuncian que los riñones no se encuentran trabajando bien, son: dolor torácico, piel seca, picazón o entumecimiento, cansancio, dolores de cabeza, aumento o disminución en la cantidad de orina, pérdida del apetito, espasmos musculares, náuseas, falta de aliento, problemas para dormir, problemas de concentración, vómitos y pérdida de peso.

“La recomendación principal que se puede hacer a una persona que pudiera padecer de un problema renal, es que proteja sus riñones evitando o controlando los problemas de salud que le producen daño (como la diabetes y la presión arterial alta) y evitando el sobreconsumo de medicamentos”, explicó.

En personas jóvenes existe la posibilidad de que si algún familiar ha padecido alguna enfermedad renal, se tiene riesgo de padecerla, es decir, puede ser hereditario.

“En la próxima visita que haga a su Unidad de Medicina Familiar, pregunte a su médico sobre la salud de sus riñones y de cómo cuidarlos; hay que considerar que, aunque la enfermedad renal inicial no presenta síntomas, es importante vigilar su función, sobre todo en pacientes con las enfermedades crónicas ya descritas”, dijo la doctora Van der Heyden Pardo.