Exhorta Esparza Márquez a Cámara de Diputados a Disminuir Compra de Agua Embotellada de un Solo Uso

Por Daniel Gómez Trejo

Argonmexico / Con la finalidad de promover el cuidado y preservación del medio ambiente e impulsar la “tolerancia cero” al uso de botellas de plástico, la diputada del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD), Frida Esparza Márquez exhortó, a la Cámara de Diputados a detener la compra de botellas de agua de un solo uso.

A través de un punto de acuerdo la legisladora perredista detalló que México es el principal consumidor de agua embotellada a nivel mundial, lo que ocasiona que se tiren a la basura alrededor de 20 mil millones de botellas al año, dejando en claro que en nuestro país hay un mal manejo de los plásticos y una falta de concientización en torno a su consumo.

La parlamentaria detalló que actualmente en México se concentra alrededor del 11% de plásticos en la basura y genera 722 mil toneladas anuales de PET (polyethylene terephthalate o tereftalato de polietileno, en español) y, aunque es líder en América Latina en cuanto a recuperación de este material, es necesario mejorar la tecnología de reprocesamiento para promover una economía circular.

Ante estos datos, Esparza Márquez exhorta a la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros a través de la Unidad de Recursos Materiales y Servicios; al Comité de Adquisiciones, Arrendamientos, Obra Pública y  Servicios de la Cámara de Diputados a detener la compra de botellas de agua de un solo uso.

Recordó que el pasado 4 de octubre de 2018, en sesión ordinaria, se aprobó un punto de acuerdo para restringir la compra de productos plásticos de un solo uso en esta Cámara, al cual –dijo- no se le ha dado cabal cumplimiento. “A un año de haberse aprobado, se sigue observando el uso de estas botellas de plástico”, precisó.

Consideró que es de gran importancia que la Cámara de Diputados pregone con el ejemplo por un medio ambiente saludable.

Por ello consideró que parte de las soluciones reales para incentivar la “tolerancia cero” al uso de botellas de plástico, que resultan del consumo de agua embotellada en México, y coadyuvar al cuidado del medio ambiente son algunas medidas como ésta.

Destacó la necesidad de establecer estrategias de Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP) para que empresas y fabricantes se responsabilicen de los daños que causa el plástico en el medio ambiente, y que los gobiernos y las empresas inviertan en modelos de reutilización y en nuevas formas de distribuir los productos.

Además propuso el abandono progresivo de la producción y de productos de plástico de un solo uso por parte de las empresas, así como fomentar un cambio en la mentalidad sobre el hecho de que el uso de desechables es más cómodo y adquirir la conciencia para pasar a una visión de comunidades más conectadas, sostenibles y saludables.