PRI: Estructura, Tiempos y Formas del Siglo Pasado

PRI: Estructura, Tiempos y Formas del Siglo Pasado
Los viejos sueños eran buenos, los futuros son mejores, pero hay que soñarlos. Florestán

Argonméxico ( Apenas ayer le contaba que el PRI tiene que sacudir su pereza para poder competir, no solo participar, en las elecciones presidenciales de 2018 y, agregaría, en las del Estado de México del próximo día 4.

Y cuando digo desperezarse, es porque estamos ante un esquema de principios del siglo pasado, con ideas, y a veces protagonistas, de mediados de entonces, para una realidad del siglo XXI, formas que ya no dan, no les alcanzan.

Le comentaba, a modo de ejemplo, que Claudia Ruiz Massieu fue designada secretaria general de su Comité Ejecutivo Nacional en enero, y pudo protestar en mayo.

Lo mismo ocurrió con la expulsión de Humberto Moreira, a quien el año pasado le suspendieron sus derechos partidarios y fue hasta abril que lo expulsaron, y no por sus antecedentes priistas, sino por haber sido postulado por otro partido, el Joven, como candidato a diputado local al Congreso de Coahuila, estado en el que su sucesor, y antecesor de su hermano Rubén, Juan Jorge Torres López, es prófugo de la justicia en Estados Unidos, como lo es Javier Villarreal, su tesorero.

Hoy el PRI, en la era de internet y las redes, sigue con las formas y los tiempos del siglo pasado y por eso resultados y consecuencias. Elige a sus candidatos con la misma métrica presidencial de la primera mitad del siglo XX y algunos siguen viendo al país desde ese distante mirador, incapaces de modernizarse, de ponerse al día, por lo que ha sido rebasado, luego de ignorar la escisión provocada por Cuauhtémoc Cárdenas desde 1987 y la derrota electoral de 2000 que lo sacó de Los Pinos, después de que en 1997 perdiera su mayoría histórica en el Congreso.

En fin, que lo que quiero apuntar es que esa falta de aggiornamento ha llevado al PRI a esta crisis de representatividad y eficacia, a pesar de haber recuperado la Presidencia de la República en 2012, pero no por el partido, sino por su candidato, entonces Enrique Peña Nieto, lo que parecen no entender y seguir aferrados a estructuras, formas y tiempos del siglo pasado.

Retales

1. Reunión. El sábado comieron los secretarios de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, que fue el anfitrión; de Defensa, Salvador Cienfuegos; Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el comisionado de seguridad, Renato Sales, y el director del Cisen, Carlos Ímaz con el titular de Salud, José Narro;

2. Otra. Y el domingo cenaron en su casa de Mérida, el senador Emilio Gamboa y el presidente Enrique Peña Nieto. El yucateco es uno de sus más cercanos; y

3. Nada. Juan Zepeda no declinará por Delfina Gómez en el Estado de México, como lo planteó el ultimátum de Andrés Manuel López Obrador, ahora o nunca. Declinar es rendirse. ¿Por qué no se planteó antes una alianza Morena-PRD? Porque entonces no le daban una oportunidad al perredista, todas eran para la ex alcaldesa de Texcoco.

Nos vemos el martes, pero en privado

Share this post