¿Quién Habla por Nosotros?

¿Quién Habla por Nosotros?Argonmexico.com / Los políticos se preocupan por conocer nuestras necesidades a la hora de las elecciones, únicamente para usarlas como frases de campaña, realmente no están interesados en cumplir lo que ofrecen, obviamente a los partidos políticos mucho menos; nos han demostrado continuamente que lo único que les preocupa son ellos mismos, mantenerse en el poder, y en la súper nomina.

Tener un presente satisfactorio, viajero, lujoso, afianzar su futuro, pueden ahorrara su sueldo completo pues mientras son funcionarios disfuncionales, todo se lo cargan al erario, más los sub-ejercicios que se embolsan, mientras millones viven en la extrema pobreza, y muchos literalmente muere por hambre, o por nulos y deficientes servicios médicos. Los hay que reciben grandes, o pequeñas gratificaciones, por permisos, concesiones, negocitos y negociotes que surgen gracias a estar en el lugar indicado. Los peores, los peores son nuestros supuestos representantes: los hombres y mujeres que se encuentran en el Senado, en el Congreso Federal, y los Congresos estatales. Están interesados –igual que los funcionarios que mencionamos- en sacar el mejor provecho: reciben gratificaciones por aprobar o no aprobar leyes de los grupos en el poder, sean las grandes empresas nacionales o extranjeras, de la misma presidencia, o votan en línea, lo que les orden dentro de sus propios partidos.

De nuestro bienestar, de él del país: de mejorarlo, de cuidar los recursos para el futuro, o que estos sean aprovechados en beneficio de todos, no tienen el menor interés. Aparentan que preocupados por cuidar la soberanía –como las insensateces que se han cometido con PEMEX- como oposición le hace guerra al gobierno en turno, un simple teatro populachero que ha desperdiciado petrolero, gas, derivados, ganancias, y de lo cual los únicos perjudicados somos nosotros, pagando gasolina importada, y nuestros recursos no renovables, en manos de ladrones. Los ingresos del país mermados, dilapidados entre funcionarios y sindicatos corruptos, e ineficientes. Y qué tal la última alza de impuestos “para los pobres” ja ja. ¿Y la educación? que está para llorar, y así seguirá, el magisterio se ha convertido en el surtidor de votos a cambio de puestos, heredar plazas a ineptos que no hacen examen, prometer diputaciones. Por qué creen que vemos a los “comprometidos líderes sindicales” ocupando curules, haciendo nada, o peor, dándole duro a oponerse a lo que sea, que no le convenga al partido que les regala un sueldazo, no conformes con el que obtienen de sus agremiados más lo que les “obsequia” el gobierno, de nuestros bolsillos. No se si a usted no se le haga la panza chicharrón de coraje y de impotencia cuando exhiben las fortunas de todos esos tipejos de los cuales absolutamente nada, repito nada positivo recibimos como individuos ni como colectividad. Me atrevería a decir que más del 99% de todos los diputados federales y locales –incluyendo los senadores- le han servido a los grupos de poder para que se enriquezcan, algunos de ellos a costilla de nosotros –para no variar- como los bancos. De las Camaras deberían salir todas las protestas y quejas que la sociedad tiene para con el gobierno, y la iniciativa privada; así mismo las leyes y sanciones para castigar a todos los que hagan mal uso de los bienes de la nación, y de los bienes de los ciudadanos que la conforman. Encontrar soluciones inmediatas y satisfactorias. Gran parte de su obligación es mantener un contacto cercano con la población del distrito por el que fueron elegidos y representan. Eso es “lo que debería ser” lo que “es”, da pena, algunos como Porfirio Muñoz Ledo se les mira muy poco, ya su lugar es ocupado usualmente por la asistente del vándalo, perdón del diputado Noroña, yo no sabía que una “tipa muy popular” puede sentarse en una curul que se asigna por votación popular. Podríamos hacer una larga lista de los peores vicios que ahí se observan.

Se que tenemos que empezar por cambiar las leyes ¡¡CAMBIEMOSLAS!! La única forma que mejoraremos el país, la economía y nuestra calidad de vida, es legitimando nuestra tribuna, haciendo de ella un foro ciudadano. Vamos a tener que hacer un arduo trabajo, pues estos… políticos no van a ceder todos esas becas y mucho menos el lugar en donde generan su poder, su corrupción, sus premios de mucho sueldo cero esfuerzo, otorgados por servidumbre, para eso están ahí, para preservar los intereses de su partido y de los grupos con los que el partido “simpatiza” “hace mancuernas” “se reparten el botín” mientras nosotros “nomas mirando”. Dejemos de quejarnos, y empecemos a hacer algo de provecho, vamos a exigir que nos den lo que nos pertenece ¡El CONGRESO ES NUESTRO!, ¡EL PAÍS ES NUESTRO! ¡LOS RECURSOS DE TODOS! Hay muchos que opinan que requerimos un dictador, no creo que debamos llegar a tanto, mucho menos si no sabemos que “araña patuda vaya a obtener el poder total” y obviamente lo obtendría mediante la violencia, eso únicamente genera muerte, retraso, terror y más miseria. ¿Es la democracia una utopía? quizá, pero mi propuesta nos acercaría a la posibilidad. Incluyendo anticipar que alguien se venda, quiero creer que serían los menos, pero ayudaría una muy cercana vigilancia, y una estricta lista de requisitos que deben cumplir los diputados y senadores que nos representen. 

 
emaldonadoballesteros@yahoo,es

 

Deja un comentario