El Misterioso Caso del Aston Martin

No se les puede inhabilitar, pero sí deshabilitar.  Florestán

Argonmexico / El único recuerdo que tengo de un coche Aston Martin es el que por años usó James Bond en las primeras películas de Sean Connery como el agente 007. Quizá el más emblemático fue el modelo DB5, en 1964. La versión más moderna fue el DB10 que Daniel Craig utilizó en Spectre, la película número 24 de la inagotable saga inspirada en las novelas del escritor británico Ian Fleming.

Mi siguiente contacto con los Aston Martin fue más cercano con la realidad, cuando abrieron una agencia en México, pegada al Starbucks de Polanco en la que uno los puede ver a través de la enorme cristalera con el compromiso de limpiar el pegote que deja la frente.

Y el tercero fue ayer, cuando conocí la noticia de que el conductor de un Aston Martin que supera a todos los anteriores, el DB10 de Spectre incluido, un modelo DB11, chocó en la madrugada cuando circulaba a exceso de velocidad por la proletaria lateral de Viaducto Río Becerra casi a la incorporación de la, también para él, menos atractiva calle 11, chocando a un Fiat.

El poderoso conductor del aún más poderoso DB11, se bajó y, como los toreros, sin mirarse la ropa, se retiró con apoyo de su personal de seguridad que lo seguía en otro auto, dejando a uno de ellos para los ordinarios trámites del seguro y pago de daños.

Lo que llamó la atención fue que el literalmente implacable Aston Martin traía un permiso de agencia que había registrado hace apenas 15 días en el municipio de Pilcaya, en el estado de Guerrero, uno de los más pobres de la región, que ya es decir, donde viven 11 mil personas y se encuentra en el colapso financiero por adeudos que, a decir de su alcalde, el priista Ellery Figueroa Macedo, equivalen a más de 15 años del presupuesto que recibe y, además, apenas el día 27 un juez lo embargó por adeudos laborales.

El caso es que este DB11 —el superdeportivo de Aston Martin, un modelo que representa un punto de inflexión en el fabricante al ser el primero en estrenar un motor V12, dice la información— cuesta 315 mil dólares, unos 6 millones de pesos, y la versión que corrió es que su propietario era el mismo alcalde Figueroa, lo que anoche me negó, y me produjo, debo decirlo, un gran alivio.

RETALES

1. CAMPAÑAS. Yo sé que hay profesionales de campañas que hablan de ideas, plataformas y programas, cuando lo que hay que hacer es provocar emociones. Y no creo que todos los candidatos al gobierno del Estado de México lo estén entendiendo;

2. BAJA. El ministro de la Suprema Corte de Justicia, José Fernando Franco, convalece de una cirugía de cadera. Por eso el pleno trabaja con diez. Pero estará de regreso tras el receso de Semana Santa; y

3. SUBEN. Los 11 senadores que dejaron al PRD se sumaron ayer a la bancada del PT, que se convirtió en la tercera fuerza del Senado, con lo que eso significa en recursos financieros y posiciones, desbancando a la del PRD a la cuarta posición.

Nos vemos mañana, pero en privado