Develarán Placa en Estudios Churubusco por el 60 Aniversario Luctuoso de Pedro Infante

 

Por Dany García / Argonmexico

 

En el edificio situado en el interior de los Estudios Churubusco que lleva el nombre de una de las figuras más importantes y emblemáticas en la historia del cine mexicano, Pedro Infante,  es el sitio donde el próximo sábado 15 de abril se develará un placa para recordar los 60 años del fallecimiento del actor y cantante.

 

De esta forma inicia una serie de actividades organizadas por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República con las que asimismo se conmemorará el Centenario del Natalicio delÍdolo de Guamúchil, quien vio la primera luz el 18 de noviembre de 1917, en Mazatlán, Sinaloa.

 

En las actividades participan organismos relacionados con el quehacer fílmico como el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), la Cineteca Nacional, el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y los Estudios Churubusco; además del Canal 22, la Fonoteca Nacional y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

 

Como parte de la ceremonia que se llevará a cabo en los Estudios Churubusco, se contará con la participación del Equipo Internacional de Acrobacia de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, así como un grupo de integrantes de la comunidad de motociclistas para mostrar la disciplina y destreza en la operación del equipo motorizado.

 

Este grupo acrobático fue conformado por elementos de la antigua Gendarmería Motorizada del Distrito Federal, en el año 1926. Su popularidad creció luego de ser parte, en 1951, de las películas A.T.M. ¡A toda máquina! y ¿Qué te ha dado esa mujer?, ambas dirigidas por el cineasta Ismael Rodríguez, y protagonizadas por Pedro Infante y Luis Aguilar.

 

Se prevé un recorrido encabezado por el Equipo Internacional de Acrobacia y acompañado por un estandarte del actor Pedro Infante. El periplo iniciará en la Dirección de Tránsito, ubicada en la Plaza Tlaxcoaque; luego tomará hacia Calzada de Tlalpan, dirección sur, hasta incorporarse a la Avenida Río Churubusco, pasando por el Centro Nacional de las Artes, y más adelante tomar Canal de Miramontes, y la calle Cerro de Jesús; regresará a la Calzada de Tlalpan, dirección norte, hasta la calle de Atletas y así ingresar a los Estudios Churubusco para iniciar el acto conmemorativo.

 

La ceremonia en honor de Pedro Infante, el sábado 15 de abril, será encabezada por el director general de Estudios Churubusco Azteca, Carlos García Agraz, en compañía del director general de Canal 22, Pedro Cota Tirado, y representantes del Instituto Mexicano de Cinematografía. El acto iniciará a las 12:00 horas.

 

Pedro Infante, el ídolo

 

Pedro Infante es considerado a la fecha como una de las máximas figuras de la cinematografía mexicana. Sus películas permanecen como referente, pero sobre todo sigue presente en la memoria colectiva del pueblo mexicano que lo ha convertido en un ícono nacional.

 

El actor participó en más de 60 películas, al lado de  otros grandes exponentes de la Época de Oro del cine mexicano. Interpretó lo mismo al mujeriego, que al macho bravío o al hombre fiel y profundamente enamorado. Gracias a su carisma y naturalidad frente a la cámara conquistó el corazón del público no sólo nacional, sino también al de otros países.

 

Su primera aparición en el celuloide fue en el cortometraje El organillero (1939), de José Benavides Jr. La feria de las flores (1942), sería considerada su primera película de manera profesional, aunque el cineasta Ismael Rodríguez encontraría a su actor predilecto luego de que trabajaron juntos en Mexicanos al grito de guerra (1943).

 

La colaboración entre el realizador y el intérprete resultó muy fructífera, logrando éxitos como Los tres García (1946), Vuelven los García (1946), Nosotros los pobres (1947), Ustedes los ricos (1948), Pepe El Toro (1952), y Los Tres Huastecos (1948), entre otros filmes.

 

Pedro Infante recibió en 1956 el premio Ariel que otorga la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), por su desempeño como mejor actor en La vida no vale nada, de Rogelio A. González. Fue merecedor en 1956 del Oso de Plata del Festival Internacional de Cine de Berlín por su actuación en la cinta Tizoc.

 

Su última película fue Escuela de rateros, de Rogelio A. González. En 1994 se colocó la estrella con su nombre en el Paseo de la Fama en Hollywood. Falleció el 15 de abril de 1957, en un accidente aéreo en la ciudad de Mérida, Yucatán.

Share This Post