Urge Detener Extracción de Energéticos a Través de Fractura Hidráulica: Conapro

De la redacción

  • El daño que provoca es “irreversible e irreparable.
  • Se necesitan unos 16,000 litros de agua por minuto.
  • Se libera, además, material radioactivo.
  • Urge liberar a los presos de Tlanixco.

Argonmexico / Las prácticas industriales para extraer gas shale del subsuelo a través de la fractura hidráulica (fracking en inglés) provocan efectos negativos sobre las comunidades, la salud, el medio ambiente y el clima en el territorio nacional, advirtió la Confederación Nacional de Profesionistas y Jóvenes de México (Conapro).
Su presidente, Silvio Octavio García Rodríguez resaltó que el daño provocado a los habitantes de las comunidades donde se aplica este método es “irreversible e irreparable debido a las políticas de regulación existentes; sin tomar en cuenta las enormes cantidades de agua que se usan para la extraer los carburantes a través del método de fractura hidráulica”.
Los especialistas de la Conapro en esta materia indican que de la práctica de la fractura hidráulica o fracking, pueden llegar a significar un grave deterioro de la vida de los habitantes ya que para extraer el energético —gas shale— se necesitan altas cantidades de agua, aproximadamente unos 16,000 litros de agua por minuto, la cual, gracias a la alta presión, se filtra lentamente en muchas grietas de la roca natural.
“El agua, al entrar a tan alta presión libera numerosos componentes de las rocas: no solo gas, sino también metal pesado o incluso material radioactivo, que se llevan a la superficie junto con el gas extraído.
“Dicho material puede filtrarse dentro de los mantos acuíferos una vez que son liberados, contaminando éstos y al mismo tiempo arriesga a las personas así como a los ecosistemas que puedan llegar a consumir el agua que contengan”, expresó.
García Rodríguez resaltó que la importancia para impedir ésta práctica, “sobre todo porque México está entre los cinco países con mayores reservas a nivel mundial de gas shale lo que lo expone a convertirse en un territorio altamente asediado por el fracking”.
El presidente de esta la Organización No Gubernamental (ONG) detalló que estos pozos tienen una vida promedio de siete años, a través de los cuales consumen millones de litros de agua para su fractura.
“Cuando su vida útil termina, dichos pozos deben ser sellados para evitar futuras contaminaciones a los mantos acuíferos cercanos. Sin embargo está probado que los sellos jamás garantizan su integridad”.
El ingeniero García Rodríguez refirió que la técnica de la fractura hidráulica consiste en la perforar un pozo vertical —atravesando mantos acuíferos y rocas— para llegar a capas de esquisto, piedra de la cual se pueden extraer diversos tipos de gases útiles para las actividades humanas.

Urge liberar a los presos de Tlanixco

Silvio Octavio García Rodríguez, presidente de la Confederación Nacional de Profesionistas y Jóvenes de México (Conapro), aprovechó para solicitar a los integrantes del Poder Judicial, liberar a los seis indígenas nahuas que cumplen penas superiores a los 50 años de prisión.
El ingeniero García Rodríguez recordó que los habitantes de San Pedro Tlanixco fueron arrestados —hace 15 años— por las autoridades mexiquenses tras defender el derecho de usar el agua que nace en parte de su territorio indígena, que se rige por usos y costumbres.
Explicó que desde hace más de 30 años la comunidad nahua de Tlanixco está en conflicto con una empresa floricultora asentada en el municipio aledaño de Tenango del Valle, por usar el afluente del vital líquido para uso comercial.
“Es urgente que las autoridades demuestren un gesto de buena voluntad para que los seis indígenas recobren de manera inmediata su libertad y el Estado reconozca que durante el proceso legal se han registrado serías violaciones al debido proceso”, dijo.