Puntales

Por Agustín Vargas

Mipymes, en la mira de las promesas de AMLO

  • Habrá una sola declaración de impuestos al año
  • Economía con sabor a caipiriña y pisco
  • CIBanco, Olga Sánchez Cordero y las mujeres líderes del IWF
  • Jacqueline Villaseñor, nueva presidenta de MULIV

Argonmexico / En Monterrey, en donde se reunió con un selecto grupo de empresarios de Nuevo León, el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador prometió, otra vez, apoyos financieros y menos regulaciones para las pequeñas y medianas empresas que son, en realidad, las que generan el mayor número de empleos en el país.

Por décadas, la pymes han sido desdeñadas hasta más no poder, al grado que muchas de ellas quiebran en un lapso de 24 meses, cuando mucho justo por la excesiva regulación y la carencia de recursos financieros y sin acceso a fuentes de financiamiento.

Ante el escenario complicado para el crecimiento y desarrollo de ese importante sector de la economía, el Presidente electo dio respuesta a los empresarios de la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra) de Nuevo León, y prometió simplificar las declaraciones de impuestos al grado de que se realice sólo una al año y confiando en la palabra de la gente.

“Ya no vamos a hablar de impuestos sino de contribuciones y con una fórmula muy sencilla el ciudadano va a calcular cada año lo que debe de pagar según sus ganancias”, dijo López Obrador, quien explicó que ya no habría una entidad fiscalizadora como ahora sino que se confiará en la gente y las revisiones se harán por sorteo.

Ya se verá si las buenas intenciones del Presidente electo se cumplen cuando asuma el poder, por el bien de las entidades productivas, grandes generadoras de empleos. Esperemos que no se queden entrampadas en la gran maraña burocrática administrativa que prevalece en la actualidad.

Economía con sabor a caipiriña y pisco

No obstante que a menos de tres meses del cambio de gobierno no existe aún claridad sobre los cambios que pretende introducir en la economía el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, como cuestiona la  calificadora de deuda Moody´s, que dirige en México Alberto Jones, mucho se ha comentado que las medidas que podría adoptar el próximo mandatario tendrá muchas similitudes con las que aplicaron el Brasil y Chile en el pasado reciente.

Y en eso hay mucha razón,  pues por ejemplo la política económica que López Obrador pretende impulsar en su gobierno se enfoca en incrementar los ingresos de la población e invertir en infraestructura para impulsar el crecimiento y desarrollo del país; medidas antes vistas con Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil y Michelle Bacheleten Chile.

AMLO afirma que la economía mexicana logrará una reactivación vigorosa y detonará el desarrollo del país a medida que mejoren los ingresos de la población y se atiendan las necesidades de los mexicanos como educación y salud. Su plan

se basa en incrementar la inversión en infraestructura que permita reactivar el crecimiento y poner en marcha una mejora integral del país.

Estas medidas, sin embargo, no son nuevas y, de acuerdo a expertos, se asemejan a las adoptadas por los gobiernos de Brasil y Chile. En el gobierno de Lula da Silva, por ejemplo, la inversión en infraestructura representó un gran impacto y sus políticas derivaron en un vigoroso incremento en los ingresos de la población.

Si el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador impulsa programas sociales y de inversión en infraestructura, los salarios nacionales podrían verse favorecidos.

Para reducir la desigualdad, López Obrador ha subrayado la inversión y fomento en la educación como punto estratégico de su gobierno. En Chile, Michelle Bachelet transformó la agenda y se enfocó en la educación, haciendo reformas e impulsado la inversión en infraestructura de fomento al sector.

Durante la presidencia de Lula, entre 2003 y 2010, alrededor de 30 millones de brasileños se elevaron por encima del umbral de la pobreza y se sumaron a la economía de mercado. La mejora se hizo sentir en todo Brasil y llegó a rincones que antes quedaban al margen de esos beneficios, mediante programas sociales que eran elogiados internacionalmente.

Cuando Lula concluyó su mandato, había una economía en auge, una tasa de desempleo inferior a la de Estados Unidos o Alemania y un optimismo sobre el futuro de Brasil inédito en décadas.

Durante el mandato de Lula también hubo una mejora del sistema educativo y se crearon becas para asegurar que los estudiantes más pobres tuvieran acceso a la educación superior.

Aún se recuerda a Lula en su visita a México en el marco de la Convención Bancaria de 2011. Fue el ponente principal y su discurso ante los banqueros mexicanos fue más que ovacionado.

Lula Da Silva dejó la presidencia con cerca de 80 por ciento de aprobación y en 2018, aún después de haber sido condenado por actos de corrupción por recibir un apartamento en la costa como soborno de la empresa constructora OAS, el expresidente mantiene un nivel de popularidad asombroso en su país

Así que el manejo de la política económica y social de México durante la gestión del Licenciado Andrés Manuel López Obrador tendrá, de acuerdo a lo que anticipan los especialistas, un sabor a caipiriña y pisco, que son bebidas tradicionales de Brasil y Chile.

CIBanco, Olga Sánchez Cordero y las mujeres líderes del IWF

Resulta que Olga Sánchez Cordero, la hoy senadora y próxima secretaria de Gobernación, acudió al Club de Industriales de la Ciudad de México a exponer el programa de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, al selecto grupo del International Women’s Forum que está conformado por mujeres líderes empresariales, financieras, funcionarias públicas, artistas y activistas.

Con el auspicio de CIBanco, que preside el empresario Jorge Rangel de Alba, las más de 120 integrantes en México de esta organización internacional, escucharon durante más de una hora a la que fue su presidenta en nuestro país y es parte del Salón de la Fama Internacional.

Así es como el primer banco verde en México fomenta el diálogo y un intercambio de ideas propositivo, y a su vez genera sinergias para transformar nuestro hábitat en un sistema productivo, financiero, comercial y social más sustentable.

Jacqueline Villaseñor, nueva presidenta de MULIV

Y hablando de mujeres importantes, Jacqueline Villaseñor Quiros fue electa como nueva presidenta del grupo Mujeres Líderes por la Vivienda (MULIV), para el periodo 2018 – 2019.

La también directora general del Consejo Nacional de Vivienda Económica y Sustentable (CONVIVES), que preside Carlos de la Garza, promoverá la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel en la industria habitacional, el respeto a los derechos humanos y la no discriminación femenil, así como la educación, formación y desarrollo profesional de las mujeres de este sector.

Con una trayectoria de más de 23 años en varios bancos, grupos financieros e intermediarios financieros no bancarios, especializada en el financiamiento a la vivienda, Villaseñor Quiros fue fundadora y presidente de la Asociación Mexicana de Agentes Hipotecarios.