Política Industrial

Por  Manuel Villagómez R. / Colaboración especial

*Faltan 86 Dìas para el Cambio de Gobernador

Argonmexico / Enrique Alfaro va a gobernar cuando en la República ya va a estar en marcha el cambio del sistema neoliberal, mismo que fue derrotado en las urnas por corrupto, inequitativo, por haber concentrado la riqueza en pocas manos y generalizado la pobreza de 50 millones de mexicanos, entre ellos, gran parte del estado de Jalisco, en el campo, la industria, comerciantes menores y dejando a los jóvenes sin claridad en su futuro por no tener ninguna seguridad en un trabajo profesional de acuerdo a su carrera.

El reto del futuro gobernador de Jalisco ante los ciudadanos es grande y obedece a que tenemos muchos rezagos en los económico y lo social, no obstante que nuestro país tiene firmados tratados comerciales como son: el TLC con Estados Unidos y Canadá, el tratado con los países de la Comunidad Económica Europea, a últimas fechas se agrega el tratado TPP con 11 países y la Alianza con países de América Latina; además, ya podemos incluir desde ahora el nuevo TLC.

Cuando hacemos un balance de todos estos acuerdos comerciales, encontramos que de toda esa estructura comercial de la que se ponderan sus beneficios económicos para nuestro país, para Jalisco no significan gran cosa, salvo para las industrias maquiladoras que están en el estado generando empleos y bien por ese hecho. El atraso de Jalisco es significativo salvo las empresas comerciales y algunas grandes industrias pues los apoyos han sido inducidos desde el gobierno federal como el caso concreto de Nestlé en Ocotlán; ante esta situación, debemos de insistir desde nuestra columna que en Jalisco, tenemos  bandonado el sector social de la economía que describe el artículo 25 de nuestra Constitución y que son: las ooperativas, el ejido, los sindicatos y la micro empresa que de estas, Jalisco tiene artesanos y talleres de todo tipo, además hay maquiladoras de ropa y calzado y hay qué contemplar la construcción de mercados municipales y, para reactivar este sector se propone:

que exista una coordinación del Congreso del estado con el ejecutivo para que, de esta manera se desarrollen las siguientes estructuras jurídicas: Ley de Fomento Cooperativo del estado de Jalisco que contemple un Fideicomiso con recursos de los cooperativistas, el gobierno del estado y de los municipios; la Ley que declare a la micro empresa de interés estatal y como patrimonio familiar, esta ley es incluyente porque entran todos los empresarios que no pasan de 15 trabajadores y, en Jalisco, tenemos 350 mil (INEGI), además que esta es la manera en la que se puede iniciar la regulación del ambulantaje que ya es un problema social que con frecuencia se sale del control de los municipios y, reformar la Ley de Pesca del estado para apoyar en serio a los pescadores de del mar y agua dulce así

como a la piscicultura. El ejecutivo del estado va a gobernar ya con el nuevo esquema económico que está terminado de planear el próximo gobierno de la República, quien va a llevar a la práctica el cambio verdadero, ya veremos cómo va a quedar la distribución de recursos para los estados de acuerdo con los decretos de ingresos y egresos de la Federación. En Jalisco tenemos costa, agua dulce, tierra y gente con la camiseta bien puesta para trabajar coordinadamente los programas que lleguen para el campo, la industria y el comercio.

En este cambio verdadero uno de los objetivos primordiales es terminar con la corrupción y hacer eficientes la aplicación de los recursos en todos los niveles, en delegaciones federales, programas estatales y municipales y esto hace que en Jalisco enterremos el viejo sistema de programar que consistía en parchar los programas de desarrollo, ahora, tenemos qué programar con una visión que parta de raíz, tenemos que irnos por la vía radical, con el fin de que el próximo sexenio sea de resultados tangibles y económicos para los ciudadanos de Jalisco.