Personas con Enfermedades Crónico Degenerativas, Deben Medir su Ingesta de Comida y Debida en Época Decembrina

Por José Luna

Argonmexico / Los pacientes con diabetes, enfermedades del corazón y en general, con enfermedades crónico degenerativas, deben mantener las precauciones con su alimentación aun en la temporada de fiestas decembrinas, para no provocar problemas en su salud, comentó la Maestra Silvia Méndez Celayo, Coordinadora de Nutrición de la Universidad del Valle de México Campus Chapultepec.

Recordó que las celebraciones más importantes son Navidad y Año Nuevo y para las personas que llevan una alimentación controlada, si bien pueden disfrutar de estas importantes comidas con medida, recomendó que los siguientes días, retomen sus rutinas.

“La cena es de uno o dos días, son cenas fuera de lo común por lo que se come y bebe, pero un enfermo inmediatamente debe regresar a su rutina normal para que sus niveles no se vean afectados. Deben consumir cosas sencillas, que no olviden su ingesta de verduras, que no olviden hacer ejercicio si es que lo hacen. No por ser diciembre deben olvidarse que están enfermos, es común que la gente piense que diciembre es nuestro mes de vacaciones y entonces tendemos a perder todo lo que habíamos logrado en todo el año”, indicó la docente.

Para los días posteriores a las celebraciones, la Nutrióloga recomendó la carne de pavo combinada con espárragos; cocinar más ensaladas crudas con lechuga, jitomate, pepino, pimientos. “Lo más importante es planificar la cena, no sobrepasarnos para no llegar a enero con ese remordimiento de conciencia que nos lleva al gimnasio a principios del nuevo año”, señaló.

En cuanto a las bebidas alcohólicas, estas contienen calorías en extremo, por lo que sugirió a la población que beban con medida; tomar un vaso con agua entre cada bebida para aminorar el efecto y para dar la sensación de saciedad. “Son festividades en las que a la mejor no podemos evitar que tomen, pero sí hay que disminuir el efecto de estas bebidas alcohólicas”, manifestó.

La maestra Silvia Méndez dijo que no se trata de prohibir, pues es factible disfrutar cada comida sin culpa, “simplemente debemos estar conscientes de la ración que necesitamos, qué es lo que me puedo comer, cómo lo puedo compensar con mi siguiente comida o al siguiente día, incluso, caminar un poco más, tomar más agua para equilibrar la alimentación y no caer en esto de los kilos extra durante diciembre ni enero para poder conservar mi rutina de alimentación”, comentó.