No habrá gasolinazo en febrero: PRI

No habrá gasolinazo en febrero: PRI

Argonmexico / Los malos augurios para el PRI se atemperaron un poco ayer con el anuncio del dirigente nacional del partido tricolor, Enrique Ochoa Reza, en el sentido de que no habrá gasolinazo en febrero.

El anuncio lo hizo el dirigente en las dos reuniones plenarias de legisladores del PRI, en las cuales se presentó por separado.

Quedó claro que no habrá aumento en las gasolinas en febrero, aunque hubo quien se animó a preguntarle a Ochoa  Reza, la verdadera  razón del anuncio.

Dicen que es populismo detrás de la “petición” que hará el PRI al gobierno federal, para que “pensando en las familias mexicanas de menores recursos”, se haga lo posible para no afectarlo con un nuevo gasolinazo.

Eso sí, después de febrero ya no habrá quién saque la cara por los más pobres, pues el PRI ya no propondrá que no haya incrementos, pero todavía queda la posibilidad de que vuelvan a recular, dicen los que saben.

En realidad, esta jugada político-económica se convino en Los Pinos, pues ya se dieron cuenta los asesores del  presidente Enrique Peña Nieto que la gente está con ganas de provocar algo grande, ante tantos aumentos que está provocando el alza en las gasolinas.

Entonces, el que haya aparecido Ochoa Reza como el gran benefactor de los más necesitados no es más que una misión que le encomendaron en Los Pinos,  pues le servirá por lo menos para amainar un poco las críticas que le llueven por todos lados al partido tricolor.

EL PULSO.- Por cierto, ayer también acudió a hacer proselitismo el diputado con licencia Alfredo del Mazo Maza, quien ya convertido en candidato del PRI a la gubernatura del estado de México aprovechó para pedirle a sus compañeros de bancada su apoyo para poder salir airoso de la difícil contienda que tendrá en junio próximo. Del Mazo Maza dice que no está abanicado por los pronósticos que a estas alturas, cuando no ha arrancado la campaña, lo sitúan en una tercera posición y estiman que no va a ganar ni noqueando. Recordó que hace seis años, cuando nombraron candidato a Eruviel Ávila, lo ubicaron ocho puntos debajo de los candidatos del PRD y el PAN y terminó ganando por más de 8 puntos de diferencia*** Y tal vez tenga razón en su optimismo Alfredo del Mazo, pues aunque se diga lo contrario, está claro que solamente en una alianza PAN-PRD podrían vencer al PRI, dado que este sigue contando con el voto duro de los mexiquenses, que resulta superior al que mantienen panistas y perredistas y, ahora  más fragmentado por  la candidata de Morena*** Por lo demás, resulta contradictorio que las encuestas que han perdido toda credibilidad,  por lo amañado del trabajo que han realizado después del 2006, en donde han fallado de todas, todas, hoy lo vuelvan a dar por válidas los dirigentes del PAN y de Morena, sólo porque ubican a Josefina Vázquez  Mota y a Delfina Gómez muy arriba en las preferencia electorales*** Lo que trae preocupados a algunos priístas, es la revelación que desde las altas esferas del poder le hicieron a un columnista de un diario de circulación nacional, en el sentido de que el presidente Enrique Peña Nieto haya pactado con el dirigente del PAN, Ricardo Anaya, el triunfo del panismo en el estado de México este año, y la entrega de la Presidencia de la República en el 2018. Algunos están muidnos por ese anuncio, pero otros, los más experimentados, consideran que eso es casi imposible, pues aunque  Peña Nieto se pusiera en los zapatos que usó Ernesto Zedillo en el año 2000, todavía falta que lo acepten muchos priístas, como Manlio Fabio Beltrones, y digan la última palabra ¿O se irán a quedar calladitos, que se ven más bonitos? Conste que es sólo una pregunta.

Alejim04@gmail.com

 

Share this post

Post Comment