Mermada Credibilidad

logo-percepcionesArgonmexico.com / La Procuraduría General de la República (PGR) decidió el martes por la tarde-noche arrestar -en plena campaña-, al candidato de la coalición PRD-PT-Convergencia a la gubernatura de Quintana Roo, Gregorio Sánchez Martínez, Greg, algo completamente inédito. No pretendemos calificar si Greg Sánchez es culpable o no, pero tenemos algunas observaciones del “cómo” se han dado algunos hechos, que valdría considerar.

El miércoles se cumplió un año del famoso “michoacanazo”, usted recordará aquel escandaloso operativo mediante el cual la PGR detuvo a 27 funcionarios públicos de la entidad gobernada por Leonel Godoy del PRD. Vale destacar que los argumentos fueron del mismo corte que ahora, “no es asunto político sino meramente judicial”, dijo como ahora Felipe Calderón y los demás. Se destaca también que no se ha realizado una operación similar en ningún estado gobernado por el PRI o el PAN.

Al día de hoy van 19 funcionarios que han sido liberados por falta de pruebas en Michoacán, y ni siquiera han gozado de una disculpa por parte de la autoridad federal correspondiente. Su imagen, la de cada uno de ellos, como persona honorable y profesional fue pisoteada y puesta en duda en el marco de una sicosis social creada por las acciones del gobierno de Calderón.

La PGR recurrió a un juez federal de Toluca para que emitiera una orden de aprehensión en contra de Greg Sánchez y esta fue negada por falta de pruebas, acto seguido, recurrieron al mismo juez de hace un año que les dio la orden para el “michoacanazo”; con argumentos que provienen de las declaraciones de supuestos criminales detenidos y con el status de testigos protegidos.

La PGR ha sido desde hace décadas el instrumento ejecutor de disidentes políticos; el PAN, el PSD, el PC, y otros partidos de aquel entonces, se quejaban del mal uso de las instituciones del Estado, ahora con el PAN seguimos igual o peor. Se estrenaron previo a las elecciones del 2006 con el desafuero de López Obrador y han seguido casos que esta columna por ahorro de espacio omite, pero que a la postre han a la PGR dado una imagen de desprestigio.

La esposa de Greg Sánchez, hizo públicas las amenazas de que han sido objeto: “Llevaban un mes avisándonos de que si no dejaba la candidatura nos iban a hacer algo”; el gobierno priísta de Quintana Roo había tomado una serie de medidas para impedir la candidatura de Greg, expresidente municipal de Benito Juárez (Cancún). Una de esas medidas fue un cambio a la Constitución estatal para aumentar el número de años de residencia para ser gobernador. Punto teledirigido a Greg Sánchez. La Corte declaró inconstitucional la enmienda.

Son hechos claros de que no quieren soltar la plaza al costo que sea, y el ganón sería el PRI, porque fortalecería a se candidato frente a una abanderada débil del PAN -a menos que reaccione positivamente el pueblo de Quintana Roo-, será por eso que el PRD acusa a Gómez Mont de allanarle el piso a Peña Nieto para el 2012. Está muy visto, las acciones y ajuste de tiempos y movimientos así lo corroboran.

Quizá pensaron que con un sólo cartucho caerían dos pájaros: dejar solo al PRI en Quintana Roo y la instalación de una mega-cortina de humo que desvíe la atención del respetable, por la pésima procuración de justicia del gobierno Peña Nieto con el caso Paulette.

El asunto es que, si no reúnen las pruebas suficientes para culpar a Greg, el costo para la PGR y Gobernación sería letal; sumado al “michoacanazo”, el descalabro sería contundente en la ya mermada credibilidad de las instituciones del gobierno de Calderón.

eduardotrejo_s@yahoo.com

Deja un comentario