Mensaje de Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, Gobernador Electo de Guanajuato, en Sesión Solemne del Congreso, Para su Toma de Protesta Como Gobernador Constitucional

De la redacción

– Diputada Lorena del Carmen Alfaro García, Presidenta de la Mesa Directiva del Honorable Congreso de Guanajuato;

– Magistrada María Claudia Barrera Rangel, Presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado;

– Muy apreciados presidentes municipales del estado;

– Distinguidos legisladores federales;

– Felipe Solís Acero, representante del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto

– El expresidente de México, Vicente Fox Quezada y su esposa Martha Sahagún.

– Estimados colegas gobernadores:

o Martín Orozco Sandoval, Gobernador de Aguascalientes;

o Francisco Arturo Vega de la Madrid, Gobernador de Baja California;

o Carlos Mendoza Davis, Gobernador de Baja California Sur;

o Manuel Velasco Coello, Gobernador de Chiapas;

o Antonio Echevarría García, Gobernador de Nayarit;

o Alejandro Ismael Murat Hinojosa, Gobernador de Oaxaca;

o José Antonio Gali Fayad, Gobernador de Puebla;

o Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Gobernador de Tamaulipas;

o Miguel Ángel Yunes Linares, Gobernador de Veracruz;

o Mauricio Villa Dosal, Gobernador electo de Yucatán;

– Senadoras Alejandra Reynoso y Martha Lucía Micher Camarena y el senador José Erandi Bermudez Méndez.

– Juan Carlos Romero Hicks, diputado federal, líder de la Fracción del PAN en el Congreso de la Unión.

– Exgobernadores de Guanajuato Carlos Medina Plascencia, Juan Manuel Oliva Ramírez, Alejandro Ducoing, Héctor López Santillana.

– Honorable Congreso del Estado:

Argonmexico / GUANAJUATO, Guanajuato, a 26 de septiembre de 2018. Guanajuato es historia, es tradición, es cultura.  Guanajuato es modernidad, es progreso y es futuro. Guanajuato es orgullo de México.

Hoy, gracias al voto mayoritario y a la confianza de nuestra gente, recibo el más alto honor al que pueda aspirar cualquier hijo de esta noble tierra: servir a Guanajuato como su gobernador.

Saludo con respeto a todas las fuerzas políticas del estado, los poderes locales y federales, los representantes de la sociedad civil, la academia, las iglesias y sector empresarial, que hoy nos acompañan.

Acudo a esta sesión de nuestro honorable Congreso a rendir protesta como Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Guanajuato, para el periodo 2018 – 2024.

Es una ocasión solemne, que refrenda el profundo espíritu democrático del pueblo de Guanajuato; un pueblo que ha sido protagonista de las grandes luchas de nuestro país por la libertad y la justicia.

Asumo esta enorme responsabilidad con orgullo y con optimismo.

Orgullo, por la oportunidad única de servir a nuestra gente, velar por su bienestar e impulsar a nuestro estado a una nueva fase de crecimiento y progreso, orientada al Bien Común.

Optimismo, porque a pesar de todos los retos y dificultades, confío plenamente en la determinación y el carácter de los guanajuatenses, y ofrezco corresponderles con entrega y esfuerzo, cada día de mi gestión.

Estoy aquí por ustedes y para ustedes, mujeres y hombres de Guanajuato.

Y me dedicaré a servirles con absoluta honestidad todos los días de este mandato, para el cual me distinguieron con su voto, en una elección inédita en la historia de nuestro país.

Somos un estado llamado a hacer grandes cosas y lograr grandes metas, porque así como no se explica Guanajuato sin México, tampoco México se explica sin Guanajuato.

Guanajuato es cuna de la lucha por la Independencia Nacional.

En esta tierra dio inicio la pelea heroica de los Insurgentes que gestó el nacimiento de México, como nación soberana.

Guanajuato fue el escenario de batallas culminantes de la Revolución, en sitios como Santa Ana del Conde y Celaya.

Guanajuato también ha sido protagonista y bastión de las luchas democráticas.

En esta tierra se peleó con bravura por la Defensa de los Derechos Humanos y la Libertad Religiosa, en las primeras décadas del siglo pasado.

En León se dio la lucha por la defensa del voto ciudadano y  del municipio libre, para elegir a su gobierno en 1946.

Aquí se logró la primera Ley Electoral democrática y el primer Consejo Electoral Ciudadano, con lo que se dio un gran paso para consolidar la transición democrática nacional.

No lo olvidemos. Guanajuato ha sido uno de los estados del país capaz de transformar la democracia y el voto, en resultados concretos para el bienestar de la gente.

Aquí el voto sí se ha traducido en mejores gobiernos.

Gobiernos que a lo largo de más de 27 años han tenido visión de largo plazo y capacidad de planeación, siempre de la mano de la ciudadanía.

Y por eso, el primero de julio, una clara mayoría de los guanajuatenses ratificó en las urnas su apoyo a los gobiernos humanistas, que ponen a la persona en el centro de todas sus decisiones y acciones.

El primero de julio, Guanajuato le dijo SÍ al crecimiento y al desarrollo económico.

Guanajuato le dijo SÍ a la generación de oportunidades de educación y empleo.

Guanajuato le dijo SÍ a una sociedad más solidaria y más equitativa.

Guanajuato le dijo SÍ a la lucha por la seguridad y la justicia.

En suma, Guanajuato le dijo SÍ al futuro.

Hoy tenemos un buen punto de partida para construir una nueva etapa en el desarrollo del estado.

Recibimos a un Guanajuato con una economía fuerte; un estado competitivo. El estado es un motor del desarrollo económico. Somos la sexta economía a nivel nacional. Generamos empleo formal y somos un imán de grandes inversiones de México y de todo el mundo.

Recibimos a un Guanajuato que construye una sociedad más justa. Contamos con una política social que nos ha ayudado a reducir la pobreza extrema y las carencias de las familias más pobres, aunque tenemos aun un gran reto para reducir la pobreza moderada.

Recibimos a un Guanajuato que es con orgullo el destino cultural de México. Somos un referente turístico a nivel nacional e internacional, y formamos parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Recibimos además un gobierno con finanzas públicas sanas y fuertes, que no gasta más de lo que tiene y que rinde cuentas claras de cada peso que los ciudadanos aportan con gran esfuerzo.

Es verdad que todos estos resultados son producto del trabajo diario de los guanajuatenses.

Pero también es verdadero y justo reconocer al Gobernador Miguel Márquez Márquez por los logros alcanzados durante su gestión.

El entorno nacional no fue fácil estos seis años. México enfrentó enormes desafíos y problemas, que sin duda pusieron a prueba la capacidad de Guanajuato y de su gente.

Pero aquí tuvimos un gobierno honesto, responsable y capaz que tomó las decisiones adecuadas para superar los retos y entregar cuentas claras a la sociedad.

A diferencia de lo que pueda pasar en otros lugares, aquí no estamos recibiendo ruinas. Al contrario. Aquí podemos construir sobre una base firme, una nueva etapa de progreso para Guanajuato.

Nos hemos trazado cinco ejes que habrán de guiar el trabajo de este gobierno:

Uno. Vamos a regresar a las familias la seguridad, la paz y la tranquilidad.

Dos. Vamos a fomentar el crecimiento económico sostenido, equitativo e incluyente, para que se sienta en los bolsillos de todos los guanajuatenses.

Tres. Daremos un renovado impulso al desarrollo social con más oportunidades de educación y salud. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de las familias que menos tienen.

Cuatro. Vamos a promover el desarrollo ordenado y sustentable, cuidando nuestros recursos naturales en beneficio de las generaciones de hoy y del mañana.

Cinco, vamos a darle a los guanajuatenses un Buen Gobierno, transparente, abierto, honesto y accesible, que administrará con eficacia los recursos que son de todos.

Comienzo con el primer eje: seguridad.

En ese tema no puedo ser más claro: recuperar la paz y tranquilidad de las familias de Guanajuato será mi prioridad como gobernador.

Nuestro estado está viviendo las consecuencias de una crisis nacional de inseguridad y violencia, pero eso no será  pretexto.

Vamos a dar resultados.

Guanajuatenses hoy les digo: no están solos.

Vamos a devolver la paz y la tranquilidad a los ciudadanos.

Pero también les pido que no me dejen solo.

Necesito de todos ustedes, y de todo el apoyo de la sociedad para enfrentar con inteligencia y determinación este problema y recuperar juntos la paz y la tranquilidad de Guanajuato.

Es hora de pasar de las recriminaciones a las soluciones.

Como primera medida de gobierno, firmaré el Decreto para crear el Consejo Estatal de Seguridad.

Será una instancia de toma de decisiones, en la que participaré  junto a los funcionarios encargados de la seguridad, los 46 alcaldes y alcaldesas y los ciudadanos, representados por organizaciones empresariales y sociales.

Ahí se acordarán las grandes estrategias para recuperar la seguridad, la seguridad se todos.

También habremos de trabajar en el fortalecimiento de las policías municipales.

Estamos hablando del eslabón más importante en la cadena de la seguridad, porque son quienes están más cerca de los ciudadanos.

Lamentablemente, también han sido la parte más débil, y por eso tenemos que reforzar las policías municipales.

Trabajaré con los alcaldes para contar con policías municipales profesionales, bien capacitadas, entrenadas y equipadas.

Policías que, además, tengan mejores condiciones laborales, porque si queremos que la policía esté de nuestro lado, también nosotros tenemos que estar del lado de nuestros policías. La seguridad se construye desde lo local.

Impulsaremos las policías de gestión, dentro de las policías municipales.

Crearemos un grupo especial de prevención del delito, con agentes capacitados para escuchar y atender las necesidades de los ciudadanos, y brindarles toda la atención que requieran.

Vamos a trabajar con toda energía para fortalecer la procuración de justicia.

Mejoraremos la vinculación y coordinación entre la policía y el ministerio público. El sistema de procuración de justicia debe ser fuerte, independiente y profesional para llevar a la justicia a quienes infrinjan la ley.

Tendremos que trabajar muy duro para que cada persona que sufre un delito se sienta atendida y protegida por la justicia en nuestro estado.

Para resolver el problema de la inseguridad, desde su raíz, también tendremos que esforzarnos en reconstruir el tejido social.

Quiero decirles que para mí, este es el tema de fondo: estoy convencido de que un niño con libro en la mochila, con un balón o un instrumento musical en las manos, será un joven que no tocará las drogas ni las armas. Necesitamos apostar a la reconstrucción del tejido social.

Los necesitaré a ustedes, y a todos los guanajuatenses, porque emprenderemos campañas de promoción de valores y cohesión social en las escuelas, en las empresas, en las instituciones públicas, en las colonias y en las comunidades.

Y llevaremos la cultura a todos los rincones del Estado, porque está probado que la cultura es un instrumento efectivo para alcanzar la paz.

Lo reafirmo, la seguridad será una prioridad de mi gobierno.