La Crisis: Marcelo en Los Pinos

  • La Crisis: Marcelo en Los PinosEl reto es determinar la distancia entre superficie y profundidad. Florestán

argonmexico.com / De Los Pinos salieron las llamadas el lunes 12 de octubre para convocar a los gobernantes de las entidades afectadas por la toma e inmediata extinción de Luz y Fuerza, a una reunión de crisis con el Presidente de la República.

Era la una de la tarde, y citaban a las cinco a Enrique Peña Nieto, Miguel Osorio Chong, Mario Marín y Marco Antonio Adame; la invitación a Marcelo Ebrard fue operada directamente por Fernando Gómez Mont.

El inicio de la junta se retrasó los 15 minutos que llegaron tarde los gobernadores de los estados de México e Hidalgo.

 

El presidente Felipe Calderón los recibió a las 17:15 horas, adusto, más que serio, saludando de mano a todos. Los invitó a sentarse en la sala de juntas en forma de herradura que está al lado del despacho presidencial, él al centro, entre Georgina Kessel, a su izquierda, y Gómez Mont, a su derecha, seguido de Ebrard, Peña Nieto, Javier Lozano y Patricia Flores, la jefa de la Oficina de la Presidencia. Del lado de la secretaria de Energía, los gobernadores de Puebla, Morelos e Hidalgo y Alfredo Elías, el director de la CFE.

 

El primero en hablar fue Calderón, quien les agradeció su presencia no obstante lo precipitado de la cita, planteándoles la gravedad de la decisión que había ordenado la noche de ese sábado, 10 de octubre, al tomar las instalaciones de Luz y Fuerza y decretar su extinción y liquidación, hablándoles de la situación en que se encontraba la empresa y los posibles riesgos sociales ante la decisión.

Ofreció la palabra y tras un segundo, que se hizo una eternidad, la tomó Peña Nieto para respaldar la decisión política y hacer un elogio de la capacidad de Elías Ayub.

Luego Gómez Mont pidió a Ebrard, que tenía a su lado, que diera su opinión, y lo hizo para expresar su desacuerdo; dijo que no coincidía, que le preocupaba el servicio a los usuarios y que debía haberse dado el diálogo y la negociación, responsabilidad que en aquella mesa el Presidente endosó a su secretario de Gobernación.

Después hablaron los gobernadores de Puebla, quien dijo que a él no le afectaba mucho; de Morelos, que dio todo su apoyo, el de Hidalgo, y el director de la CFE.

Para terminar la reunión, el Presidente de la República agradeció a todos su asistencia y discreción, sobre todo, dijo, por la posición del jefe de Gobierno del Distrito Federal, presente en la reunión.

Ya de otro talante, más relajado, se despidió de todos de mano, Ebrard incluido, y dio por terminada esta reunión de crisis con los gobernadores de la región centro afectada por la desaparición de Luz y Fuerza.

Era el cuarto encuentro en un acto oficial del presidente Calderón y Marcelo Ebrard, jefe del GDF, y la primera vez, quizá en sus vidas, que se estrechaban la mano.

Nos vemos mañana, pero en privado

Deja un comentario