La Balanza de Pagos en el Segundo Trimestre de 2018

Por Francisco Iván Cruz

Argonmexico / En el segundo trimestre de 2018, la cuenta corriente registró un déficit de 3,882 millones de dólares. A su vez, la cuenta de capital resultó deficitaria en 11 millones de dólares. Por su parte, la cuenta financiera presentó un endeudamiento neto que implicó una entrada de recursos por 10,586 millones de dólares, incluyendo un aumento de los activos de reserva por 911 millones de dólares.2 Así, el renglón de errores y omisiones exhibió un flujo negativo por 6,693 millones de dólares.

 En un contexto en el que se observó un recrudecimiento de las tensiones comerciales a nivel global y una moderación en el crecimiento del comercio internacional, en el segundo trimestre de 2018 el déficit de la cuenta corriente se ubicó en 1.3% del PIB, cifra superior a la de 0.6% observada en igual lapso de 2017, si bien menor que la de 2.9% del primer trimestre del año en curso. En particular, el incremento anual del déficit reflejó, principalmente, el aumento en el déficit de la balanza comercial de mercancías, el cual estuvo parcialmente compensado por un mayor superávit de la cuenta de remesas, derivado de ingresos que continuaron registrando niveles históricamente altos. A su vez, el incremento del déficit de la balanza comercial de mercancías se explicó tanto por una reducción del superávit de la balanza comercial no petrolera, como por una ampliación del déficit de la balanza comercial petrolera.

 Si bien para lo que resta de 2018 y 2019 las perspectivas de crecimiento para la economía mundial sugieren una expansión favorable, los riesgos para el crecimiento de la economía global tanto en el corto, como en el mediano plazo se han acrecentado. Lo anterior debido al escalamiento de las disputas comerciales, al posible apretamiento en las condiciones financieras y a la persistencia de riesgos geopolíticos. Estos factores han contribuido a una disminución del apetito por riesgo a nivel global, a la recurrencia de episodios de volatilidad, a menores flujos de capital hacia las economías emergentes y depreciaciones de sus monedas. No obstante este entorno, en el periodo que se reporta la economía mexicana continuó captando recursos a través de la cuenta financiera, fundamentalmente por concepto de inversión directa y de cartera.

1 El presente comunicado de la balanza de pagos, al igual que ha ocurrido con los comunicados de periodos previos, incorpora revisiones de cifras de algunos renglones de dicha balanza. Tales ajustes se originan por el proceso continuo de incorporación de información adicional a las estadísticas. Las principales revisiones se efectuaron en los rubros de inversión directa, utilidades y servicios de seguros y pensiones.

Asimismo, los componentes de la balanza de pagos en el segundo trimestre de 2018 que se reportan en este comunicado pueden llegar a revisarse en publicaciones futuras de esta estadística, a medida que se disponga de mayor información, como pueden ser las variaciones en el monto de los activos de residentes en el exterior, los flujos de inversión directa y las utilidades, entre otros conceptos. La suma de los componentes que integran la estadística de la balanza de pagos que se presenta en este comunicado puede no coincidir con los totales debido al redondeo de las cifras. 2 Semanalmente el Banco de México reporta el saldo de la reserva internacional neta, el cual al cierre de junio de 2018 alcanzó 173,211 millones de dólares.

En la estadística de la balanza de pagos descrita en este comunicado, siguiendo los lineamientos del Manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario Internacional, se utiliza la variación del saldo de la reserva internacional bruta que, a diferencia de la reserva internacional neta, sí incluye los pasivos de corto plazo del Banco de México. Por otra parte, los flujos en el renglón de activos de reserva de la balanza de pagos deben excluir los cambios por valoración en el saldo de la reserva internacional bruta. Así, el incremento en los activos de reserva de 911 millones de dólares en el segundo trimestre de 2018 registrado en la balanza de pagos corresponde a la variación total del saldo de la reserva internacional bruta (407 millones de dólares) menos los ajustes por valoración de dicha reserva (-504 millones de dólares).