El Trashumante de la Noche

Por Charly de Balzac*

+Jorge Carreño, a 30 Años de su Partida, sus Dibujos Siguen Vigentes

Argonmexico / Una vez más “como autentico trashumante” de la noche abordé la Charly-Davidson, me puse el casco y guardé el impermeable en la mochila para dirigirme al Museo de la Caricatura ubicado en la calle de Donceles 99, en pleno Centro Histórico.

El motivo, visitar al director de ese recinto cultural, sede de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas (SMC), Juan Terrazas quien me compartió una taza de café para recordar en esta festividad de Día de Muertos al extinto maestro y amigo: Jorge Carreño Alvarado, caricaturista y pintor en el 30 aniversario de su partida.

Al entrar en detalles confió: nació el 8 de marzo de 1929 en la ciudad de Tehuacán, Puebla, siendo el más pequeño de 4 hermanos: Aída, Ofelia y Amelia del matrimonio entre Don Joaquín Carreño Alcántara, de oficio joyero, relojero y poseedor de un taller de peluquería; y doña María Alvarado Guzmán, perteneciente a una familia de comerciantes. Fallece el 29 de octubre de 1987 en la Ciudad de México.

Estudia su primaria en la escuela Josefa Ortiz de Domínguez, de la ciudad de Tehuacán. En el año de 1940 mueren sus padres y, un año después, un tío por el lado materno, Emilio Alvarado, se convierte en su tutor y segundo padre. Le paga un curso de dibujo por correspondencia, posteriormente lo manda a la ciudad de Puebla a estudiar la secundaria.

Pero al pasar Jorge Carreño por el instituto de industrias y Bellas Artes, decide inscribirse y cursar la carrera de caricaturista, obteniendo de esta institución un diploma que lo acreditaba como tal. Regresa a Tehuacán y convence a su tío para que lo deje ir a la gran capital a probar suerte; no muy convencido su tutor le da los medios necesarios casi estrictamente para el pasaje.

Al llegar Carreño a la Ciudad de México, visita las editoriales con la ilusión de conseguir un trabajo, pero desafortunadamente se encontró con la negativa debido a su corta edad y a que su trabajo no reunía los requisitos profesionales; no pudiendo sobrevivir más en México, decide regresar a su tierra natal, sin sentirse fracasado sino al contrario, con grandes deseos de volver con trabajos semejantes a los que le habían mostrado en los periódicos.

Vale citar que el admirado Carreño se prepara día a día ayudando a su tío Emilio, quien posee una tienda de abarrotes. Por algunos meses, todo el papel de envoltura iba lleno de trazos de Jorge. Indico que en 1944 insiste y regresa a la Ciudad de México con la ilusión de ser contratado. No obstante, de nueva cuenta se topa con la negativa de varios diarios.

Sin embargo, al llegar al departamento de dibujo del periódico La Prensa, el director artístico, Jesús Nieto, le ofrece el puesto de ayudante; sin titubear lo acepta, obteniendo como primer sueldo tres pesos diarios. Es aquí donde Carreño empieza su carrera como historietista; posteriormente inicia algunas suplencias hasta obtener (a la muerte del maestro Carlos Inclán) el puesto de caricaturista oficial de la página editorial.

Es en esta casa editorial donde conoce a dos personajes que llegaron a tener un lugar muy especial en su vida, uno de ellos José Camacho quien junto a su madre y hermanos dieron afecto y trato familiar al solitario Jorge Carreño, y León Wainer con quien consolidó una amistad fraternal que lo acompañó a lo largo de toda su vida.

Así las cosas, y un poco más tranquilo, después de meses de lucha diaria, se inscribe en la escuela de artes “La Esmeralda”. Posteriormente, ingresa a la Escuela Libre de Arte y Publicidad, donde estudia por un período de tres años; sin dejar de trabajar en La Prensa, Jorge Carreño empieza a colaborar en el periódico Novedades en Junio de 1951, ilustrando en la sección de Sociales la columna “Ensalada Popoff” que escribiera Agustín Barrios Gómez.

Años más tarde ilustra también en el mismo espacio la columna de sociales “Titirimundi”, de don Carlos León. Es el 17 de diciembre de 1955 cuando Jorge Carreño contrae matrimonio con Ema Luisa Limón Márquez, con quien procrea tres hijos: Jorge, Luis y José Sergio.

Al dejar de colaborar en La Prensa entra de lleno al periódico Novedades, en el que se mantuvo por un espacio de 33 años, haciendo caricatura política, de deportes y sociales. A la muerte del gran Ernesto García Cabral realiza la caricatura diaria de la página editorial, ilustra la columna “DE POLITICA Y POLITICOS” que escribiera Ernesto Julio Teissier.

Posteriormente hace el cartón y viñeta de personajes públicos de la columna “EN PRIVADO” escrita por Joaquín López-Dóriga. Fue en agosto de 1960 cuando a manera de suplente ingresa a la revista “Siempre”, el enlace entre el genial Antonio Arias Bernal –a la sazón portadista oficial-, y Jorge Carreño, fue un hombre con quien profesó una amistad entrañable, don Hugo Díaz.

Pocos meses después muere Arias Bernal y Carreño realiza de forma oficial y por 27 años ininterrumpidos la portada de la revista del extraordinario ser humano y maestro de periodistas don José Pages Llergo. En todos sus años de lucha por sostenerse en el lugar ambicionado por él, hizo un sinnúmero de dibujos, carteles, retratos, portadas de libros y logotipos.

También realizó pinturas y dibujos con suficientes méritos para ser consideradas obras de arte de valor estético por su trazo y colorido. Jorge Carreño utilizó para ello diversas técnicas: pastel, acuarela, carbón, sanguina, tinta y óleo, elemento este último que deseaba para disfrutar en sus años de retiro periodístico, años que nunca llegaron, porque tras larga y penosa enfermedad, Jorge Carreño Alvarado muere en la ciudad de México el 29 de octubre de 1987.

Entre sus múltiples Premios y Reconocimientos están: 1959.- Hijo Predilecto de la ciudad de Tehuacán, nombramiento otorgado por el Ayuntamiento de Tehuacán, siendo Presidente Municipal Isaac Gómez Jiménez; 1967.- Tercer lugar en el IV Salón de la Caricatura en Montreal, Canadá; 1968.- Medalla de Oro premio Francisco Zarco de la I Olimpiada de Periodismo organizada por el club de Periodistas de México.

Para 1970.- Medalla de Oro Campeonato Mundial de Periodismo en la categoría de Caricatura, organizado por la Asociación Mundial de Prensa Olímpica, con motivo del Campeonato Mundial de Futbol México 70; Premio que le fue entregado por el Presidente de Honor, Miguel Alemán Valdés.

En 1972.- Primer premio “CONSTANTINO ESCALANTE” para la mejor caricatura del IV Certamen Nacional de Periodismo convocado por el Club de Periodistas de México, entregado por el Presidente de la República, Luis Echeverría Álvarez. Y en 1973.- Diploma al mejor caricaturista otorgado por el Círculo de Tlacuilos, S.C., en el II Salón de la Historia Mexicana.

1977.- Premio Nacional de Periodismo e Información en Caricatura, entregado por el Presidente de la República, José López Portillo. Para 1979.- Primer Premio Especial del XI Certamen Nacional del Periodismo convocado por el Club de Periodistas de México, por las portadas de la revista SIEMPRE, entregado por el Presidente José López Portillo.

En 1982.- Premio “TEPONAXTLI DE MALINALCO”, otorgado por la Asociación Nacional de la Publicidad. 1984.- Presea “JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ALCONEDO” otorgada por la Unión de Artes Plásticas, de la Ciudad de Puebla. Y 1985.- Poblano Distinguido, nombramiento otorgado por el Ayuntamiento de Puebla, siendo presiente municipal Jorge Murad.

Durante 1987.- Recibe la Presea “TLACUILO DE ORO” otorgada por la Unión de Tlacuilos. 1987.- Primer Lugar en Caricatura en el Concurso Interamericano “EL PERIODISMO COMO VÍNCULO DE PAZ EN LATINOAMÉRICA” organizado por el Club Primera Plana (Premio Post-mortem). Sin dejar de lado que Jorge Carreño fue socio fundador en 1975 de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas, sociedad autoral de interés público que encabeza actualmente Marcos Cruz Tlacuilo.

La obra de Jorge Carreño ha sido vista y admirada en exposiciones realizadas en la capital del país, y en los estados de Puebla, Morelos, Oaxaca y Nuevo León; así como en diversos recintos de Canadá, Estados Unidos, España, Cuba, Nicaragua y Bélgica.

*Poeta Trashumante de la Noche, del Mezcal y del Hip-Hop