El País Goza, en General, de Buena Salud

*Aunque existen problemas y deficiencias en la materia: Narro Robles

Por José Luna

Argonmexico / En la comparecencia del Secretario de Salud, José Narro Robles, el senador Salvador López Brito señaló que uno de los grandes problemas que han afectado a México, es la disminución del presupuesto para la atención de la salud, pues desde 2013, el sector ha sido afectado por continuos recortes que, en conjunto, suman alrededor de 40 mil millones de pesos.

El presidente de la Comisión de Salud afirmó que, en su momento, el Gobierno Federal reconoció que los datos demográficos y epidemiológicos indican que las presiones sobre el sistema nacional de salud son y serán cada vez más mayores, “poniendo en riesgo la sustentabilidad financiera de las instituciones públicas”.

Por ello, agregó, se asumió el compromiso, en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, de proveer una red de protección social que garantice el derecho de acceso a la salud a todos los mexicanos y se evite que problemas inesperados de salud o movimientos de la economía sean un factor determinante en su desarrollo.

La realidad ha sido distinta a lo establecido, pues en 2013 se registraron recortes presupuestales por dos mil 396 millones de pesos; en 2014, por nueve mil 437 millones; en 2015, por 13 mil 75 millones de pesos; y en 2016, el presupuesto sufrió recortes por ocho mil 500 millones de pesos, “a pesar de la alta demanda de los servicios”, asentó.

En su intervención inicial, José Narro Robles, reconoció que existen problemas y deficiencias en la materia, “pero también puedo asegurar que el país goza, en general, de buena salud” y es un compromiso de este gobierno fortalecer el sistema público de este sector, así como el uso transparente de los recursos y la rendición de cuentas.

Destacó que entre las acciones que llevó a cabo la Secretaría para atender las recientes contingencias fueron la reconversión hospitalaria en la Ciudad de México, que permitió liberar tres mil camas para la atención de la emergencia.

Por instrucciones del Presidente, dijo, se brindó una atención indistinta, sin depender de la derechohabiencia, y se registraron más de 205 mil atenciones en los estados afectados, de orden médico, psicológico, de urgencias y hospitalizaciones.

El funcionario recordó que, hasta el día de ayer, había en los estados de Puebla, Morelos y la Ciudad de México 54 personas hospitalizadas por los sismos.

Agregó que se tienen 98 mil unidades operando y “un gran despliegue en materia de salud pública, que nos han permitido evitar, hasta este momento, algún brote epidémico”.

Narro Robles informó que actualmente el Sistema Nacional de Salud cuenta con cerca de 23 mil unidades de atención ambulatoria, mil 400 hospitales, más de 90 mil camas, 210 mil médicos, 300 mil enfermeras y un conjunto de 900 mil trabajadores, para atender a más de un millón de mexicanos que diariamente acuden a las instituciones públicas de salud.

Dijo que diario se atienden casi cuatro mil 400 nacimientos, cerca de 10 mil cirugías practicadas y más de 16 mil hospitalizaciones “son parte de lo que sucede cotidianamente en las instituciones de salud”.

Informó que al 2015 se registró una reducción del 6 por ciento en la mortalidad infantil, la razón de muerte materna con una disminución de 18 por ciento, los casos de VIH por transmisión vertical –de madre a niño al momento del nacimiento– 43 por ciento menos y la carencia por acceso de servicios disminuyó en seis puntos porcentuales al bajar de 21.5 a 15.5 por ciento, entre otros resultados.

Por el Grupo Parlamentario del PT, el senador Luis Humberto Fernández Fuentes consideró que esta administración “no cumplió sus promesas en materia de salud” y México ha sido calificado como una de las naciones con mayor desigualdad y rezago en la calidad de la atención médica”.

El gasto en servicios médicos en nuestro país, agregó, es alrededor de 6.2 por ciento del Producto Interno Bruto, cuando la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, es del 18 por ciento.

María Elena Barrera Tapia, del Grupo Parlamentario del PVEM, subrayó la necesidad de “dar un golpe de timón” para que los estados, responsables de la salud de sus habitantes, cumplan con transparencia y calidad las tareas que tienen la obligación de realizar en esta materia.

Dijo que los 900 mil trabajadores del sector salud “están rebasados”, pues no tienen equipo suficiente ni medicamentos para laborar y no cuentan con los elementos necesarios para satisfacer las necesidades de los usuarios.

El senador del PRD, Fernando Enrique Mayans Canabal, dijo que es indispensable frenar los recortes presupuestales en el sector salud, ya que afecta directamente el primer nivel de

atención médica, “hay un desmantelamiento de este nivel, se debe invertir en él, porque no hay dinero para contratar personal”.

Indicó que las enfermedades crónico degenerativas, principalmente la diabetes tipo uno, es la causa del 14.5 por ciento de las muertes, es decir, se pueden prevenir 88 mil fallecimientos, pero es necesario invertir en el primer nivel de atención médica, el cual se encuentra “desmantelado”.

La senadora del PAN, Sonia Rocha Acosta, señaló que pese a los esfuerzos que se han hecho en materia de prevención, es difícil atender los problemas del sector y realizar una detección oportuna de enfermedades, con “un presupuesto rasurado”.

Es necesario blindar el presupuesto destinado al sector salud, a efecto de que los recursos permitan impulsar la atención médica, así como brindar mayor atención a la población rural y los sectores más afectados y marginados, “existe una gran preocupación en ese sentido”.

La senadora del PRI, Lilia Guadalupe Merodio Reza, sostuvo que ante los diversos desastres naturales que han afectado el país, el sector salud respondió con oportunidad y eficiencia la demanda de atención médica, a la vez que se establecieron protocolos sanitarios en las zonas afectadas.

Estamos conscientes que los retos que enfrenta el país, como el abastecimiento de medicamentos, mejora en el servicio de atención médica, mayor transparencia y los índices de obesidad infantil, son muchos, “pero tenga la certeza de que lo vamos a seguir acompañando”.