AMLO Cierra la Puerta y Abre Otra

AMLO Cierra la Puerta y Abre Otra
Luego hay que elegir con quien perder, no solo a quien ganar. Florestán

Argonméxico / Alguien decía ayer que el peor enemigo de Andrés Manuel López Obrador es él mismo, y que sus mejores promotores son sus enemigos y críticos.

De lo segundo no tengo duda, de lo primero es cuestión de matiz: mientras está de precandidato, su quehacer permanente, nadie como él; en cuanto inician las campañas, él se encarga de sí mismo y electoralmente se daña como nadie lo daña.

Lo vimos en 2006, en 2012 y en el proceso del Estado de México, central en su campaña, en el que él y Delfina Gómez perdieron ante el PRI y Alfredo del Mazo, lo que registró y llevó, el 5 de mayo, a dar un primer ultimátum al PRD y a Juan Zepeda para declinar a su favor, lo que éste rechazó, lanzando otros cuatro ultimátums más que recibieron la misma negativa.

Tras el proceso, la presidenta saliente del PRD, Alejandra Barrales, le ofreció ir aliados en 2018, a lo que le respondió el domingo ante el pleno del Congreso Nacional de Morena:

Un partido, (el PRD) conformado por dirigentes y gobiernos corruptos, que compra votos, reparte migajas, trafica con la pobreza de la gente y solo es movido por el interés personal de sus dirigentes, no puede ser considerado un partido de izquierda… Quienes se asocian con la mafia del poder no son más que mercenarios, politiqueros, oportunistas… Mi visión es que no podemos marchar juntos con estos partidos: PRI, PAN, Movimiento Ciudadano, Encuentro Social y Nueva Alianza, a los que acusó de mantener acuerdos con (Enrique) Peña Nieto y el régimen.

Y con esto, por ahora, cerró la puerta a las alianzas de Morena, abriéndosela solo al PT, que de última hora declinó por él en el Estado de México, sin mayor aportación.

Ese portazo a las alianzas lo dio el presidente de Morena al tiempo que operadores del PRD y del PAN ya hablan para formar una alianza opositora al PRI y al mismo López Obrador para 2018.

El punto de desacuerdo, que han pospuesto pero es central, es el del candidato, pues el PAN quiere uno azul para la Presidencia, a lo que el PRD cedería siempre y cuando el de Ciudad de México fuese amarillo.

Recordatorio: las elecciones presidenciales son dentro de 355 días, el próximo 3 de junio.

RETALES 1. DECISIÓN. La Suprema Corte está por resolver la acción de inconstitucionalidad promovida por el PRD y Morena contra la reforma por la que el Senado amplió los períodos de cuatro magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, dos de tres a seis años y otros dos de seis a ocho;

2. EDITORIAL. Ahora resulta que, según ese tribunal electoral, no es Rafael Moreno Valle, sino Editorial Porrúa la que promueve el libro con el que busca la candidatura presidencial del PAN. Sería una inversión de proporciones nunca vistas en la industria editorial de México; y

3. PORTAZO. El gobierno federal resucitó al PT, mediante una operación electoral a destiempo y poco clara, cuando ya había perdido el registro en las pasadas elecciones federales. Y a cambio se entregó a Morena. No entiendo.

Nos vemos mañana, pero en privado

Share this post