Senado se Llena de Colores, Inaugura Exposición Pictórica “Los Brujos”

Por Jaime Arizmendi

*Las obras de Max Sanz muestran el colorido artístico de nuestra cultura mexicana.

Argonmexico / El Senado de la República se preocupa y ocupa por la generación de leyes a través del trabajo y debate legislativo, pero también por ser un espacio en donde se tenga la oportunidad de admirar y apreciar exposiciones artísticas, aseguró el senador el senador Daniel Gabriel Ávila Ruiz, al inaugurar la Exposición pictórica “Los Brujos”, del artista plástico Max Sanz.

Quizá todos, dijo, esperan ver en las obras que presenta este joven pintor de origen oaxaqueño, a esos seres que el artista Francisco de Goya toca en dos momentos: “Los caprichos” y “Pinturas negras”, pero afortunadamente nos encontramos con obras de colores vibrantes y personajes recurrentes.

“Y es justo en esos colores y personajes en donde denotamos la conexión con la pintura oaxaqueña siempre tan colorida y con características propias, pero al igual, ese colorido artístico lo encontramos también en nuestra cultura mexicana”, destacó el senador del PAN.

Este arte retoma la concepción del término nahualináhual, usado para designar dos significados: el primero se refiere a esa suerte de tener un álter ego animal que se encuentra estrechamente unido al destino humano, y el segundo significado, es el ser que tiene la capacidad de cambiar de forma a voluntad y que, al pasar del tiempo, también llamaron brujo.

Brujo es un vocablo del viejo mundo usado para nombrar a una persona que por sus prácticas y conocimientos ocasionaba circunstancias sobrenaturales y a quienes se les atribuye un pacto con el diablo y el poder de dañar a otras personas, explicó el legislador.

Max Sanz, aclaró el senador del PAN,  va más allá de esos conceptos y en sus obras muestra a estos seres, a través de sus personajes, con colores vibrantes, sabios, mágicos, libres, que curan, que conservan su mentalidad infantil o ingenua y que no temen caer en las redes de la malignidad, pero inmersos en ese color negro, que traslada a nuestra caótica realidad actual.

Como curador de arte, Ricardo Camacho dijo que en el caso del artista Max Sanz, sus personajes y colores hablan de su personalidad, de lo que siente y de lo que quiere que sientan y perciban los demás a través de su vista y a entregarse a los sentimientos que trata de comunicar, en un mundo de elefantes y calaveras, y de todo lo que para él significa expresar su espíritu.

En estas exposiciones –agregó– tenemos la oportunidad de decir lo que significa el artista, no solo a través de las palabras sino a través de los colores.