Solidaridad Siempre Atento y Preparado ante Cualquier Contingencia: Laura Beristain

De la Redacción

Argonmexico / SOLIDARIDAD, Q. Roo.- Aunque en Solidaridad sólo se presentaron nublados y algunas lluvias durante el paso de la tormenta tropical “Michael”, ahora convertida en huracán, el gobierno municipal encabezado por la presidenta Laura Beristain Navarrete, continuará con las tareas preventivas, pues la temporada de huracanes concluye hasta el mes de noviembre y no se bajará la guardia.

Beristain Navarrete informó que personalmente supervisó las tareas preventivas que se implementaron en Solidaridad, con el propósito de que los ciudadanos se sientan seguros y protegidos durante la amenaza de “Michael”, que se formó frente a las costas de Quintana Roo y rápidamente evolucionó de depresión tropical a huracán, el cual ya no representa una  amenaza para la zona.

No obstante, es posible que continúen los nublados y algunas lluvias aisladas hasta disiparse los remanentes de este fenómeno en las próximas 24 horas, de acuerdo con el reporte del Departamento de Meteorología y Climatología Municipal.

“Mi consejo para las familias solidarenses es que tomen sus previsiones en caso de lluvia y sobre todo se cuiden para evitar accidentes; seguiremos trabajando permanentemente  desde la Dirección General de Protección Civil y Bomberos,  y daremos atención a las peticiones ciudadanas para la  poda de árboles, limpieza de calles y desazolve de pozos de absorción”, señaló la presidenta municipal.

Por su parte, Darwin Covarrubias Góngora, director general de Protección Civil y Bomberos, manifestó que seguirá activo el “Operativo Tormenta” ante cualquier eventualidad.

“Seguimos alertas, no bajamos la guardia, y seguimos monitoreando la trayectoria de ‘Michael’, cuyos efectos directos  ya pasaron y ahora sólo estamos tomando medidas preventivas”, resaltó.

El funcionario municipal descartó que se hayan visto en la necesidad de activar refugios temporales. Asimismo, dijo que en el municipio se reportaron nada más incidentes menores, como es el caso de algunos encharcamientos, los cuales fueron atendidos oportunamente por medio del desazolve de pozos de absorción, siguiendo todos los protocolos de emergencia.