Educar por Siempre

Por María Elena Maldonado

Argonmexico / Tan traída y llevada en los discurso políticos y privados; desgraciadamente en México, convertida en trueque de componendas de poder y corrupción, me atrevo a decir que pocos –igual me equivoco y desgraciadamente una gran mayoría son presa de los inmorales dirigentes de CNTE y el SNTE- por un motivo o el otro, son pocos los maestros que se desempeñan con el compromiso de ser ejemplo y pilar en el desarrollo de esas niñas y niños a los que les ha tocado tener en un salón de clases. Hay miles de afortunadas historias en las que un maestro ha modificado el destino de un grupo entero o de un solo niño, ya un proverbio judío dice que “Quien salva una vida salva el mundo entero”.

Obviamente no hay que olvidar que los padres son responsables directos en la educación y apoyo en los estudios y la evolución positiva de sus hijos, a los que ya se ha involucrado escolarmente en este tema tan importante. Ellos son el ejemplo primario en el largo camino del aprendizaje.

Elías Tefarikis, socio fundador y director de educación de Momento Cero, apunta que comprender la educación y su relación fundamental en el desarrollo de las personas no es tarea fácil, sin embargo, es relevante que para discutir sobre ella tengamos claro que es una acción recíproca, la cual implica la relación entre un educador y sus estudiantes. Cualquier persona puede aprender por sí misma creyendo que ha comprendido, como también cualquier docente puede enseñar sin siquiera ser atendido, por lo que sólo hablamos de educación como una acción de relación, la educación debe ser medida constantemente en sus aprendizajes, desempeño de sus docentes, liderazgo de sus directivos, entre otras elementos fundamentales, por lo que sólo así podemos hablar de verdadera educación.

Hay múltiples teorías y practicas respecto a la forma de preparar a un niño “La educación en la infancia temprana es la llave para construir una sociedad mejor” decía María Montessori, la italiana que usted debe haber por lo menos visto en el nombre de alguna escuela en México (1870 – 1952 educadora, pedagoga, científica, médica, filósofa, antropóloga, psicóloga y humanista) Tuvo un enorme papel en la renovación de los métodos pedagógicos, criticados por ser demasiado radicales, ya que apostaba por el juego y la exploración libre como motores del aprendizaje. En cuanto a los niños con deficiencias mentales, se mostró convencida de que sus potencialidades podían desarrollarse y desde entonces se propuso trabajar con los niños en general, entendiendo que la educación es un triángulo entre amor, ambiente y relación niño-ambiente. Fue pionera a la hora de defender los derechos de la infancia y de las mujeres y a la hora de hablar de la responsabilidad social en el tema de la delincuencia juvenil. No conozco la lista de materias que imparten en las Normales para maestros en México, pero quiero suponer que estudian a esta gran pedagoga.

El filósofo inglés R.S Peters, señala que la educación es algo propio e inherente al hombre, debido a su necesidad constante de desarrollarse como ser humano. Para dicho autor, el hombre educado, independiente de qué tipo de aprendizajes haya realizado, deberá haber fomentado su propio conocimiento, y no tan sólo haber aprendido nuevas habilidades. En este sentido se establece una importante distinción entre educar e instruir, ya que para dominar la instrucción es suficiente saber y conocer las técnicas de comunicación; sin embargo, educar es capacitar a las personas para que alcancen su fin último, su realización como persona, mediante acciones libres y moralmente rectas.

La enseñanza es parte de la historia del ser humano, incluso antes de la escritura ya existía la oralidad para transmitir el conocimiento, las tradiciones, los juegos. Las personas que aman hacer esto, la llaman una “hermosa disciplina” en la que además se da y se recibe, esos maestros que gozan esta profesión, que se actualizan constantemente para estar al día en un mundo que cambia sin cesar.

Yo me aterrorizo al pensar que esos huelguistas apostados continuamente en campamentos, marchando en carreteras, robando el peaje, van dializando negocios, oficinas, irrumpiendo en las evaluaciones, golpeando, rapando, humillando compañeros dañando la vida y la economía de muchos, nunca se les deberían permitir acceder a estar al frente de un grupo pretendiendo ser un educador. Lo menos deberían estar en la cárcel.

emaldonadoballesteros@yahoo.es