Diputados Huérfanos

logo-joaquinSí, las elecciones quedaron atrás, pero no los agravios. Florestán

argonmexico.com / Una vertiente de los resultados electorales del domingo que no se ha considerado bien a bien es su impacto en la Cámara de Diputados.

Las bancadas priistas de San Lázaro son manejadas en parte por sus gobernadores, de los que reciben ayuda, línea e ilusiones de sucesión.

Lo apunto hoy porque los diputados del PRI en Puebla, Oaxaca y Sinaloa, donde la oposición sacó a los gobiernos priistas, suman 39: 15 de Puebla, 14 de Oaxaca y 10 de Sinaloa.

Ahora, con un gobierno no priista, ¿a quién van a atender estos huérfanos de San Lázaro?

No los veo alineándose con el coordinador Francisco Rojas ni con Beatriz Paredes.

¿Entonces?

Ya los adoptarán. Además, están en juego 20 diputados de Veracruz que, sumados a los otros 39 y a los 45 del Estado de México, dan 104, la quinta parte de la Cámara de Diputados y casi la mitad de la bancada mayoritaria del PRI en San Lázaro.

Esa orfandad legislativa es parte del conflicto, más que poselectoral, de gobernabilidad que se viene.

Eso lo saben los promotores de las alianzas, quienes han puesto su mira en el Estado de México julio del año que viene, y más que en el proceso electoral, en el gobernador Enrique Peña Nieto, su blanco, su enemigo a vencer.

Este objetivo ha unido al PAN, al PRD y al gobierno calderonista en un proyecto común, como lo confirma un hecho: en 2011 hay elecciones en Guerrero, Michoacán, Nayarit, Coahuila y Baja California Sur, además del Estado de México, y sólo se habla de alianza en este último, lo que ratifica que el objetivo no es el palacio de gobierno en Toluca, sino la eliminación de Peña Nieto de la carrera presidencial, apostando a que su derrota en 2011 lo elimine de 2012, en lo que están todos ellos, el gobierno federal incluido.

Retales

1. RECLAMO. Rodrigo Medina reclama para Nuevo León un representante de alto nivel del gobierno del presidente Calderón que coordine la ayuda federal en el desastre que se vive. Ese llamado lo deberían oír también algunos de sus grandes capitales que, salvo una excepción, no se han hecho presentes;

2. CAMBALACHE. ¿Sostendrá el gobierno de Calderón la segunda parte del acuerdo del PAN en Tlaxcala? Me refiero a la declinación de la senadora perredista Minerva Hernández en favor de la candidata panista Adriana Dávila, a cambio de lo cual se otorgaría al PRD la Procuraduría de Defensa del Contribuyente, en la persona de la magistrada Diana Bernal Ladrón de Guevara, muy cercana a la primera. Pero como perdió el PAN… a ver; y

3. REPAGO. Esa posición permitiría que el presidente Calderón tuviera los votos perredistas necesarios para colocar a la cercana magistrada Elvia Díaz de León como titular en la Fiscalía de Delitos Electorales de la PGR, en relevo de Arely Gómez.

Deja un comentario