¿Debo HacerleCircuncisión a mi Hijo?

Por Roxana Hebe Hernández

*No es necesaria la circuncisión, con los cuidados necesarios; pediatra valorará si se lleva a cabo la cirugía

*Es obligada limpieza del prepucio para evitar fimosis, mal olor e impurezas, así como vigilar el desarrollo de los testículos en los primeros años

Argonmexico / Independientemente de las creencias, muchas personas se preguntan si es necesario hacerle la circuncisión a su hijo. En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lo primero que se recomienda es llevar a efecto una exhaustiva limpieza frecuente del órgano reproductivo masculino desde la niñez, especialmente del prepucio (piel) que recubre el pene, para evitar malos olores e impurezas acumuladas para que no se presente una fimosis (incapacidad de descubrir la cabeza del pene), una de las causas que lleva a la operación quirúrgica.

La doctora Alicia Hernández Vargas, con especialidad en pediatría, adscrita a la Coordinación de Gestión Médica de la Jefatura Delegacional de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Oriente, explicó que el término fimosis se utiliza cuando el prepucio no puede ser retraído por detrás del glande (parte final del pene).

“Esta condición está presente en todos los recién nacidos cumpliendo una función principalmente protectora. Durante la infancia se produce una separación gradual del prepucio que se completa, en la mayoría de los casos, al llegar la adolescencia. Entonces, es necesario tener las medidas higiénicas adecuadas, dado que en lo que se lleva a cabo el proceso de separación del prepucio pueden presentarse complicaciones como lo son infección del tracto urinario o fimosis”.

Explicó que del tratamiento de la fimosis el pediatra valorara los diferentes factores antes de considerar un tratamiento quirúrgico, como lo es grado de estrechez, complicaciones, y las creencias religiosas de los padres; “entonces se realizará referencia a la especialidad de cirugía pediátrica, ya que la circuncisión ha sido tradicionalmente el tratamiento de elección, aunque se deben tener en cuenta los factores mencionados”.

La doctora Alicia Hernández también solicita a los padres de familia vigilen el adecuado desarrollo de los testículos de su hijo durante los primeros cuatro años de vida, “ya que éstos deben de estar ubicados dentro del escroto (bolsa). El que no se hallen en el lugar correcto y permanezca alguno en la parte superior, es anormal y puede ocasionar atrofia en los mismos, porque con ello;estaremos previendo problemas de infertilidad o cáncer testicular en los varones, en su etapa juvenil y adultez;.

Indicó que aunque no es un problema común, sí existen pacientes de 10 a 14 años que se les tiene que retirar el testículo debido a que no se desarrolló adecuadamente dentro del escroto; de esta forma se previene un cáncer testicular e infertilidad.

“Lo ideal es que si existe el problema del testículo y si este es detectado a tiempo en los tres primeros años de vida del varón, bajo la supervisión del médico pediatra se busque la realización de una cirugía para evitar complicaciones en el futuro.

“Por lo que se refiere al testículo retráctil (que sube y baja) en los niños, dijo que esta patología no requiere tratamiento quirúrgico, sólo vigilancia constante durante seis meses a un año. Posteriormente el testículo torna a su acomodo en el escroto”.

Reiteró que la supervisión visual y táctil de los papás es vital, ya que el descubrimiento oportuno hará que sus hijos tengan una vida productiva sin problemas de fertilidad, y más aún sin que les sea retirado un órgano reproductivo.