Comparten las Prioridades de México

Por José M. Rojas Fierro 

Argonmexico / El subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Javier García Bejos, participó en la septuagésima sesión del Comité Directivo del Programa de Cooperación en Economía Local y Desarrollo Laboral (LEED), en la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en París.

En su intervención en el panel de expertos sobre prioridades de los países en el marco de acción del Programa LEED, el funcionario externó que “sabemos que la herramienta más importante para el desarrollo económico es, sin duda, la generación de empleos formales, y en México se han creado en los últimos cuatro años 2.7 millones de puestos de trabajo. Este es un logro histórico para el país”.

El 18 de mayo de 1994, hace 23 años, México se unió como país miembro a la OCDE. En este sentido, el subsecretario señaló que nuestro país fue el primer miembro latinoamericano de la organización, con una membresía ininterrumpida. “Desde entonces, hemos avanzado en la cooperación y el desarrollo económico incluyente”, subrayó.

Durante la sesión, se expusieron temas como el acceso al trabajo formal y la reducción de desigualdad a través de un salario digno. “La política social es el primer paso hacia un camino incluyente para reducir la desigualdad. En México, es nuestra motivación para generar programas ambiciosos que potencien la productividad, educación y capacitación entre los grupos más vulnerables”, destacó García Bejos.

El evento contó con la participación de funcionarios públicos de alto nivel como Masako Nakamura, del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón; Enric Mondedéu, del Servicio de Empleo Público de Valencia, en España; Bjorn Barvik, del Ministerio de Gobierno Local y Modernización de Noruega, y Michele Dau, del Consejo Nacional para la Economía y el Trabajo de Italia.

Tal como se discutió por los representantes de los países, las nuevas tecnologías están desplazando a los trabajadores, y en un mundo tan cambiante, se deben tomar en cuenta las nuevas condiciones laborales. “De frente a este nuevo paradigma debemos trabajar, de la mano de la tecnología, por mejores fuentes de empleo que generen mayores ingresos para combatir la pobreza”, puntualizó García Bejos.

En este contexto, el subsecretario sostuvo una reunión de trabajo con un grupo de expertos de la OCDE, encabezados por Monika Queisser, Jefa de la División de Política Social, en la que se dio seguimiento a la petición del titular de la Sedesol, Luis Enrique Miranda Nava al Secretario General de la OCDE, José Ángel Gurría sobre la realización de un estudio de la política social en México. Se analizará el impacto de los programas sociales de la dependencia en el combate a las carencias de la población beneficiaria para mejorar sus condiciones de vida.

Posteriormente, asistió a una mesa de trabajo presidida por Marie-Chantal Girard, vicepresidenta de Política y Comunicaciones para el Desarrollo Económico de Canadá en las Regiones de Quebec, sobre desarrollo y crecimiento incluyente para las comunidades indígenas.

García Bejos compartió con los participantes de distintos países la experiencia de México en la atención de este grupo social en condiciones de vulnerabilidad.  Dijo que, a través de los programas federales de desarrollo social, se otorgan apoyos a más de 2.2 millones de beneficiarios indígenas, identificados en el Sistema de Focalización para el Desarrollo (SIFODE).

El subsecretario sostuvo un encuentro con la Directora General Adjunta de la OCDE, Mari Kiviniemi. En la reunión, se revisó la agenda de cooperación con la Sedesol, misma que se centra en el impulso al crecimiento incluyente para el combate a la pobreza, el fortalecimiento de las capacidades productivas entre la población mexicana más vulnerable, así como la promoción de acciones innovadoras para incentivar la economía social y el empoderamiento de las personas a través de la certificación y capacitación.

La OCDE es una organización internacional intergubernamental y multidisciplinaria, creada en 1961 y compuesta por 35 países. A través de su red de más de 250 comités especializados y grupos de trabajo, provee una plataforma en donde los países pueden comparar experiencias, sugerir buenas prácticas y coordinar políticas públicas nacionales e internacionales para favorecer el bienestar económico y social de todas las personas del mundo. En este sentido, el Programa LEED asesora a los gobiernos y comunidades desde 1982 sobre las modalidades de respuesta a los cambios económicos para la creación de más y mejores empleos, mediante la implementación efectiva de políticas, prácticas innovadoras, fortalecimiento de capacidades y estrategias integradas a nivel local.

 

Share This Post