Trabajadores Mexicanos y Migrantes Rehabilitan Plantaciones en Tapachula

De la Redacción

Argonmexico / A fin de recuperar la actividad productiva en un predio de las zonas económicas especiales de más de 500 hectáreas en Tapachula, Chiapas, adquirido por el gobierno federal en 2016, la Secretaría de Bienestar inició la rehabilitación de plantaciones de cacao y mango en ese terreno.

Para esta labor, la dependencia se coordina con técnicos y facilitadores del Programa Sembrando Vida, quienes acompañan a trabajadores mexicanos, así como migrantes incorporados al Programa para el Bienestar de las Personas en Emergencia Social o Natural, instrumentado como parte del Plan de Desarrollo Integral del Sur de México y Centroamérica.

El objetivo es que estos terrenos aporten un beneficio para las comunidades, con la generación de empleo para nacionales y migrantes que desean permanecer en nuestro país.

Javier May, subsecretario de Inclusión Productiva y Desarrollo Regional de la Secretaría de Bienestar, explicó que con estrategias como éstas se cumple con la política humanitaria de apoyo a los migrantes pero también se atiende a la población nacional que está en busca de ingreso.

“Es una acción humanitaria para todos los que vienen a nuestro país, pero también para los mexicanos. Hoy como nunca, se implementa un plan de generación de empleo”, afirmó el funcionario federal, quien explicó que los productos que se obtengan de estas plantaciones serán colocados en el mercado nacional e internacional y los recursos obtenidos se entregarán a la Tesorería de la Federación.

En el caso de los migrantes, sólo participarán aquellos que están incorporados al Programa para el Bienestar de las Personas en Emergencia Social o Natural,  instrumentado por la Secretaría de Bienestar y que han sido vinculados en los módulos de atención habilitados por la dependencia.

Esta estrategia se inició con la participación de poco más de 100 trabajadores, de los cuales 50 son migrantes que se encuentran en albergues de los municipios fronterizos de Chiapas. No obstante, el proyecto que incluye el mantenimiento de las plantaciones y la producción de 40 millones de plantas en lo que será el vivero más grande de México, tendrá una capacidad para generar hasta mil 200 empleos.