Sector Salud, las Cuentas no Cuadran

Sector Salud, las Cuentas no Cuadran

  • Comisión de Presupuesto con otras cifras
  • Diputados arropan a Urzúa
  • Austeridad racional, exige IP
  • Fructuosa por azúcar líquida

Por Agustín Vargas

Argonmexico / El problema de la falta de recursos en el Sector Salud, el cual se ha visto severamente afectado por los recortes al presupuesto del 2019 decretados por el Presidente Andrés Manuel López Obrador en el marco de su austeridad republicana, al parecer ya tuvo solución y los involucrados quedaron satisfechos, por lo que ahora sí no habrá pretexto para que los miles de pacientes de hospitales e institutos no sean atendidos como se merecen.

Bueno, eso al menos es lo que se desprende de las declaraciones que ayer mismo hizo el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, quien aseveró que el problema ya se resolvió en definitiva pues desde el lunes pasado se entregaron 800 millones de pesos a los institutos de investigación del sector salud, lo que abona a los 1,200 millones que previamente se hicieron llegar a los hospitales nacionales y organismos vinculados a la Secretaría de Salud, que encabeza Jorge Alcocer.

En cuestión de horas se transfirieron a ese sector social 2,000 millones de pesos, recursos autorizados por el Congreso de la Unión en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019 y que deliberadamente e estuvieron retenidos por casi cinco meses sin causa justificada por la Secretaría de Hacienda, a cargo de Carlos Urzúa.

Pero el asunto no para ahí, ya que las cuentas no salen o no cuadran ni a Hacienda, ni a los diputados de la Comisión de Presupuesto, pues de acuerdo a las denuncias de los directores de los institutos y hospitales son 2,300 millones de pesos los que estaban retenidos, o sea hay un faltante de 300 millones de pesos.

Esa diferencia, de la que ya no quieren saber más los diputados ni ninguna otra autoridad aunque dicen que le darán solución también, corresponde al ejercicio fiscal 2018 y no al presupuesto 2019.

Se espera que la próxima semana quede subsanada esa diferencia presupuestal, integrando el faltante de los 300 millones de pesos al ejercicio fiscal 2019, por lo que seguramente habrá una ampliación de recursos, al menos eso es lo que dejó entrever el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.

¿Se salvó ya el secretario de Hacienda (Carlos Urzúa) de comparecer ante los diputados? Fue la pregunta obligada de los reporteros al legislador.

“No, nunca ha estado en riesgo… Nadie lo tiene en capilla porque hay una colaboración y hay una decisión total y absoluta, un respaldo del secretario de Hacienda para resolver este problema”.

Austeridad racional

Nuevamente el sector privado volvió a expresar su inconformidad por los recortes presupuestales instrumentados por el Gobierno Federal en áreas como las salud, medio ambiente y ciencia y tecnología, pues afirma que la medida ha provocado hasta el momento que la inversión física en sectores relevantes como la protección ambiental,  el transporte y la protección social registren una caída del 84 %, 78% y 100%, respectivamente, con relación al año pasado.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de la Coparmex, aseguró que las políticas de austeridad del Gobierno Federal deben implementarse en “forma racional”, sin afectar la inversión estratégica y a los programas clave.

Si bien el empresariado nacional ha reconocido al gobierno mexicano por su labor para cumplir con la meta del equilibrio presupuestal, también considera que la estrategia de austeridad sólo ha consistido hasta el momento en ejecutar “recortes indiscriminados” al gasto público, lo que ha afectado las tareas fundamentales del gobierno.

Para Gustavo de Hoyos las medidas de austeridad que han sido implementadas por el gobierno denotan una falta de visión, de prioridades y de sensibilidad social. Y es que desde su punto de vista,  el gobierno ha promovido ahorros en rubros que impactan el bienestar de la población, pero no ha escatimado recursos para proyectos de viabilidad social, económica y ambiental “altamente cuestionables”, como el Tren Maya o la refinería de Dos Bocas.

“Si a esto les sumamos los enormes recursos que se han reorientado hacia programas sociales de corte asistencialista y clientelar, lo que en verdad tenemos es un uso irracional y poco efectivo de los recursos públicos”, lamentó de Hoyos Walther.

“La estrategia del gobierno no debe ser recortar por recortar. Las medidas de austeridad implementadas denotan una falta de visión, de prioridades y de sensibilidad social”, remató.

Sustituir fructosa de EU por azúcar líquida con el mismo precio

Más que interesante y valiosa la propuesta que hizo el presidente de la empresa Sucroliq, Enrique Bojórquez, para tratar de regular el mercado del azúcar que se encuentra en crisis debido a su desplazamiento que genera la importación dumping de fructosa de Estados Unidos a precios dumping.

La idea es que las grandes consumidoras de esa fructosa, léase las compañías refresqueras como la Coca Cola y Pepsi Cola y otras como Bimbo, la sustituyan con azúcar líquida al mismo precio, para que éstas no vean afectados sus márgenes de operación.

Estamos hablando de más de un millón 700 mil toneladas de fructosa que Sucroliq podría sustituir con la producción de azúcar líquida en sus tres plantas y otra que está en construcción en Mexicali.

Sucroliq compraría la caña a los productores mexicanos y se evitaría un conflicto comercial más con Donald Trump si se le aplica aranceles a la importación de la fructosa.

Bojórquez  ya cabildeó con la Confederación Nacional Campesina y la Unión Nacional de  Cañeros, que dirigen Daniel Pérez y Carlos Blackaller, que están de acuerdo con su propuesta, y es posible que, de aceptarla las empresas importadoras de fructosa se suban al plan grupos azucareros como Zucarmex, que lleva Oscar Diarte; Machado, de Ricardo Laviño; Santos, de Alberto Santos; Manuel Enríquez, de Motzorongo; José Menchaca de El Molino, y otros.

Para lograr el consenso se solicitará la intervención del Consejo Coordinador Empresarial que preside Carlos Salazar, y por la parte gubernamental al jefe de Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo y al titular de las SADER, Víctor Villalobos.