Riesgo de bancarrota por falta de liquidez

Dicen muchas cosas para darle más sentido al presente que al futuro. Florestán

Todos los países afectados por la crisis económica y la recesión están implementando estímulos fiscales. México parece ser la excepción mundial y nuestra economía será de las más afectadas porque ya venía muy débil con cero crecimiento, a lo que hay que agregar:

1. El desplome del petróleo, su impacto en las finanzas públicas y el riesgo sistémico de Pemex.

2. La brutal contracción en el PIB de Estados Unidos, que además se ha convertido en el epicentro mundial de la pandemia.

3. La caída en los flujos de turismo, 14 por ciento del PIB.

4. La salida de capitales resultante del incremento en la aversión al riesgo a escala global, exacerbado en el caso de México por la caída en los precios del petróleo, la ausencia de medidas concretas para contrarrestar la crisis, y la actitud desafiante contra la inversión privada y el estado de derecho.

Este escenario se traducirá en pérdida de empleos que implica un mayor porcentaje de la población en el sector informal y de población en pobreza.

Las medidas de apoyo a las empresas no deben ser vistas como condonaciones de impuestos, se pueden implementar medidas de apoyo directo a los trabajadores, sobre todo en los sectores más afectados.

Dar liquidez es clave para que no se convierta en un problema de solvencia, como va suceder en muchas empresas, sobre todo las pequeñas y medianas que tienen acceso muy limitado al crédito y generan 72 por ciento del empleo. También afecta a las personas que trabajan de manera independiente o son microempresarios, y muchas de ellas se van a quedar en bancarrota por falta de liquidez.

Al presidente Andrés Manuel López Obrador le puede pasar lo mismo que a Herbert Hoover en la Gran Depresión del 29, cuando decidió seguir como si nada y por cuidar la disciplina fiscal, no implementó ninguna medida económica después del crack bursátil, y acabó contribuyendo a que la recesión se convirtiera en depresión.

Espero que no sea así, porque entonces estará en riesgo su proyecto de la cuarta transformación, como hoy ya lo está.

Pero esperemos su plan el domingo.

RETALES

1. MUERTE. Gerardo Ruiz Esparza fue ingresado el lunes al ABC de Observatorio con un infarto cerebral. Lo operaron de urgencia, le quitaron tres coágulos, le indujeron el coma por 48 horas en medio de la gravedad, y falleció ayer. A su esposa Rocío y a sus hijos, mi pésame. Así se le va la vida;

2. LUEGO. El INE confirmó la posposición de elecciones en Coahuila, Congreso local, y en Hidalgo, ayuntamientos. Desde ayer su Consejo General opera con cuatro vacantes;

y 3. CIERRE. La calle de Madero es la más transitada de América Latina y los precios por metro cuadrado los más caros del país. Debo reconocer la decisión de Claudia Sheinbaum de cerrarla por la pandemia, al igual que las tiendas, lo mismo que el Bosque de Chapultepec.

Nos vemos mañana, pero en privado