Propone Almeida Abaratar Costosa e Inequitativa Democracia Mexicana

Redacción Argonmexico/Advierte que ya provoca malestar, hartazgo y reclamo social el uso excesivo de recursos públicos para campañas y precampañas.

Por lo pronto, plantea eliminar financiamiento público y reducir tiempos de precampañas con reforma a la ley electoral

La diputada Mónica Almeida López propuso abaratar la costosa e inequitativa democracia mexicana, en principio, mediante la eliminación del financiamiento público y propaganda, así como con reducción de tiempos, para precampañas.

Así, las precampañas sólo serían hacia la militancia de partidos, esta misma militancia costearía la selección de sus candidatos y la promoción para ello sería únicamente interna.

La legisladora perredista reconoció que el sistema político nacional, en particular su sistema electoral, dista mucho del ideal democrático y sus beneficios para la sociedad, por lo que ésta se muestra no sólo desencantada, sino incluso harta y molesta por el derroche de recursos que poca retribución le significa.

Señaló en particular a las precampañas electorales –aquéllas que realizan los partidos para elegir a sus candidatos a puestos de elección popular- y la propaganda en ellas como uno de los factores que enrarecen a la democracia, ya que se realizan no sólo hacia los militantes, sino al público en general.

Esto se realiza a través de medios masivos de comunicación a un alto costo, lo cual se traduce en una promoción masiva, de suerte que quienes resultan candidatos llegan con ventaja frente a los candidatos de otros partidos que no tuvieron la misma oportunidad, lo que resulta inequitativo y desleal.

La iniciativa de la diputada por Jalisco para reformar la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales busca por ello mejorar el sistema electoral con la prohibición expresa de usar recursos públicos para financiar y promocionar a precandidatos en medios masivos de comunicación, en especial, radio y televisión.

Así, los partidos políticos tendrán derecho al uso de tiempos en radio y televisión únicamente para las campañas constitucionales y no para las precampañas.

Además estas precampañas no podrán durar más de 30 días cuando haya elección de Presidente de la República y renovación de todo el Congreso, y 20 días cuando sólo se renueve la Cámara de Diputados.

Esto significa una reducción del 50% el tiempo destinado a esta actividad partidista.

Otro de los puntos importantes es el que señala la prohibición expresa de utilizar propaganda tratándose de precampañas, pues es necesario que militantes, simpatizantes, candidatos y representantes populares busquen y generen mecanismos adecuados para publicitar sus propuestas e ideales, generando de esta manera que no exista la necesidad de financiar esas precampañas internas de los partidos políticos.

La propuesta prevé que, si se incumple esta prohibición, el candidato responsable será sancionado con la cancelación del registro como tal y la pérdida de la candidatura, en caso de que la hubiese obtenido.

La legisladora reiteró que el uso excesivo de recursos destinados a promoción de precandidatos e implementación de la democracia en general causan malestar social, desencanto y poca participación, por lo que el reclamo es que se reduzcan los recursos públicos para gasto de procesos electorales.

En su argumentación, Almeida López puso como ejemplo a otros países latinoamericanos donde hay una democracia efectiva con bajo costo de sus comicios, sus materiales y herramientas de trabajo, lo que redunda en procesos más democráticos.