Política Al Margen

Por Jaime Arizmendi

*Abucheadores Desatienden Órdenes de AMLO

*Edomex, el más Visitado; Del Mazo, el más Abucheado

Argonmexico / No es el canto de las sirenas… Cansado de las rechiflas de parte de quienes siguen, pero no atienden las reiteradas peticiones presidenciales, el gobernador de Durango, el panista José Rosas Aispuro, se lanzó contra quienes lo abuchearon en un evento del presidente Andrés Manuel López Obrador realizado hace unas semanas en Gómez Palacio, y acusó que representaban “intereses oscuros”.

“Muchos de ustedes vienen y gritan acá y cuando tienen que dar la cara no tienen el valor para hacerlo. Yo sí lo tengo, les puedo hablar de frente, porque no le debo nada a nadie porque no me he robado ni un centavo y puedo ver a todo el mundo de frente, y ustedes, muchos de los que aquí están, representan intereses oscuros que no tienen la calidad para dar la cara”, acusó el mandatario mientras al fondo se escuchaban gritos en su contra y algunas porras a su favor.

Al tomar la palabra, el presidente López Obrador dijo –entre risas– que se había “calentado la asamblea” y pidió a los asistentes al evento respetar a las autoridades y dejar atrás esas diferencias. El mandatario reiteró, como en otras ocasiones, que la “confrontación democrática” solo debe darse en el periodo electoral y aseguró que ya no es tiempo de eso, sino de unidad.

“Hay que respetar a las autoridades. No me importa lo que piensen, yo siempre digo lo que pienso… ¿Ya pasó la elección o todavía no? Cuando haya elección, hay partidos, hay confrontación democrática, pasa la elección y debe haber unidad”, indicó el Ejecutivo federal.

Y es que los gobernadores de partidos de oposición que acompañan a López Obrador regularmente son abucheados por los asistentes a los eventos del presidente; incluso, algunos han optado por no acompañar al mandatario federal en sus recorridos por los estados.

Uno de los que más ataques verbales de esta naturaleza ha sufrido es el gobernador mexiquense Alfredo Del Mazo Maza. La semana pasada, el presidente de la República realizó dos giras al estado de México. Y en ambas, la rechifla fue tan dura que el gobernador estuvo a punto de llorar.

La Primera ocurrió en Ecatepec, donde López Obrador fue a efectuar el nuncio de una estrategia de seguridad, ante el alarmante incremento de las actividades delictivas en ese municipio, el más poblado del país.

Dos días después, en otra gira presidencial para la entrega de programas de bienestar, ahora en Nezahualcóyotl, Alfredo del Mazo fue víctima de un irredento abucheo por parte de la concurrencia. Esta vez no sólo él recibió la rechifla, la compartió con el alcalde perredista Juan Hugo de la Rosa, esto a pesar de que el munícipe renunció al sol azteca hace unas semanas.

Sí, fue el 27 de junio, cuando López Obrador visitó Nezahualcóyotl, hasta hace poco reconocido como bastión perredista desde 1990. Ahí, los abucheos al mandatario mexiquense ocurrieron durante los casi 5 minutos de su participación al micrófono.

Las expresiones en su contra no cesaron ni cuando anunció la construcción de un pozo de agua, cuatro plantas potabilizadoras y la sustitución de 220 kilómetros de la red de agua potable del municipio, con una inversión de más de 860 millones de pesos de origen federal y estatal, por lo que mantuvo un semblante seco.

El presidente pidió a los asistentes no enemistarse. “Le tengo respecto y reconocimiento a Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México, eso es lo que pienso, y saben que yo no soy barbero ni lambiscón, lo digo porque lo siento y porque creo necesario que se respete a la autoridad y que haya unidad de todo el pueblo para lograr la transformación de México”.

P=ero como decíamos, la recepción tampoco resultó tersa para el alcalde, por lo que el Presidente López Obrador tuvo que salir al quite en defensa de sus anfitriones al señalar: “Y también mi reconocimiento al presidente municipal de Neza”. Pero nada, los abucheadores se sentían como pez en el agua, nada les importó.

Muchos mexiquenses sostienen que el bajo perfil en que han sumergido sus operadores al gobernador de la entidad más poblada del país, incide de forma irremediable en la decreciente imagen de Don Alfredo. Pero debe quedar claro que una cosa es Juan Domínguez, y otra cosa…

 

[email protected] y [email protected]