Mueren Ocho de cada 10 Mexicanos en Espera de Trasplante de Órgano

Por Daniel Gómez Trejo

Argonmexico / La insuficiencia de órganos, tejidos y células donados para quienes requieren alguno es ya un problema de salud pública en México, ante lo cual la diputada Claudia Reyes Montiel propuso al Poder Ejecutivo y al Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) instrumenten campañas informativas a fin de erradicar prejuicios y desinformación sobre el tema, y así alentar la cultura de la donación.

La legisladora federal del GPPRD consideró de suma importancia el respaldo del Poder Legislativo a este exhorto, ya que en 2015, por ejemplo, ocho de cada diez mexicanos que requerían un trasplante para poder vivir, murieron esperándolo.

Por ello propondrá en la próxima reunión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión que respalden su exhorto.

De acuerdo con el Cenatra, en 2017 sólo había 3.9 donantes por cada millón de personas y en 2018 se hicieron únicamente siete mil 583 trasplantes en el país, mientras 21 mil 893 personas requerían un órgano, tejido o células. Es decir, la demanda superó por tres la oferta.

En el presente año la insuficiencia es similar, pues al segundo trimestre de 2019 las personas en espera de un trasplante sumaban 22 mil 290.

En este contexto, Reyes Montiel insistió en la importancia de la donación y el trasplante, ya que permite a quien tiene un órgano o tejido con algún mal irreversible mejorar su condición y calidad de vida. Incluso, en algunos casos, representa para esa persona la única vía para conservar la vida.

Al respecto una persona después de morir, de donar todos sus órganos y tejidos puede salvar hasta 50 vidas.

Citó la definición del Cenatra para la donación, según la cual es el “acto de dar un órgano, tejido o células de sí mismo a otra persona que lo necesita para mejorar su salud. En el proceso de donación se involucran aspectos médicos, sociales, psicológicos, éticos y legales”.

Destacó que la donación puede hacerse en vida o una vez que la persona haya fallecido. En este último caso no existe límite de edad, siempre y cuando los órganos y tejidos estén sanos.

Una persona puede donar órganos como corazón, riñones, hígado, páncreas y pulmón, y también tejidos como la médula ósea, córneas, piel, hueso, válvulas cardíacas, cartílago, tendones, arterias y venas. Se estima que un donador multi orgánico representa ahorros importantes para el presupuesto de salud.

En 1963 se realizó el primer trasplante en México y, a 56 años de distancia y pese a los esfuerzos del gobierno y diversos actores sociales para concientizar y crear una cultura de la donación, ésta no se ha logrado afianzar.

Así, la poca donación de órganos colocan a nuestro país en los últimos lugares a nivel mundial, mientras otros, como España -en donde por cada millón de habitantes hay alrededor de 50 donantes- y Uruguay -donde hay 20 donadores por cada millón- están en los primeros lugares.

La congresista del PRD insistió en que la falta de donantes en México “genera una situación que podemos definir como un problema de salud pública”, por lo cual es fundamental impulsar la cultura al respecto y la primera forma de hacerlo es informando a la población sobre ella.

“Así todos podremos ir dejando de lado dudas y prejuicios respecto al tema y que impiden avanzar en este sentido. La efectividad de políticas encaminadas a informar sobre este importante tema se ha comprobado en diversas latitudes. Por ejemplo, en Estados Unidos se logró aumentar en 2011 la tasa de donación de 47.5 a 51% y reducir el rechazo de 44 al 33% gracias a estas acciones”, puntualizó.