Morena Exigirá que Exhiban Películas Dobladas a Lenguas Indígenas en Cines

Argonmexico / Martí Batres afirma que esta propuesta ayuda a la inclusión de las minorías hablantes de lenguas indígenas.

El grupo parlamentario de Morena en el Senado impulsa una iniciativa de reforma que obliga a las salas de cine a proyectar una película en versión doblada a la lengua indígena en al menos un horario diario por sala.

Así mismo, garantiza que el material exhibido en salas, cuyo idioma original sea distinto al español, cuente siempre con una opción doblada a éste y otra a lenguas indígenas mexicanas, que se exhiban en salas al mismo tiempo que la versión en su idioma original, respetando el porcentaje de exhibición en salas de cine nacional y posibilitando la libre elección del espectador a disfrutar del cine en el idioma de su preferencia.

Además, la iniciativa suscrita por el senador Martí Batres Guadarrama, busca establecer un piso mínimo para que se reconozcan, garanticen y promuevan los derechos de las y los actores de doblaje, ya que contempla que en estos últimos años el doblaje en nuestro país ha sufrido distintos embates.

Admite que, por un lado, se encuentra la competencia, pues el doblaje en el resto del continente se ha abaratado y con ello ha perdido su calidad, y por otro, criticó que no existe regulación o normatividad alguna, lo cual se traduce entre otras cosas, en la violación de los derechos laborales, aún cuando resalta nuestro país sigue siendo el principal elegido para doblajes y en los últimos años han crecido de forma importante las casas de doblaje.

En este marco, el expresidente del Senado enfatizó que expresar en la constitución las necesidades de este sector de la industria cinematográfica toma relevancia al tomar en cuenta que el doblaje mexicano representa el 65 por ciento de los contenidos generados y que impacta culturalmente a más de 400 millones de espectadores potenciales en América Latina.

Por ello, busca regular la competencia entre las empresas, garantizando precios que permitan el crecimiento de la industria y eviten la competencia desleal, así como prevenir empresas ilegales e irregulares y prácticas monopólicas.

Además, promueve incluir al actor o actriz de doblaje dentro de la definición de artista, intérprete o ejecutante y de los medios de expresión del folklor, respectivamente, que permitirá reconocer, respetar y garantizar sus derechos como artista intérprete, así como los derechos conexos económicos que le corresponden por la explotación lucrativa directa o indirecta de su trabajo interpretativo.

Además, con regulaciones a la Ley de Trabajo, se impulsa la obligación de las empresas por celebrar contratos con los intérpretes a fin de regular las condiciones de producción y explotación de su voz a lo largo del tiempo, así como la capacidad de formar y ser parte de sindicatos.

Igualmente, proyecta estandarizar salarios dignos y justos para todos los involucrados en la realización del doblaje mexicano, y que sean proporcionales a la comercialización de cada producto audiovisual doblado, tomando en cuenta la existencia de diferentes formatos para la exhibición del doblaje, de modo que no se sobre explote el trabajo sin una justa compensación económica, que sea equivalente al uso del doblaje en los distintos formatos de exhibición, incluidos los caseros y por streaming.

También, promueve fortalecer, de la mano del Servicio Nacional de Empleo y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, las funciones de capacitación y certificación en la actividad del doblaje de voz.