Las horas decisivas del Presidente

Solo mirando hacia atrás, ves cosas que no viste en su momento. Florestán

Efectivamente, primero es la vida que la bolsa, eso cuando hay alternativa, pero hoy es la vida y la bolsa, la salud y la economía.

Los datos de la pandemia se dan todos los días con método y rigor, sus riesgos y paliativos, también. Pero para la crisis económica no hay el QuédateEnTuCasa ni la acción colectiva porque es cuestión de políticas públicas nacionales y de los organismos financieros globales. Y me refiero a México:

1. El primer trimestre del año cerró con caída del peso ante el dólar de 26 por ciento, no vista desde 1991.

2. El petróleo cerró en 10.76 dólares, 38.24 por debajo del precio referencial de 49 dólares y el peor desde el 11 de marzo de 1999. El más bajo histórico es de 6.91, el 10 de diciembre de 1996.

3. La producción petrolera de febrero fue de 580 mil barriles diarios, 6.5 menos que la de febrero de 2019.

4. La Bolsa Mexicana de Valores perdió 20.6 por ciento de enero a marzo.

5. El número de vuelos se ha desplomado 24.3 por ciento y el de ocupación hotelera 51.8 por ciento, según la Sectur.

Y, obviamente, en febrero cayó la captación fiscal 6.5 por ciento comparado con el mismo mes de 2019 y seguirá bajando debido al parón de la actividad económica por el coronavirus.

Esta relación implica menos ingresos para el gobierno que, a decir del presidente Andrés Manuel López Obrador, mantendrá sus proyectos de inversión, aeropuerto, refinería y Tren Maya y sus programas sociales, lo que convierte el tema en un asunto aritmético: cómo hacer lo mismo con menos.

El sector empresarial ha insistido en ayudas fiscales y financieras y el gobierno se ha negado por ahora. El mismo Presidente ha dicho que no va a rescatar a ninguna gran empresa.

En fin, vamos a esperar su mensaje trimestral, el domingo, en el que dijo que anunciaría los planes ante la crisis económica que de persistir y ahondarse, pondría en riesgo sus programas, su gobierno, las metas de la 4T y el destino de país. Y si a esto le agregamos la pandemia del covid-19, no cabe duda que el Presidente vive horas decisivas.

Y él lo sabe.

RETALES

1. CIERRE. Claudia Sheinbaum ordenó el cierre de los 338 centros comerciales, del Bosque de Chapultepec, no habló de Los Pinos, y el de Aragón. Permanecen abiertos supermercados y farmacias;

2. FIRME. El Presidente decidió no meterle más calor a la incertidumbre y dejó atrás la discusión sobre la cancelación del horario de verano. Ayer la Secretaría de Energía anunció oficialmente que inicia a las 02:00 del próximo domingo;

y 3. CONTROL. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores envió una circular a los bancos, en la que les recomienda no pagar dividendos a sus accionistas y que cualquier grupo bancario o financiero que pretenda no seguir esta recomendación tiene siete días para explicarlo a dicha comisión. ¡Tómala!

Nos vemos mañana, pero en privado