Intervención de la Diputada Guadalupe Almaguer Pardo en el “Parlamento Abierto, Aborto Legal ya”, Celebrado hoy en la Cámara de Diputados.

Por Daniel Gómez Trejo

Argonmexico / Gracias, somos compañeras de lucha. Bueno, yo le agradezco a mi compañera y amiga Lorena Villavicencio la invitación a esta mesa.

Yo quiero ser muy breve porque sé que ya están un poco agotadas y quiero ser muy concisa.

Primero agradecerles sinceramente que estén aquí; no dejen de estar aquí. Ya les decía yo a las compañeras que vinieron en la oportunidad del presupuesto, a exigir los presupuestos con perspectiva, y les seguimos pidiendo a las mujeres y a las organizaciones que no dejen de estar aquí. Sigan exigiendo y síganos demandando un parlamento abierto.

Yo quiero decirles que aquí en el Congreso, en la Cámara, en la Legislatura de la Paridad tenemos un reto muy importante, que yo lo decía hace un rato en tribuna y lo quiero seguir diciendo, porque además es un compromiso que deberíamos de hacer todas las mujeres de todos los grupos parlamentarios de esta Legislatura, dejar en efecto de lado el asunto de los partidos políticos y priorizar y privilegiar los derechos de las mujeres.

Me parece que eso, en la medida que lo logremos, va a estar en los resultados de una legislatura que tiene además prácticamente la paridad –es la Legislatura de la Paridad, sin duda- y que además está compuesta por un buen número de mujeres feministas que, cuando ya entramos a la Cámara, pues ya éramos feministas. Entonces a mí me parece que ése es un reto importante que tenemos.

Yo les quiero decirte que, en razón un poco a lo que dice la compañera de Sinaloa, yo soy de San Luis Potosí, un estado muy conservador, en el que es muy difícil el transitar estos temas, pero no nos ha limitado el estarlo haciendo, en un trabajo que nosotras tenemos ya algunas dos o tres décadas haciéndolo, y a mí me da mucho gusto también en mi estado ver mujeres jóvenes feministas que han estado ya involucradas.

Cuando nosotras hicimos esta lucha en el desierto, absolutamente solas, en donde los menos que nos decían era “locas”, “asesinas”, ese tipo de cosas.

Hoy el acompañamiento de las nuevas generaciones, créanme, es de vital importancia. Yo no quisiera que ninguna compañera de ninguna edad, pero tampoco en la que yo aborté a los 19 años, lo volviera a repetir.

Ésa es la absoluta soledad y es una experiencia fuerte, sola y sin obviamente ningún tipo de servicios de calidad en la salud y por supuesto resultado de la absoluta clandestinidad y en una sociedad tan conservadora como la mía.

Quiero decirles también que el 6 de septiembre del 2018, como un compromiso personal, presenté una iniciativa de adición al artículo cuarto constitucional – porque yo sí creo, y estoy convencida y estoy segura que ustedes también aquí, que el asunto del aborto es un problemas de salud pública y entonces en razón de eso presenté esa adición en donde la salud sexual y reproductiva incluyera la interrupción del embarazo cuando la mujer interesada así lo solicite o lo necesite, como una obligación institucional del Estado Mexicano.

Pero les he de decir otra cosa -bueno, mis compañeras legisladoras ya me conocen un poco pero hay que decir la verdad verdadera-, que aunque nosotras estamos haciendo un esfuerzo –créanme- por dejar a un lado las cuestiones en  los partidos políticos y lo hemos logrado –por lo menos yo, las que estamos en esta mesa y algunas otras que no están, también hay que decirlo, incluyendo mi presidenta Wendy-, hemos dejado a un lado por privilegiar la agenda de los derechos de las mujeres.

Pero también es cierto –y yo tengo que decirlo, aunque ya lo dije en tribuna, pero se los quiero decir a ustedes-, percibo que hay algunas iniciativas que están así como a un ladito y ésta es una de ellas.

Ésta que yo presenté fue la primera que se presentó en esta Legislatura en este tema y, bueno, ha solicitado la Comisión de Puntos Constitucionales en varias ocasiones la prórroga, todas las que permite la ley, para  seguir, seguir, seguir, seguir discutiendo.

A mí me parece compañeras de la sociedad civil –mis compañeras diputadas ya lo saben- que sí tendríamos que estar, creo que parte de la estrategia nuestra como legisladoras tendría que ser cerrar filas y solicitar una audiencia con las comisiones que tienen en ésta –yo no quiero ni siquiera molestar mi hígado- y pensar que están en la “congeladora”, no quiero pensarlo, me resisto a ello, pero  sí me parece que sería importante que hiciéramos una comisión de diputadas que tenemos iniciativas en esta materia en las distintas comisiones y que nos digan qué está pasando.

Y así la de la misma Lorena, la mía –que es un asunto constitucional, reforma constitucional- y miren, les voy a poner un ejemplo: ayer –bueno, la que dice Porfirio, que es la madre de todas, pero ésa llegó después de la nuestra, compañeras, y el primero en tiempo es el primero en Derecho-, entonces yo les quiero decir porque fíjense nada más la diferencia, bueno, no la diferencia, pero fíjense el trato: apenas hace unos días salió del Senado lo de la Cámara de Diputados, ya regresó al Senado, la Guardia Nacional.

Ya, en dos días, en dos días, todos los 17 estados que se requería; ya está la Guardia Nacional lista y pues así queremos, queremos ver la voluntad reflejada igual que salió la Guardia Nacional. En dos días, 17, 18, 19, se siguen sumando y sumando y sumando en cosa de minutas, compañeras, de verdad  los estados a favor de la Guardia Nacional.

Bueno, yo quiero ver, estoy segura que mis compañeras también, queremos ver que con esa rapidez se dé también, porque mi propuesta de adición al cuarto es una propuesta constitucional, entonces queremos ver también eso.

Yo termino diciéndoles que vamos a seguir haciendo esfuerzos las diputadas, las legisladoras que no se nos ha olvidado el feminismo, que luego hay una suerte –yo también es mi responsabilidad decirlo, mía, mía, mía; de nadie más: mía-, hay una suerte de amnesia.

Se les olvida, se les está olvidando el feminismo a algunas compañeritas. Nos violentan derechos, nos quitan estancias, nos esto, nos lo otro, esa boca no fue suya. Buenos, entonces aquí hay afortunadamente una conciencia de género en un grupo importante de diputadas de esta Legislatura y yo estoy segura que nosotras –quienes ustedes ven ahí y vemos también ahí en la tribuna y en las acciones defendiendo Derechos Humanos- vamos a sacar adelante en esta Legislatura, porque estamos obligadas a ello, todo el paquete –bueno, no me desanimes, dime que “sí”-, este paquete de todos los Derechos Humanos porque, yo le decía ayer a alguien, a la presidenta de Inmujeres por el tema del feminicidio y de otros, el de los refugios, a las mujeres se nos va la vida en ello.